17 de mayo 2024
18 de abril 2024 - 15:14hs

En una acción conjunta entre la Policía de la Ciudad y organismos de salud, se llevó a cabo la clausura de un centro de estética en el barrio de Colegiales, tras descubrirse el uso de productos nocivos para la salud y maquinaria prohibida en el país. El operativo fue liderado por la División Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal, en colaboración con la Dirección Nacional de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Frontera del Ministerio de Salud de la Nación, la Dirección General de Fiscalización y Control, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) y la ANMAT.

El centro de estética, ubicado en la avenida Álvarez Thomas al 1100, fue inspeccionado luego de recibir denuncias sobre su funcionamiento irregular. Al llegar al lugar, las autoridades identificaron a la propietaria y procedieron a revisar el establecimiento.

Durante la inspección, se encontraron productos comercializados que no cumplían con los estándares sanitarios, así como maquinaria que estaba prohibida en el país. Además, se constató que el centro no contaba con la habilitación correspondiente y realizaba tratamientos que requerían la intervención de autoridades médicas registradas, como el de plasma rico en plaquetas (PRP).

Más noticias

Fotos: Policía de la Ciudad

Ante esta situación, se tomó la decisión de clausurarlo y se dispuso el secuestro de cuatro máquinas para tratamientos estéticos, una máquina centrífuga, así como una gran cantidad de insumos médicos, entre ellos agujas, jeringas y tubos de recolección de sangre.

La Fiscalía de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 11, a cargo de la doctora Valeria Massaglia, ordenó el secuestro de la evidencia y notificó a la propietaria del centro como imputada por "ejercicio ilegal de la medicina". Además, se incautaron las historias clínicas de los pacientes, dada la gravedad del riesgo para la salud.

Este caso resalta la importancia de verificar la legalidad y seguridad de los establecimientos de estética antes de someterse a cualquier tratamiento, así como la necesidad de mantener un estricto control sobre la comercialización y uso de productos y equipos médicos en este tipo de establecimientos.

Temas:

Policía de la Ciudad de Buenos Aires

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar