19 de mayo 2024
23 de abril 2024 - 21:09hs

El resultado de la autopsia a Jesús Buffarini, un futbolista de 23 años de Río Cuarto que fue asesinado durante una pelea a la salida de un club nocturno en General Cabrera, se dio a conocer. Un amigo de la víctima y de los tres agresores reveló que todos pertenecían al mismo grupo y compartían “partidos de fútbol, asados y salidas”.

Un conocido de Jesús habló con Cadena 3 y dijo: “Eran todos amigos, era un grupo casi que hasta de la misma edad. Un círculo de amistad, partidos de fútbol, asados y salidas”, refiriéndose al futbolista y sus presuntos agresores, uno de los cuales está detenido.

 

El sospechoso detenido, de 23 años, se entregó el mismo día del asesinato en una comisaría de Juárez Celman, en el sur de la provincia. Fue acusado de homicidio preterintencional (NdeR: delito que comete quien realiza una acción con intención de lesionar a una persona, pero, accidentalmente, lo mata) por el fiscal de instrucción de Río Cuarto, Daniel Miralles.

Este martes, el fiscal Miralles recibió el informe preliminar de la autopsia. Según el portal EldoceTV, Jesús murió a causa de una luxación cervical. El resultado del análisis coincide con la hipótesis del investigador del caso, que sostiene que la muerte se produjo después de que la víctima cayera al suelo debido a uno de los golpes que le propinaron los agresores.

Miralles describió la mecánica de la muerte diciendo: “Hay una relación de causalidad. A raíz de un golpe, él pierde el equilibrio y cae sobre el piso y se produce esa consecuencia”, y por eso investiga el caso como un homicidio preterintencional.

La muerte de Jesús ocurrió en la madrugada del domingo, cuando, después de salir de un club nocturno donde celebraba el cumpleaños de su novia, la víctima se enzarzó en una pelea con sus asesinos.

El padre de la víctima, Mario Buffarini, dijo a la prensa cordobesa: “Discutió con dos o tres, lo patearon hasta matarlo. Llega a los cinco minutos un sobrino y un amigo de él, quienes lo auxilian. Lo auxilian ellos en un vehículo y lo llevan al hospital. Pero, cuando ingresó, ya lo hizo sin signos vitales, ya estaba muerto”. Fueron los médicos quienes avisaron a la Policía.

El hombre afirmó: “Lo patearon hasta matarlo, hasta quebrarle la cervical”. Para tratar de cambiar esta calificación legal de homicidio preterintencional, que va de uno a seis años de prisión; los Buffarini quieren demostrar lo que para muchos parece evidente: que la discusión que empezó en el club nocturno y continuó afuera tiene similitudes con el caso de Fernando Baéz Sosa, el adolescente asesinado por un grupo de rugbiers de Zárate en 2020 en Villa Gesell.

Familiares y amigos de Jesús organizaron una marcha para pedir justicia en General Cabrera este viernes a las 19

Una joven anunció: “Nos vamos a concentrar a las 19 pidiendo justicia por Jesús, que paguen las tres personas que golpearon a mi hermano, que paguen las tres personas que fueron a buscar a mi hermano y lo golpearon. Eso es lo único que queremos, que se haga justicia”.

Julio Buffarini, futbolista de Independiente y primo de Jesús, ya lo había adelantado: “Justicia para Jesús Buffarini. Salió a divertirse y lo mataron unos salvajes, en patota como los cobardes que son. Justicia por los padres, hermanos, familiares y amigos. Perpetua para los asesinos”.

 

Temas:

asesinato

Las más leídas

Más noticias

Te puede interesar