25 de mayo 2024
5 de abril 2024 - 20:59hs

La frase "Espero nos perdones" resonaba con pesar en la mente de las autoridades al encontrarla escrita con corazones dibujados en una nota descubierta este miércoles en un jardín de infantes. Tras el largo fin de semana, al regresar al establecimiento, se toparon con el desolador panorama de un robo consumado.

Los perpetradores no solo se llevaron materiales, sino también la sensación de seguridad y confianza que se había cultivado en ese espacio educativo tan querido. La comunidad educativa se encontraba consternada por este acto vandálico que había perturbado la armonía del lugar.

La primera en descubrir la situación fue la persona encargada de abrir el jardín

La primera en descubrir la situación fue la persona encargada de abrir el jardín después de los cuatro días de feriado. Al notar las rejas de las ventanas rotas, su corazón se hundió en preocupación. Rápidamente, contactó a la directora, Verónica Geréz, quien acudió al lugar para enfrentar la triste realidad. El lugar había sido vulnerado, las huellas de los delincuentes estaban por doquier. No solo se habían llevado objetos materiales, sino también la sensación de seguridad que tanto se valoraba en esa comunidad educativa.

Ante la evidencia del robo, se activaron los protocolos pertinentes. La directora Geréz contactó a las autoridades policiales locales para presentar la denuncia correspondiente. La fiscalía de turno ordenó una exhaustiva inspección en el jardín, donde se constató el faltante de diversos elementos esenciales para el funcionamiento diario del establecimiento.

Entre los objetos sustraídos se encontraban dispositivos electrónicos como una notebook y un parlante, así como también elementos básicos de la cocina y alimentos destinados a los niños. El impacto de la pérdida no solo se limitaba a lo material, sino que afectaba directamente a la calidad del servicio educativo que se brindaba a los pequeños.

Este lamentable suceso no solo deja un vacío en el corazón de la comunidad educativa, sino que también despierta una profunda reflexión sobre la importancia de proteger y preservar los espacios dedicados a la educación y el desarrollo de nuestros niños. Es fundamental unir esfuerzos para garantizar que estos actos vandálicos no vuelvan a repetirse y que los niños puedan continuar su aprendizaje en un entorno seguro y protegido.

Temas:

jardín de infante robo

Más noticias

Te puede interesar