Contexto global favorece apertura comercial regional, dice experto

Hay oportunidades para Uruguay y el Mercosur en el escenario internacional
La persistencia del populismo en Europa, la irrupción de Donald Trump como presidente de Estados Unidos o el brexit británico son algunos componentes de una nueva realidad política y económica mundial que debe generar a los países de la región una serie de desafíos, según la mirada del experto Francisco Panizza. Ese escenario puede, a nivel comercial, traer algunas ventajas a Uruguay y al Mercosur, pero para ello el bloque regional debe definir sus estrategias y maximizar su potencial de competencia.

Durante un almuerzo realizado este martes por los 50 años de la Unión de Exportadores (UEU), Panizza –de la London School of Economics and Political Science– marcó dos hechos como ejemplos de un mundo que funciona a contramano: la aprobación del brexit británico y el triunfo presidencial de Trump. Pero además señaló al populismo europeo y también al ejercido por el presidente estadounidense como un síntoma de otros inconvenientes.

"El populismo europeo se ha convertido cuasi en una amenaza existencial para el orden político internacional; es siempre un síntoma de problemas más profundos y en Europa y en Estados Unidos se debe al fracaso de los gobiernos para asegurar dos cuestiones que deben ser cometidos fundamentales, como la seguridad y la cohesión social", afirmó.

A nivel comercial, sostuvo que a la Unión Europea (UE) la pérdida de un mercado como el de Reino Unido –tras el brexit– podría incentivarla a abrirse más al mundo, y en ese sentido un tratado de libre comercio (TLC) con el Mercosur podría ser un buen ejemplo.
Asimismo ese quiebre también le generaría a Gran Bretaña el mismo interés. "Es muy probable que el Reino Unido busque establecer TLC con la mayor cantidad de países y eso abre posibilidades para Uruguay y el Mercosur", expresó.

Igualmente, agregó que en el mediano plazo la postura británica será la de profundizar los lazos comerciales con Estados Unidos, Japón, Nueva Zelanda, Australia o China.

Ese mundo actual descrito por Panizza genera a América Latina una serie de implicancias. Sostuvo que la política de Trump es "un punto negativo para la región", especialmente para México. "Para el resto de los países las oportunidades de avances en las relaciones comerciales con Estados Unidos son por los menos limitados", indicó. Como contrapartida, expuso que "claramente las relaciones con China y otros países asiáticos es donde han de estar las mayores oportunidades". Ante eso, el desafío, especialmente para Uruguay y el Mercosur, es el de "tener claridad estratégica" e identificar "cuáles son los cambios que deben procesar internamente como bloque y como países para maximizar su potencial de competencia en la economía global", dijo.

Añadió que en ese escenario lo mejor será negociar acuerdos en bloque y no aisladamante. Otro desafío mencionado fue que el Mercosur debe trabajar para convertirse en un buen negociador internacional y así poder acceder a esos mercados donde otros países tienen ventajas arancelarias.

Populismo regional

En este punto, Panizza señaló que en América Latina al mirar la historia "el populismo no desaparece, sino que se recicla y cambia de colores políticos". Por tanto, expuso que "sería ingenuo interpretar los cambios políticos recientes como el fin del populismo". Y afirmó: "Los anuncios de la muerte del populismo en América Latina son más una expresión de deseo que de realidades".

Una resistencia latente a la apertura comercial

lEl otro disertante en el evento organizado por la UEU fue el politólogo Adolfo Garcé. El académico dijo que la posibilidad de una mayor apertura comercial es una de las resistencias que se mantienen en el país.

Esa mayor renuencia la ubicó a nivel gubernamental, donde la mayoría de los sectores que integran el Frente Amplio son contrarios a la firma de acuerdos comerciales, algo que no ocurre con la ciudadanía, donde la mayoría está a favor.

En ese sentido, marcó que solamente el 8% del Frente Amplio estuvo a favor de un tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos y 14% con la firma de un convenio con la Unión Europea (UE).
Por eso, Garcé señaló que las divisiones internas del partido de gobierno son las que obstaculizan el avance de una agenda de tratados comerciales.


Reclamos de los exportadores

El presidente de la Unión de Exportadores, Alejandro Bzurovski, sostuvo que el país enfrenta un problema de competitividad y por eso pidió al gobierno que controle la calidad del gasto, baje el peso del Estado y no utilice a las tarifas públicas únicamente con fines recaudatorios. Añadió que el país debe estar preparado para el mundo que se viene, donde predominará la robótica y la inteligencia artificial.

Para eso, dijo Bzurovski, hay que apuntar a una mejora en la educación, algo que no se consiguió en los últimos años a pesar de haber sido la destinataria de una buena parte de los recursos disponibles.


Comentarios

Populares de la sección