Las canas pueden ser una alerta de potenciales problemas cardiovasculares

Además, existe un vínculo entre los genes que contribuyen al color del pelo y los que notifican al organismo de una infección
Las canas pueden ser señal de un mayor riesgo cardiovascular, de una posible infección o de estrés crónico, según un estudio presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología.

La decoloración capilar, que se da en algunas personas incluso a temprana edad, puede tener consecuencias más allá de la estética, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de El Cairo (Egipto); este halló una relación directa entre las canas y la salud cardiovascular, a tal punto de que tener pelo canoso se asocia a un mayor riesgo de padecer una enfermedad coronaria. Así al menos lo encontraron en los varones.

Las canas son propias de la edad, por lo que podría deducirse por lógica que el mayor riesgo cardiovascular está justificado por el propio paso de los años y no por la pérdida del color del pelo y cabello.

Sin embargo, la decoloración del pelo no comienza siempre a la misma edad. Por eso, es posible que sean un signo de una edad biológica –no cronológica– más avanzada, por lo menos en lo referente a la salud cardiovascular.

Aterosclerosis

Además, el proceso de decoloración capilar comparte mecanismos con la aterosclerosis, que es la depósito de placas en las arterias que pueden obstruir el flujo sanguíneo y causar un infarto.

Los resultados del estudio comandado por Irini Samuel en la Universidad de El Cairo mostraron que tener el cabello canoso se asocia a un mayor riesgo de padecer la enfermedad de las arterias coronarias. Y ese riesgo es independiente de la edad cronológica y de otros factores de riesgo cardiovascular ya conocidos e identificados como la hipertensión arterial, la diabetes, la dislipidemia, el tabaquismo y los antecedentes familiares.

Como apuntó Samuel en la presentación en el Congreso EuroPrevent 2017: "la aterosclerosis y la decoloración capilar se producen a través de vías biológicas comunes y la incidencia de ambas aumenta con la edad. Y en este contexto, nuestros resultados sugieren que, con independencia de la edad cronológica, el pelo canoso es un indicador de la edad biológica y podría ser un signo de alarma de un mayor riesgo cardiovascular".

Estrés

Las canas también pueden señalar la existencia de una enfermedad grave o estrés crónico. Un estudio publicado por Plos Biology, citado por ABC sugiere un vínculo entre los genes que contribuyen al color del pelo y los genes que notifican a nuestros cuerpos una infección.

"Los genes que controlan el pigmento en el cabello y la piel también funcionan para controlar el sistema inmune innato", dijo William Pavan, perteneciente al Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano (NHGRI) y autor de este estudio.




Comentarios