El Museo Nacional de Artes Visuales expone a una Petrona desconocida

Xilografías es la primera muestra individual de la artista en la institución
En sus más de 100 años de historia, el Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV) nunca le dedicó una muestra individual a la obra de Petrona Viera. Por esa poderosa razón la institución expone ahora 100 xilografías de la artista uruguaya.

No es una rareza en la gestión de Enrique Aguerre, director del MNAV desde 2010, que ha estado marcada por un énfasis en el trabajo de los nombres que marcaron la historia del arte nacional. Lo hizo en 2014 con una exposición de Rafael Barradas con acervo del museo que atrajo a casi 40 mil personas y se convirtió en la más concurrida de su administración. La de Federico Sáez en 2014 y la de Ignacio Iturria en 2015 también estuvieron entre las más visitadas de los últimos años.

En este caso Xilografías recupera una parte de la obra de Viera poco transitada hasta ahora: el grabado.

Mientras se asocia su obra más al color y al planismo –corriente introducida por José Cúneo en Uruguay alrededor de 1914, de la cual la artista fue una exponente importante–, esta exhibición se concentra en las xilografías. En estas impresiones que hacía con plancha de madera, Viera utilizó los motivos y paisajes que siempre la identificaron: las playas, los niños jugando y las mujeres bañistas.

Xilografías, que inauguró el pasado fin de semana, oficia de preludio de una antología de Viera que el MNAV prepara para el año próximo.

Petrona Viera 2

El universo de Petrona, como se la conoce comúnmente en el ámbito institucional e histórico, responde a su peripecia biográfica. Quedó sordomuda a los 2 años por una meningitis, prácticamente no salía de su casa, y eso marcó su dedicación total a la pintura hasta el final de su vida.

Nacida en una familia patricia, hija del presidente Feliciano Viera, y educada en su hogar, su obra muestra situaciones cotidianas en el campo, en las playas y casaquintas. Como la mayor de 11 hermanos, Viera siempre estaba rodeada de gente.

Las xilografías que comparten las temáticas con sus pinturas a color, además de incluir muchas naturalezas muertas realizadas al final de su vida, nunca se habían expuesto hasta ahora. Tienen en general un formato pequeño, algunas de 5x3 centímetros.

"Me da la impresión de que Petrona es de esos artistas en que es interesante el tema y la anécdota pero en realidad es una excusa para trabajar sobre el color, sobre la forma", explicó Aguerre.

El MNAV prepara una muestra antológica de Petrona Viera para el año próximo

Viera fue alumna de maestros como Guillermo Laborde. Su influencia abarcó casi 20 años de su trayectoria artística y es considerada el punto más alto de su época planista. Durante mucho tiempo, el mérito de Viera era trasladado a sus maestros, desconociendo su propio talento y aporte. "Está subestimada y no se la expone", dijo Aguerre sobre Viera.

Esta muestra busca demostrar que Petrona Viera es realmente buena más allá de con quién estudió. "Su manera de percibir la naturaleza, esa cosa metafísica de con mínimos elementos y una economía de pinceladas te hace una costa con unos colores que impresionan", explicó el curador y también director del museo.

Al morir Laborde, Viera comenzó a tomar clases con Guillermo Rodríguez y fue entonces que empezó a experimentar con el grabado.

La concreción de esta muestra ahora también responde a una perspectiva de género. Desde la apertura del museo en 1914, la primera muestra individual de una mujer uruguaya fue en 1995. Correspondió a Amalia Nieto. "Yo pensé: 'Acá algo pasa'. Son indicadores", dijo Aguerre a El Observador.

Existen 1.001 obras de Viera en el acervo del MNAV, pinturas, dibujos y grabados, por una donación que le realizó la familia de la artista a la institución. Ante la imposibilidad de exponerlas todas, su arte está saliendo a la luz en dosis. En la muestra permanente del museo se encuentra el único autorretrato de Viera, realizado al final de su vida. La artista murió de cáncer a los 65 años, en 1960.

La muestra Xilografías de Petrona Viera estará hasta el 6 de mayo en la sala 3 del MNAV (Tomás Giribaldi 2283) de martes a domingos de 13 a 20 horas. La entrada es libre.

Comentarios

Acerca del autor