El Internet de las Cosas se asienta en empresas uruguayas

La tendencia de las "cosas conectadas" comenzó a ser vista como una oportunidad para las compañías locales
Le quedan varias horas para terminar su jornada laboral cuando lo llaman sus padres avisándole que pronto pasarán a conocer su nuevo apartamento. En ese instante recuerda que es el cumpleaños de su madre, no le compró un regalo y que dejó su casa en lamentables condiciones.

Esta situación que podría generar estrés acompañado de resignación por no poder hacer nada al respecto, en algunos países y para algunas personas ya dejó de ser un problema. La empresa Amazon aprovechó la posibilidad de extender internet a cualquier objeto o dispositivo para desarrollar Amazon Key, un servicio que se lanzó el 8 de noviembre para clientes de su servicio Prime y que deja en manos de la firma el acceso a nada menos que al hogar.

Amazon Key permite el acceso de, por ejemplo, un servicio de limpieza mientras no está en su hogar y sus agentes también podrán dejar en su casa los productos que encargue. La idea surgió a partir de los robos frecuentes de los paquetes que se dejaban en la puerta de los compradores. La solución es una especie de kit compuesto por una cámara de seguridad que permite ver qué hace la persona que entra al domicilio desbloqueando la puerta con una cerradura controlada a distancia.

Esto es Internet de las Cosas (IoT, por su sigla en inglés). El concepto es el de "cosas conectadas", es decir, dispositivos electrónicos que envían y reciben información a través de internet.

Para el gerente de Marketing de Movistar Uruguay, Fernando Leis, hablar de IoT no es hablar solo de "un tema técnico" sino de cómo se logra mejorar la vida de las personas, ciudades, empresas. "Sintetiza hardware y software que termina resolviendo un problema", dijo Leis en conversación con Café & Negocios.

El concepto de IoT es el de "cosas conectadas", es decir, dispositivos electrónicos que envían y reciben información a través de Internet.

El de Amazon es uno de los más recientes ejemplos de su aplicación en un negocio que encontró en las horas en las que no se está en el hogar, una oportunidad. El caso fue mencionado en varias ocasiones durante el evento "IoT Day" organizado por Movistar. "Es brillante como algo que parecía no tener solución parece ser tan simple. La solución estaba en no estar", dijo el gerente de Desarrollo de Negocio IoT en Telefónica Hispanoamérica, Juan Manuel Aguilar. Según Aguilar, en IoT es importante enfocarse en aquello que tenga que ver con una necesidad concreta y real. Se estima que este año hay 9 mil millones de dispositivos conectados.

Aguilar señaló que en Telefónica, el impulso de Internet de las Cosas se está dando mayormente en Latinoamérica.

La compañía tiene ocho unidades en el continente que impulsan su crecimiento y más de mil profesionales enfocados en IoT en todas las categorías: "Sabemos que esto va a crecer y mucho, por eso reforzamos las capacidades".

Se estima que este año hay 9 mil millones de dispositivos conectados.

Internet de las Cosas va más allá de la automatización, según el ingeniero telemático y docente de la UM, Nicolás Sosa, que fue orador del evento Disruptive Tech Day organizado por IEEM y la Universidad de Montevideo. "Lo que agrega es que al tener todo conectado a Internet, no solamente se puede hacer una tarea automática sino que estos objetos pueden tomar acciones en función al estado de las cosas en cada momento y de los demás dispositivos conectados", indicó.

Sosa expuso algunas cifras que estimó la consultora McKinsey acerca del tamaño de la industria de Internet de las Cosas para 2025, que será de entre US$ 4 billones y US$ 11 billones.

Apuntó además que las tecnologías de la información y de la operación antes se pensaban como mundos separados. "En la última década las redes de IT lograron contemplar las necesidades del mundo más operacional y conectar todas las cosas a internet", señaló.

Oportunidades en Uruguay

El área donde esta tecnología ha encontrado más clientes, según Sosa, ha sido Business to Business (B2B). Allí "la industria ha sido la vedette" ya que, según Sosa, hay una clara posibilidad de reducir costos y ser más productivos.

