La dirigente sindical uruguaya que armó revuelo en la OIT

Por primera vez, una mujer realizó el discurso del PIT-CNT en la Conferencia Internacional del Trabajo y no escatimó críticas

Desde una fábrica de confección de ropa hasta el edificio de las Naciones Unidas en Ginebra. Así podrían resumirse las últimas décadas de la dirigente del sindicato de la aguja Flor de Liz Feijoo.

Por primera vez, una delegada fue la encargada de realizar el discurso del PIT-CNT en la conferencia internacional que anualmente realiza la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Suiza. Y no pasó desapercibida; arremetió contra el sector empresarial uruguayo y la organización mundial que los nuclea, las posturas de algunas delegaciones oficiales y de empleadores sobre violencia y acoso laboral a trabajadoras y hasta recibió una réplica del gobierno brasileño luego de referirse a la reforma laboral adoptada en ese país.

Luego de disertaciones en días previos del sector empresarial y del gobierno, este miércoles fue el turno del PIT-CNT en la 107ª Conferencia Internacional del Trabajo. Y en el discurso abundaron las críticas.

En un pasaje, Feijoo señaló que en Uruguay una trabajadora puede ejercer su derecho a determinar su salario y todas las condiciones de trabajo, producto de su actuación como representante sindical y "en el marco de un sistemas de relaciones laborales y de negociación colectiva de carácter integral, cuya legitimidad y adecuación a las normas de la OIT defiende el movimiento sindical".


Sin embargo, agregó, que los trabajadores son "interpelados injustamente, así como le acontece al gobierno, por empujes conservadores y reaccionarios en el seno de esta conferencia y en las anteriores desde el 2011, provenientes de empleadores uruguayos y de su organización a nivel mundial (la Organización Internacional de Empleadores)".

La referencia fue sobre una queja elevada por los empresarios locales —con el aval de la OIE— ante la OIT contra la ley de negociación colectiva. El organismo internacional reconoció esa queja y envió observaciones al gobierno que todavía no se han implementado.


Luego, Feijoo se refirió al trabajo de una de las comisiones que funciona durante la conferencia sobre violencia y acoso laboral en el mundo del trabajo. Allí, expresó que le llamaba la atención la reacción "reflejada en las posiciones del sector empleador y de muchas delegaciones de gobiernos aquí representadas que se resisten a la toma de posición en cuanto a la futura adopción de un convenio y una recomendación que reflejen la comprensión cabal de la problemática que se discute en esa comisión".

Las críticas a Brasil y la respuesta

En el final de su discurso, Feijoo rechazó "enfáticamente lo acontecido en la implementación injusta e inconsulta de la reforma laboral en Brasil, por un gobierno ilegítimo, que nadie votó y que cuestiona el contenido de instrumentos que sí reivindicamos, tal la declaración socio laboral del Mercosur".

Y ese último comentario generó ruido. Apenas terminado el discurso, la delegación gubernamental brasileña pidió derecho a réplica, algo poco usual en este tipo de conferencias internacionales.

Allí, el representante oficial que replicó los dichos de la dirigente uruguaya recordó que se había solicitado a los oradores el uso de un lenguaje parlamentario durante la conferencia.

"Los trabajadores de diferentes países, que no saben lo que está sucediendo en Brasil, están emitiendo juicios sobre cuestiones que no les conciernen; deseamos que este tipo de comportamiento y lenguaje no parlamentario pueda detenerse", dijo el expositor.

A su vez, añadió que no había procesos ilegítimos y falta de representatividad en su país.

"En los últimos dos años, Brasil se ha enfrentado a una crisis política y una recesión económica. Hemos implementado importantes reformas económicas y laborales, promulgado legislación clave y promovido cambios positivos", sostuvo. La reforma laboral en Brasil comenzó a implementarse el año pasado y fue impulsada por el presidente Michel Temer, que asumió luego de la destitución de Dilma Rousseff de su cargo tras un juicio político.

"La democracia está viva, la sociedad civil es vibrante, el debate político está en plena vigencia, el estado de derecho está en su lugar y es fuerte y el Poder Judicial sigue siendo completamente independiente", expuso el representante gubernamental.

Después resaltó elementos que el gobierno de su país entiende positivos de la reforma. "La mejora de los convenios colectivos sindicatos y empleadores es un aspecto clave de nuestra legislación modernizada; los derechos laborales consagrados en el artículo 7 de nuestra Constitución, una protección robusta y única para los trabajadores brasileños, se conservan por completo", enumeró.

Israel y Palestina

Feijoo también ahondó en otros temas internacionales. Comenzó su discurso refiriéndose a la memoria anual elaborada para la conferencia por el director general de la OIT, Guy Ryder, documento identificado, dijo, con el combate a la violencia y el acoso hacia las mujeres en el mundo del trabajo.

Añadió que a los trabajadores uruguayos los "interpelaba también, su preocupación por la problemática del trabajo en las zonas ocupadas por el Estado israelí, propiedad del gobierno palestino, que rechazamos por su nula contribución a la paz regional y mundial". Luego afirmó que "no hay trabajo decente en medio de la guerra y la flagelación de un pueblo".





Comentarios

Populares de la sección

Acerca del autor