29 de mayo 2024
26 de diciembre 2023 - 18:33hs

Tras la revelación del proyecto de Ley Fiscal Impositiva 2024 de la provincia de Buenos Aires, presentado por el gobernador Axel Kicillof a la Legislatura con incrementos de hasta un 300% en el impuesto inmobiliario y un 270% en las patentes, el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, salió en defensa de la medida.

Desde su cuenta en X, López enfatizó la evolución positiva de los Impuestos Inmobiliarios en los últimos cuatro años, destacando el enfoque progresivo de la nueva fiscal impositiva enviada a la Legislatura. Subrayó que, en términos reales, lo que abona un bonaerense seguirá siendo inferior al año 2019.

En sus detalladas explicaciones, el titular de las finanzas bonaerenses reafirmó que el ajuste no implica un aumento real. Al comparar el aumento nominal con la inflación proyectada, aseguró que el impacto en las boletas será menor de lo que podría parecer a los contribuyentes.

Más noticias

"No hemos aumentado impuestos en los últimos cuatro años, y seguimos en esa dirección. Los últimos montos se establecieron en diciembre de 2022, acumulando una inflación proyectada del +210% hasta hoy. Cuando comiencen a pagarse estos impuestos en febrero/marzo de 2024, se estima una inflación acumulada del +300% desde enero de 2023", detalló.

Los impuestos se distribuirán en cinco cuotas bimestrales a partir de marzo, y su valor quedará congelado según lo determinado en diciembre de 2023. Con esto, López argumentó que la inflación irá diluyendo gradualmente el impacto a medida que avancen los vencimientos de las cuotas.

En cuanto al impuesto inmobiliario Rural y Urbano, López destacó la búsqueda de progresividad, donde aquellos con propiedades más importantes o extensiones de terreno más grandes aportarán más. Afirmó que el aumento promedio será del 200%, con la mayoría experimentando aumentos por debajo de la inflación, reservando la línea de inflación para el 8% de las propiedades más grandes y valiosas.

López subrayó que, a pesar de los "aumentos" propuestos, los valores absolutos en el impuesto Urbano serán inferiores a $5,000 para el 31.6% de las partidas, lo que se traduce en cuotas de menos de $1,000. Para el 49.1% de las partidas, el monto anual no superará los $10,000 (cuotas de menos de $2,000). Solo un 15% deberá afrontar un valor anual superior a $50,000.

Además, López fundamentó los ajustes en la realidad económica de la provincia de Buenos Aires, señalando que el 44% de las personas más vulnerables del país residen allí. Enfrentando un sistema de coparticipación federal de impuestos inconstitucional, busca asegurar recursos para satisfacer las necesidades provinciales, incluso considerando un aumento en el endeudamiento hasta los 1,800 millones de dólares.

 

 

 

Temas:

Axel Kicillof

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar