18 de mayo 2024
7 de enero 2024 - 11:08hs

En noviembre de 2023, los salarios formales en Argentina experimentaron un modesto incremento del 6,3%, según el índice Remuneración Imponible de Trabajadores Estables (RIPTE), quedando rezagados frente a la inflación. Esta cifra no contempla los ingresos de trabajadores informales, quienes carecen de una representación gremial en las negociaciones salariales.

Este aumento resulta notablemente bajo en comparación con la inflación del 12,8% registrada en el mismo mes. En los últimos cuatro meses, marcados por la devaluación del peso y un aumento en la inflación, los salarios formales aumentaron un 37,6%, mientras que la inflación se elevó al 54,8%, generando una pérdida del poder adquisitivo del 11,1%.

Para diciembre, se anticipa una disminución adicional del salario real debido a la devaluación y un aumento en los precios, proyectando una inflación cercana al 25%, mientras se espera que los salarios permanezcan estables. Esta tendencia negativa podría persistir en enero, con una inflación proyectada entre el 20% y el 28%.

En términos anuales, hasta noviembre de 2023, el salario bruto promedio fue de $ 447.079,57, representando un aumento del 130,2% en once meses, en contraste con una inflación del 148,2%.

Desde finales de 2015, el RIPTE evidencia una disminución acumulada del 28% en el poder adquisitivo de los salarios, atribuyendo 20 puntos a la gestión de Mauricio Macri y 8 puntos a la de Alberto Fernández. Es importante señalar que las compensaciones aplicadas desde octubre, como devoluciones fiscales o bonos no remunerativos, no inciden en el cálculo.

Mientras tanto, desde el Ministerio de Trabajo se destaca que, aunque el RIPTE no refleja totalmente la evolución de los salarios en el empleo privado registrado, sí proporciona una indicación de la tendencia.

Temas:

economía

Más noticias

Te puede interesar