Estos son los 13 nuevos puntos de fiscalización de la IMM que funcionarán desde este jueves

La Intendencia medirá en estos lugares y de forma electrónica el exceso de velocidad y los cruces con luz roja

La Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) comenzará a utilizar desde este jueves trece equipos nuevos de fiscalización que se suman a los 28 que ya vienen funcionando. Las autoridades del Centro de Gestión de Movilidad (CGM) habían anunciado el 12 de junio que los nuevos equipos de fiscalización se pondrían a prueba por un lapso de 30 días para luego comenzar a controlar.

Los nuevos equipos de control electrónico se ubicarán en Rivera y Arrascaeta, Bulevar Batlle y Ordoñez y Mateo Cabral, bulevar Batlle y Ordoñez e Ibirocahy, camino Carrasco y Lugo, avenida Rondeau y Venezuela, Uruguayana y Flangini, Agraciada y Valentín Gómez, bulevar Artigas y Millán, Alberdi y Cooper, José Pedro Varela y Batlle y Ordoñez, bulevar Batlle y Ordoñez y Ramón Anador, camino Maldonado y Turín y Luis Alberto de Herrera y Cádiz.

Los equipos ubicados en cruces semaforizados medirán el exceso de velocidad y si se cruza con luz roja mientras que los otros puntos solo controlarán si se supera el máximo de velocidad permitido para circular.

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, destacó en esa conferencia el aporte del Centro de Gestión de Movilidad a la seguridad vial, en cuanto que ha contribuido a la reducción de accidentes de tránsito.

En la actualidad hay instalados 272 controladores de semáforos centralizados y 204 cámaras de conteo vehicular. A su vez, hay 89 cámaras de monitoreo en 78 puntos, y 41 puntos de control de velocidad y luz roja a través de fiscalización electrónica.

Al cierre de mayo de 2018, el CGM contabilizó 155 mil infracciones de tránsito. De ese número, 38 mil fueron por cruce de luz roja y 117 mil por exceso de velocidad. Los casos de vehículos especiales (taxis, remises, vechículos de turismo, escolares, de transporte de pasajeros y vehículos oficiales) representan un 8,71%.

Además, el CGM sumó equipos de fiscalización portátiles que se ubican a lo largo de 20 tramos de control para medir la velocidad. Están instalados en vehículos, de modo que rotan de lugar.

Los equipos de fiscalización portátiles circulan por camino Cibils entre Carlos María Ramírez y Ruta 1, César Mayo Gutiérrez desde Abrevadero y Carlos A. López, José Llupes entre Córdoba y avenida Garzón, Uruguayana entre Angel Salvo y bulevar Artigas, avenida San Martín entre Fomento y bulevar Aparicio Saravia, camino Maldonado entre Rafael y Ovidio Fernández Ríos, Dámaso Antonio Larrañaga entre José Pedro Varela y camino Corrales, bulevar José Batlle y Ordóñez entre avenida Italia y Joanicó, José Pedro Varela entre bulevar José Batlle y Ordóñez y camino Corrales, Hipólito Yrigoyen entre camino Carrasco y avenida Italia, avenida Millán entre camino Lecocq y Molinos de Raffo, bulevar José Batlle y Ordóñez entre Sayago y camino Lecocq, Hocquart entre Batoví y bulevar Artigas, rambla entre Ejido y Colón, Joaquín Suárez entre Millán y bulevar Artigas, avenida Américo Ricaldoni entre Alfredo Navarro y Luis Ponce, Carlos María Morales entre Rambla y Gonzalo Ramírez, Castro entre Millán y Carlos María de Pena y Alberdi entre Bolivia y Cooper.

Multas regularizadas

La Intendencia de Montevideo se encuentra trabajando en un sistema de cobro de multas para crear rangos y que quién más se distancia de la velocidad permitida pague más multa que quien se excede por unos pocos kilómetros.

La propuesta sostiene que hasta cierto nivel de exceso de velocidad la multa sea de cinco unidades reajustables, si aumenta se pase a cobrar 8 unidades reajustables y que para las velocidades más altas la multa pase a ser de 12 unidades reajustables. Hoy la multa de exceso de velocidad es de 8 UR ($ 8.580).

"No es lo mismo pasar el límite por cinco, diez kilómetros, que pasarlos a ochenta, noventa y más kilómetros" por hora, dijo el intendente Martínez en la conferencia del mes pasado. El objetivo es "castigar de acuerdo al exceso de velocidad", explicó.

Hace dos años, los intendentes de todo el país habían acordado poner en marcha en conjunto una propuesta para que las multas por velocidad pasaran a tener un monto variable en función de los kilómetros excedidos, independientemente del departamento en el que se conduzca. El objetivo en ese momento era unificar los criterios y los costos de las infracciones en todo el país. El Congreso de Intendentes aprobó unificar las multas de tránsito en general, aunque a raíz de discrepancias, las sanciones por velocidad quedaron por fuera del acuerdo y cada intendencia siguió aplicando los criterios según su normativa.


Comentarios

Populares de la sección