17 de abril 2024 - 12:49hs

Las incipientes reapariciones de Cristina Fernández de Kirchner a través de las redes sociales, los cuestionamientos del método de conducción política por parte de Andrés “el cuervo” Larroque, el fuego amigo del intendente Mario Secco y la munición gruesa disparada en el prime time de los canales de noticias muestran tan sólo una parte de la interna que vive el peronismo durante los primeros meses en su rol de principal espacio opositor.

Los cruces parecen ser el spin off de la disputa entre Axel Kicillof y Máximo Kirchner. La relación entre el hijo político de CFK y su hijo biológico está dañada hace tiempo. La última campaña electoral que compartieron dejó un sinfín de episodios que lo comprueban.

La interna se juega puertas adentro desde hace un año, pero a veces algún dirigente la saca a luz. Fue el caso de Andrés “el cuervo” Larroque que el último fin de semana disparó munición gruesa contra CFK en particular y La Cámpora en general. “Cualquiera que ose murmurar, conspirar o sembrar cuestionamientos extraños sobre contra el gobernador Axel Kicillof en una joda rara está y no está jugando a favor del peronismo”, sentenció el ministro de Desarrollo de la provincia de Buenos Aires y agregó: “¿Qué significa la conducción de Cristina? ¿Qué es la conducción de Cristina? ¿Qué tres ñatos te manden un WhatsApp? Yo no quiero esa conducción de Cristina, quiero la conducción con movimiento popular, cuadros auxiliares de conducción, mesas de discusión, con debate, con programa, con método y movilización”.

Más noticias

En el mismo sentido se expresó el intendente de Ensenada, Mario Secco. “No es bueno que Cristina mande mensajes por Whatsapp a través de otros compañeros que no respetan a algunos, eso te hace calentar. Porque vos sos un luchador que siempre estuviste dando la cara, que tuviste disciplina partidaria, compromiso con tu frente político y que después un cuatro de copas te mande un mensajito... hace calentar a cualquiera”, aseguró Secco y agregó: “El respeto a Cristina lo tenemos todos, el tema es que muchas veces los que rodean a Cristina terminan haciendo pelotudeces”.

Dentro esa lógica el Frente Renovador marca sus diferencias con ambos sectores, los que se encolumnan detrás de Máximo Kirchner y los que respaldan a Axel Kicillof. En ese marco, Malena Galmarini oficia de frontwoman y dispara en los medios. Los diputados bonaerenses que responde al excandidato a presidente Sergio Massa hacen su juego y dejan sentadas sus diferencias con la gestión dentro del marco que delimita la arena legislativa.

En ese marco, y de cara a la discusión que se dará puertas adentro, Mariano Recalde, reelecto presidente del PJ porteño, aseguró que “el kircherismo no tuvo candidato en la última elección presidencias” y dejó en claro que la construcción con el massismo para un sector del peronismo fue tan sólo una necesidad coyuntural.

Los gobernadores también juegan el partido. Buscan unificar criterios y crecer desde el seno del PJ hacia afuera. La gestión amansa las ambiciones. Pasa en la provincia de Buenos Aires y pasa en el interior del país.  

La decisión del Gobernador de la provincia de Buenos Aires es no subirse al ring. Lo dejó claro antes del Congreso del PJ que se realizó hace poco más de 20 días en el microestadio de Ferro, en el barrio de Caballito. “La gente no quiere ver a dirigentes discutiendo la interna partidaria”, fue la sentencia que dejó trascender el entorno del Gobernador cuando carecían los rumores sobre la posibilidad de que la conducción del PJ nacional recayera sobre sus espaldas.   

El tablero se mueve, a veces se deja ver y otras no. Pero la búsqueda de una alquimia que revitalice al peronismo está en marcha. En ese marco, desde el bloque del kirchnerismo en el Congreso aseguran que “Cristina está activa. Escucha y dialoga con referentes de diversos rubros y de muchos sectores”.

 

Temas:

peronismo CFK Axel Kicillof

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos