24 de mayo 2024
19 de diciembre 2023 - 9:10hs

A tan sólo 24 horas de la primera manifestación en contra del gobierno de Javier Milei y en medio del debate en torno al protocolo antipiquetes anunciado la semana pasada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la provincia de Buenos Aires ha comunicado su decisión de no adherirse a estas medidas debido a la percepción de que "criminalizan las protestas". Asimismo, han expresado sus cuestionamientos a la iniciativa, alegando que esta "sobrepasa ciertos límites".

La semana anterior, el gobierno nacional presentó el plan "antipiquetes" denominado "Protocolo de Orden Público", diseñado para gestionar posibles bloqueos y movilizaciones en las calles de la Ciudad de Buenos Aires. Este protocolo es de aplicación estricta en territorio federal, y cada jurisdicción tiene la facultad de sumarse si lo considera pertinente.

En este contexto, el ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, ha confirmado que la provincia no aplicará ningún protocolo durante la marcha de este miércoles, argumentando que dicho protocolo "criminaliza la protesta".

Más noticias

"Somos conscientes de los contactos entre nuestro ministro de Seguridad y el de la Nación, como corresponde; son contactos institucionales y operativos. No se nos ha solicitado aplicar el protocolo, y no lo haremos porque no estamos de acuerdo con sus disposiciones, que, entre otras cosas, consideramos que criminalizan, en cierto sentido, la protesta", afirmó el ministro de Kicillof.

En declaraciones a radio La Red, uno de los funcionarios más cercanos al gobernador también cuestionó algunos de los puntos del plan de Bullrich: "Es evidente que las protestas deben llevarse a cabo con cierto orden, pero lo que se ha propuesto sobrepasa un límite que hemos mantenido durante todos estos años de democracia. Recién escuchaba sobre cuestiones de reconocimiento facial que deben evaluarse en el marco de la normativa legal. Son aspectos que requerirán un análisis detenido", subrayó.

Bianco explicó que el "cierto orden" implica evitar disturbios, al tiempo que sostuvo que "nadie protesta si no tiene una necesidad; después, obviamente, hay muchas cuestiones para discutir".

"A nadie le conviene una situación de violencia, desorden y caos. Por eso, trabajaremos en la provincia para evitar que se produzcan tales situaciones", añadió.

El ministro bonaerense también rechazó la posibilidad de retirar la asistencia social a aquellos que participen en cortes de calles.

"Consideramos que deben recibir los programas vinculados al trabajo y diversas actividades laborales que se llevan a cabo en la provincia, siempre y cuando cumplan con sus obligaciones. Esta medida nos parece persecutoria. En colaboración con los municipios y las cooperativas, siempre nos esforzamos por garantizar que estos programas reciban lo que les corresponde. Esta es nuestra posición", explicó.

Este miércoles, la atención estará centrada en dos eventos fundamentales en los primeros 10 días de gobierno de Javier Milei. Por un lado, la marcha de protesta contra las medidas anunciadas por el ministro de Economía, Luis "Toto" Caputo; por otro, la implementación del protocolo antipiquetes que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, confirmó que se utilizará el 20 de diciembre.

 

Temas:

Axel Kicillof

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar