Ciencia > Ciencia

"Ciencia en el bar", otra forma de acercar el conocimiento científico en tiempos de coronavirus

El 26 de mayo será la primera charla de un ciclo de tres. Es para todo público e ideal para científicos, emprendedores y empresarios

Tiempo de lectura: -'

18 de mayo de 2020 a las 15:17

Distintas instituciones del país organizan un ciclo de charlas gratuitas para todo público, a fines de fomentar los emprendimientos científicos en biotecnología y divulgar el conocimiento de una manera más distendida e informal. El proyecto se llama "Ciencia en el Bar" y se lleva a cabo hace más de un año con científicos, emprendedores y empresarios uruguayos y del mundo.

El primer encuentro del 2020 será virtual por razones sanitarias y tendrá lugar el 26 de mayo a las 18:30 por la plataforma de videoconferencias Zoom. La charla se titula "El rol de la biotecnología en tiempos de pandemia", que tendrá entre sus invitados a Andrés Abin, director técnico de Atgen (primera empresa que brindó el servicio de diagnóstico por PCR en Uruguay) y, a Pilar Moreno del Instituto Pasteur de Montevideo (quien colaboró en el desarrollo de los kit de análisis), entre otros renombrados empresarios, científicos y emprendedores.

"Se trata de un ciclo de tres encuentros que apuntan a ​fomentar el surgimiento de nuevos emprendimientos en biotecnología​, inspirando y conectando a través del intercambio entre emprendedores, empresarios, científicos y ​otros interesados en resolver problemáticas en temáticas ambientales, de salud y agroindustria", expresa un comunicado de la organización.

¿Cómo funciona?

Enrique Topolansky, director del Centro de Innovación y Emprendimientos de la Universidad ORT, explica que es un ciclo de varios encuentros en los que se invitan emprendedores, científicos y empresarios para hablar sobre un tema que está en agenda. 

"En cada tema intentamos que el empresario cuente su problemática y que los científicos digan sus líneas de acción para contribuir a resolver el problema. Como puente están los emprendedores que buscan conectar esas necesidades con el conocimiento y armar un plan de negocios", comenta Topolansky.

Originalmente, el ciclo de charlas se hace en bares. La incubadora le paga al bar seleccionado una consumición por los participantes y, luego, el que quiera seguir consumiendo puede hacerlo por cuenta propia.

Carlos Sanguinetti, director del Departamento de Biotecnología de la Universidad ORT Uruguay, señala que el ciclo se hace en esos lugares para romper con la manera en que se comunican temas científicos. "La idea era contar la ciencia en un lenguaje accesible para todos y en un ambiente distendido". 

Por razones sanitarias, la primera charla de este año se hará por videoconferencia. Para su registro, hay que escribir una dirección de correo electrónico, el nombre y apellido, el número de cédula de identidad, un teléfono de contacto y otros datos del participante. 

Para aquellos participantes que deseen presentar un proyecto biotecnológico, pueden hacerlo por medio de un formulario. Sanguinetti y Topolansky dejan en claro que la incubadora hace una evaluación técnica y de negocios para, luego, ponerlo en marcha con la ayuda de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII).

La importancia de estas charlas

Topolansky explica que existe un "divorcio" entre la investigación y el emprendedurismo ya que, a veces, los profesionales más instruidos científicamente son los que menos emprendimientos hacen. 

"Cuando miras los números objetivos, la mayoría de los proyectos no vienen de los científicos", dice. Por ese motivo, se busca un medio para que "la gente que tiene mucho conocimiento vuelque sus saberes a problemas específicos para generar valor en la sociedad y en las empresas".

Enrique cuenta que esta no es una problemática de una incubadora en particular, sino que trasciende a nivel nacional. Para resolver esta cuestión, distintas organizaciones unieron fuerzas para difundir la importancia de los emprendimientos científicos y las posibilidades que ofrece Uruguay para concretarlos.

"Siempre se habla mucho de la transferencia de conocimientos desde la universidad a las empresas, pero entre una y otra hay dos lenguajes que van a ritmos distintos. Por eso es bueno generar estos ambientes para que esos diálogos empiecen a converger". 

"Ciencia en el bar" es el resultado mancomunado de CIE BIO (una incubadora que aglomera a la Universidad Tecnológica del Uruguay, a la Universidad ORT Uruguay y la Incubadora del Centro Biotecnológico de Investigación e Innovación), la incubadora Ingenio, la incubadora Khem y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). Además, tiene el apoyo de la Latin American and European Cooperation on Innovation and Entrepreneurship y de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE).

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...