17 de mayo 2024
22 de abril 2024 - 16:03hs

A partir del 1° de julio, entrará en vigencia la implementación obligatoria de la receta electrónica y/o digital en todo el país, según lo dispuesto por el Ministerio de Salud en la reglamentación del DNU 70/23. Esta medida, coordinada con las autoridades jurisdiccionales competentes y los organismos pertinentes, tiene como objetivo mejorar la calidad en la prestación de servicios de salud a los ciudadanos, promoviendo la eficiencia y la seguridad en el proceso de prescripción y dispensación de medicamentos.

Las actuales implementaciones de receta electrónica y/o digital continuarán en uso siempre que cumplan con los requisitos establecidos en la normativa vigente y los que puedan ser definidos en el futuro. Además, se espera que las autoridades jurisdiccionales promuevan la adhesión jurisdiccional a través de leyes que contemplen los cambios necesarios en las normativas de ejercicio profesional y sus regímenes sancionatorios.

Este avance tecnológico busca facilitar la identificación de los profesionales de la salud que prescriben medicamentos, integrar y estandarizar las plataformas digitales existentes en el sistema, establecer un diccionario nacional de medicamentos y realizar un seguimiento eficaz del tratamiento de los pacientes. Asimismo, se enmarca en las acciones del Gobierno nacional para aumentar la competitividad del mercado, agilizar la industria y reducir costos en el sector de la salud.

Más noticias

La implementación obligatoria de la receta electrónica representa un paso significativo hacia la modernización y la eficiencia en la atención médica, brindando beneficios tanto para los profesionales de la salud como para los pacientes, quienes podrán acceder a un sistema más seguro y transparente en la gestión de medicamentos.

¿Cuáles son las ventajas?

La implementación de la receta electrónica se basa en cuatro pilares fundamentales:

  1. Identificación de profesionales habilitados para prescribir: Se garantiza el acceso adecuado a la identificación de los profesionales de la salud a través de la Red Federal de Registro de Profesionales de la Salud (REFEPS). Este registro asegura que solo los profesionales debidamente acreditados puedan emitir prescripciones, manteniendo así la integridad y seguridad del proceso de prescripción.
  2. Registro Nacional de Soluciones Informáticas: Se desarrolla un registro nacional que incluye las soluciones informáticas que brindan soporte en la gestión sanitaria. Este registro abarca tanto los softwares que emiten recetas electrónicas como aquellos utilizados por las farmacias para la gestión de la dispensación de medicamentos. Esta medida busca estandarizar y asegurar la calidad y seguridad de las plataformas utilizadas en todo el territorio nacional.
  3. Diccionario Nacional de Medicamentos: Se establece un diccionario nacional de medicamentos para que las soluciones de salud digital puedan utilizarlo como base de referencia. Esto permite que las recetas sean emitidas denominando a los medicamentos por su nombre genérico, facilitando la identificación y dispensación de los mismos. Este diccionario garantiza la uniformidad y precisión en la prescripción de tratamientos a nivel nacional.
  4. Comunicación y acceso a las recetas y órdenes electrónicas: Se propicia un sistema eficiente de comunicación y acceso a las recetas y órdenes electrónicas emitidas. Esto incluye también la declaración de la dispensa de medicamentos, la información sobre el producto entregado y su eventual sustitución en las farmacias. Esta integración asegura un seguimiento eficaz del tratamiento prescrito al paciente, desde la prescripción hasta la dispensación.

Este sistema no solo facilitará el acceso a los medicamentos y tratamientos de manera más eficiente y segura, sino que también promoverá la calidad en todo el proceso de atención médica.

 

Temas:

Salud

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar