La fuerte suba del dólar en mayo dejó la inflación en su mayor nivel en más de un año

Los precios aumentaron 0,8% en el quinto mes y 7,2% en los últimos 12 meses, por fuera del rango meta
La inflación se escapó en mayo del rango objetivo perseguido por las autoridades, en línea con lo esperado por los analistas privados, y se ubicó en su mayor registro en más de un año. Los datos divulgados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que los precios al consumo subieron 0,8% en el último mes y eso llevó a la medición interanual de inflación a 7,2%.

Embed
Esa última tasa se encuentra por encima del 6,7% registrado a abril y del 7% que marca el techo del rango meta establecido por las autoridades como objetivo de la política monetaria.

Este incremento está en línea con lo esperado por la mediana de economistas que respondieron en mayo la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador, cuya proyección inflacionaria era de 7,1% en el mes. La suba del dólar fue el principal elemento que explicó la aceleración inflacionaria del último mes.

El tipo de cambio registró una suba del 9% el pasado mes. La moneda estadounidense pasó de $ 28,6 en el promedio de las operaciones interbancarias de abril a $ 30,6 en mayo.

Embed

Pero más allá de la suba puntual en el mes, lo que pesa en el registro de inflación interanual es la variación del dólar en los 12 meses cerrados a cada mes. Y en esa medición, el salto entre abril y mayo fue muy importante.

El dólar pasó de bajar 0,3% en los 12 meses a abril y colaborar con la moderación de las presiones inflacionarias, a subir a una tasa de 8,6% y aportar presiones adicionales en la dinámica de precios sobre las que genera la economía doméstica.

Si se aísla el componente de la canasta de consumo de los uruguayos que está afectado por el tipo de cambio –productos importados o que se exportan y por lo tanto, toman sus precios del mercado internacional–, la suba fue de 1,3% en el mes y de 5,9% interanual. Esa última tasa era de 4,7% al mes de abril, lo que da cuenta de la aceleración.

Es posible además que una parte del efecto de la suba del dólar todavía esté integrada en los precios relevados por el INE. Además, la suba del dólar en Argentina y Brasil ayuda a que el tipo de cambio respecto a esos países se mantenga o incluso baje, lo que ayuda a mitigar la inflación importada.

El clima también jugó en contra

Otro elemento que pesó en el último mes fue la sequía del agro, que sumó para el encarecimiento de los alimentos sin procesar. Ese rubro pasó de subir a una tasa de 8% interanual en abril, a 10,6% en la última medición.

La carne vacuna subió en promedio 2,5% durante el último mes, con algunos cortes que llegaron a encarecerse 6% como el asado de tira y la falda. En tanto, legumbres y hortalizas subieron 1,6% su precio con aumentos de hasta 59%, como es el caso de los zapallitos. Eso se vio compensado por la baja de algunas frutas y verduras de estación. En conjunto, las frutas bajaron 2,1% su precio al público.

Otro elemento negativo de los datos divulgados ayer estuvo vinculado al comportamiento del componente doméstico de la inflación, que es el más difícil de moderar y que mantenía una tendencia favorable en los últimos meses.

Aquellos productos que se elaboran en el mercado local y que no compiten con el exterior, pasaron de aumentar a una tasa interanual de 7,1% en los 12 meses finalizados en abril, a 7,3% en la medición a mayo.

Lea también: Importadores de productos de almacén suben precios hasta 10% por salto del dólar


Comentarios

Populares de la sección