La mujer que puede recibir condena perpetua por matar a su novio

Nahir mató a su pareja de dos disparos y hay pruebas de que hubo maltrato. El caso sacude a Argentina, donde es asesinada una mujer cada 30 horas

"Cinco años juntos, peleando, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel". Ese mensaje, que puede ser leído como una simple declaración de amor, esconde detrás una tormentosa relación que terminó con el asesinato de un hombre de 21 años a manos de su pareja, Nahir Galarza, de 19.

En un país que tiene una de las tasas de femicidios más altas de la región, con un promedio de una mujer asesinada cada 30 horas por violencia de género, la inversión de los roles en este caso llamó la atención de los medios y generó una gran conmoción.

Todo comenzó en la madrugada del 29 de diciembre en una carretera de Gualeguaychú, donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Fernando Pastorizzo con un disparo en el pecho y otro en la espalda. El arma de 9 milímetros usada para el homicidio pertenecía al padre de Nahir, sobre quien cayeron las sospechas en un principio, hasta que la joven confesó ser responsable del crimen.

"Basta, fui yo, fui yo, fui yo, quítenle la responsabilidad a mi padre y a mi familia", dijo durante el interrogatorio, en el que también confesó que después del homicidio regresó a su casa, guardó el arma y se acostó a dormir.

"Todos quieren lincharla a mi hija. Pero ya está, ya se entregó. Va a pagar por lo que hizo", explicó Yamina, la mamá de Nahir, en la puerta del juzgado luego de que se acusara a su hija de homicidio agravado.

Una relación marcada por el maltrato

Los familiares de ambos jóvenes dieron detalles sobre el tipo de relación que mantenían, en la que el maltrato y los golpes eran algo frecuente, según afirman. Además señalaron que en diciembre la relación estaba terminada, según relata el diario El País de España.

La última pelea que la pareja mantuvo fue el 25 de ese mes, según contó Pastorizzo por medio de Whatsapp a un amigo y publicó el diario La Nación. "Me llamó hasta la puerta para hablar y yo como un pelotudo fui. Me agarraron de los pelos, me empezó a dar la cabeza contra la pared y ahí casi me desmayo. Se me empezó a poner todo negro la vista y el pómulo, semejante piña me metieron, tengo hinchado y los brazos y la panza todo como golpeado, así lastimado".

El ataque fue "por no querer estar con ella", aseguró en su relato, pero confiaba en que después de esa pelea la relación terminaría definitivamente. "Valió la pena mi cagada a palos si se deja de joder", escribió.

Esta conversación es una pieza clave del expediente judicial, ya que ninguna cámara de seguridad logró captar la supuesta agresión de Galarza a su novio. Además se recuperaron unos mil mensajes que ambos intercambiaron y que estaba en el celular de la joven.

La familia Galarza también acusó a la expareja de su hija de golpes y maltratos. "Otra vez la encontramos muy golpeada, con la entrepierna en carne viva y con golpes en la espalda. En ese momento nos dijo que se había caído de la escalera, pero después nos enteramos que él le pegaba", contó el padre. "Ella me dijo que estaba sufriendo, que estaba mal. Yo, cuando la vi que estaba lastimada, quería ir a hacer la denuncia. Pero me dijo 'no, mamá, no te metas, porque son mis cosas", agregó su madre al diario Clarín.

La estrategia de la defensa para salvar a Galarza de la cadena perpetua

La mujer puede llegar a cumplir cadena perpetua si se la juzga por homicidio agravado por el vínculo. Es por eso que el objetivo de la defensa es probar que no eran novios sino que mantenían una relación esporádica con idas y vueltas. De esa forma se podría cambiar la carátula a "homicidio simple" para que cumpliera una condena de entre 8 a 25 años de prisión.

"Nahir se hizo cargo de haber disparado y nosotros entendemos que fue en el marco de violencia y hay que ver por qué fue violentada", dijo el abogado defensor Víctor Rebossio.

Por otra parte, el fiscal que tiene a su cargo la investigación, Sergio Rondoni Caffa, relató al canal 9 del Litoral que una amiga de Nahir declaró que ella sabía usar armas. "El papá de esta chica manifestó que le había enseñado, pero a esta fiscalía no le interesa tanto quién le enseñó", explicó el fiscal, informa la agencia EFE.

Esta semana, la Justicia argentina rechazó el pedido de prisión domiciliaria que pidió la defensa de Galarza y la mujer continúa detenida en una cárcel femenina de Gualeguaychú.

Por su parte, el portavoz de la familia de la acusada pidió "un juicio justo, no una condena anticipada en los medios ni un linchamiento social".


Comentarios

Populares de la sección