El agro es otro de los segmentos con potencial de aplicación de Internet de las Cosas en Uruguay. El área de Investigación y Desarrollo de Telefónica, junto con la Facultad de Agronomía y el apoyo de la ANII, realiza un plan piloto junto a la empresa Frutisur. Se trata de un sistema de recomendación de riego para obtener un desempeño óptimo. "Lo importante no es si tengo o no agua para las plantas. Donde se hace una buena gestión del agua, en vez de demorar cinco años en dar frutos, demora tres", dijo el Chief Architect en Telefonica I+D Chile, Pablo García.

IBM, Microsoft y Amazon tienen plataformas de IoT especialmente diseñadas para manejar los datos de los dispositivos. Varios fueron los especialistas que coincidieron en señalas que la tecnología "ya está madura" y que avanza a nivel exponencial.
En la industria, según Sosa, hay una clara posibilidad de reducir costos y ser más productivos a través de IoT.

Para el CTO en Genexus, Gastón Milano, es necesario "que la gente de negocios entre al mundo de IoT", para pensar en nuevos modelos. Puso el ejemplo de una empresa que vende lavadoras; gracias a sensores que permiten detectar cuántos lavados se hacen, podría mutar su negocio a entregar la lavadora gratis y cobrar de acuerdo al uso que se le dé. Para Milano, la tecnología está pero "lo que falta es gente con ideas".

"En esa arquitectura tenemos oportunidad los programadores, proveedores de redes. Necesitamos de ese ecosistema", señaló.

Genexus trabaja junto a Microsoft e IBM en el desarrollo de la tecnología y es así, cooperando unos con otros y de forma transparente como los expertos recomiendan que se debe comenzar a trabajar para brindar este tipo de soluciones.

"Internet de las cosas es el futuro de las organizaciones y de nuestra vida cotidiana”. Ingeniero telemático, Nicolás Sosa.

Por su parte, el director de Estrategia Tecnológica en Microsoft Latinoamérica, Héctor Saldaña, dijo que en esa empresa existen ofertas de esta solución que están "prontas para consumir", con la intención de simplificar la complejidad que hay detrás de la tecnología. "De todos los casos que tenemos, lo que más se usa lo empaquetamos y lo dejamos listo para consumir", agregó. Explicó que en el caso de los sensores la aplicación resulta más simple que si lo que se busca es transformar un proceso industrial.

Otro campo con oportunidades en la implementación de IoT es el retail. En Uruguay, Leis contó que cuentan con dispositivos inteligentes en los locales de Movistar que miden cuántas personas ingresan, de qué rango etário y en qué lugares se movieron, lo que luego ayuda a determinar dónde es más atractivo colocar ciertos productos. Esta es una solución que está disponible y que bien podría aplicar cualquier tipo de tienda en Uruguay.

Añadió que las empresas no se acercan pidiendo IoT, sino que lo que buscan es resolver un determinado problema. En moda, recordó el CEO de Memory, Roni Lieberman, ya se están comenzando a usar probadores virtuales. La facturación móvil es otro ejemplo de aplicación de Internet de las Cosas en Uruguay.

Sin egoísmo

Internet de las Cosas es un ecosistema amplio, y por esa razón varios especialistas no dudaron en indicar la importancia de trabajar de manera colaborativa, sin egoísmo y con transparencia para avanzar. "Necesitamos que las empresas trabajen de manera abierta mostrando sus productos para integrar todo en el ecosistema", dijo Sosa. Por su parte, Aguilar de Telefónica subrayó que la posición sólida que lograron en IoT se logra trabajando con partners y, que en este punto, es importante elegir a alguien con experiencia que ayude a implementar este tipo de soluciones.

30 mil millones de dispositivos estarán conectados a Internet en 2020. De estos, 60% lo estarán mediante sistemas de IoT.


Comentarios

Acerca del autor