19 de mayo 2024
19 de abril 2024 - 18:10hs

Los vecinos de la localidad balnearia de Mar del Sud, en el partido bonaerense de General Alvarado, se vieron sacudidos este jueves por la detención de dos policías del destacamento local. Los efectivos fueron sorprendidos desvalijando una casa y llevándose el botín en el patrullero.

Entre los objetos secuestrados en los domicilios de los ahora detenidos se encontraban cuatro televisores, un horno eléctrico, un microondas, una computadora, una bicicleta y hasta un cuatriciclo, pertenecientes a los dueños de la vivienda, quienes se encontraban en la Ciudad de Buenos Aires. El suceso se inició la madrugada del pasado domingo, cuando vecinos reportaron que sonaba la alarma de una vivienda en la Calle 11, entre 94 y 96, de la localidad costera. Los agentes acudieron al lugar y constataron que, si bien habían ingresado a la casa y generado desorden, aparentemente no habían sustraído nada. Tras tapiar la puerta trasera, se retiraron.

Sin embargo, más tarde, alrededor de las 14 horas, la cuidadora del domicilio regresó para realizar tareas de limpieza y descubrió que habían vuelto a entrar por la puerta trasera. Esta vez, sí se habían llevado varios electrodomésticos, una bicicleta y un cuatriciclo valuado en diez mil dólares. Los delincuentes no contaban con que las cámaras de seguridad municipales y privadas, así como el dispositivo de seguimiento del patrullero, los delatarían. Diego Gancedo, jefe comunal de la Policía, se hizo cargo personalmente de la investigación y confirmó que fueron los propios agentes quienes perpetraron el robo.

El seguimiento del móvil reveló que, después de la primera denuncia, los policías merodearon el domicilio afectado hasta dirigirse a la casa de uno de ellos en Miramar. Posteriormente, regresaron a Mar del Sud para completar su turno de trabajo.

La fiscal Ana María Caro, de la UFI Descentralizada de Miramar, solicitó las coordenadas de los dispositivos de seguimiento debido a las sospechas generadas por el comportamiento de los agentes. Además, las imágenes de una cámara privada mostraron la camioneta de patrulla circulando con los objetos robados.

La detención de los dos policías


Tras una rápida investigación, se ordenaron allanamientos en las propiedades de los policías y sus detenciones. La Sub DDI de Miramar colaboró en el procedimiento, que culminó con la detención del sargento Facundo Ezequiel Tolosa y del oficial Roberto Oscar Roldán. Ambos fueron desafectados de la policía y trasladados a la Unidad Penal 44 de Batán.

En declaraciones ante la fiscal Caro, Tolosa y Roldán admitieron su responsabilidad en el robo y expresaron arrepentimiento. Enfrentan cargos por robo agravado e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Aunque hubo algunas discrepancias en sus testimonios, coincidieron en los puntos más importantes.

Temas:

Policía argentina

Más noticias

Te puede interesar