BBC

BBC > TRAGEDIA

“Cinco de los míos se quedaron bajo las cenizas”: la incertidumbre de los sobrevivientes del Volcán de Fuego en Guatemala que no saben qué pasó con sus familiares

Para los que sobrevivieron a la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala, la pesadilla apenas comienza. Muchos no saben qué pasó con los miembros de su familia. La mayoría lo perdió todo y ahora no saben cómo podrán rehacer sus vidas.

Tiempo de lectura: -'

05 de junio de 2018 a las 17:51

Guatemala
Reuters
Los funerales de las víctimas de la erupción ya empezaron.

nullNosotros huimos como pudimos, pero ellos se quedaron. Eran cinco, cinco de los míos se quedaron bajo las cenizasnull

Francisco López Pozuelos dice que no quiere pensar que están muertos, que todavía no hay nada seguro y que nada le hará cambiar de opinión.

Pero a medida que pasan los días, las esperanzas se desvanecen.

El pasado domingo, una columna de humo y polvo tóxico se desplomó desde lo alto del Volcán de Fuego hasta el caserío donde vivían, en la comunidad de El Porvenir, en Guatemala.

Guatemala
Getty Images
Muchos personas tuvieron que huir debido a la erupción del Volcá de Fuego en Guatemala y no saben qué ocurrió con sus seres queridos.

nullDe pronto todo se nubló y no se veía nada, nada. Era como una neblina muy grande y olía muy feo. El pelo se nos puso duro y la ropa tambiénnull, cuenta a BBC Mundo.

Fue entonces cuando le dijo a su esposa y a sus hijos que tenían que salir de allí.

nullEllos no querían, porque son cabezones. Lo que pasa es que nosotros estamos acostumbrados a que el volcán no se esté tranquilo, pero yo sabía que esta vez no era igualnull.

Refugio
BBC
Más de un millón de personas se han vistos afectadas por la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala.

Pero pronto vieron que la lava comenzaba a borbotar, que el volcán comenzaba a bramar y a regurgitar piedra hirviente y que un río de lava amenazaba con descender hasta allí.

La huida

Salieron solo con la ropa que tenían puesta hacia una carretera cercana.

Caminaron, corrieron como podían, mientras una nube oscura cubría el pueblo donde vivió y sembró la tierra su familia por generaciones.

nullPero mi hermano, mi sobrino, su esposa y sus dos hijas no pudieron salir. Las niñas tenían 12 y 14. Si no lograron salir, se quedaron enterrados en la cenizanull.

Dice que no tuvieron cómo avisarles. Trataron de llamarlos por teléfono, pero no se lograron comunicar.

Ahora, cuando llaman, un contestador automático responde que el número no está disponible.

nullMe duele pensar que yo estoy vivo, que pude haber hecho algo por ellos, avisarles, pero huimos nosotros y no los ayudénull.

López habla a veces de sus familiares en pasado. Repite una y otras vez que no va a aceptar que están muertos hasta que se lo digan. Pero en ocasiones lo vence la resignación.

nullMe ha tocado llorar en estos días. Yo no quiero creer que están muertos, pero allí está todo destruidonull, comenta.

La nueva vida

Él y su familia fueron evacuados horas más tarde de una carretera cercana al caserío en las faldas del volcán.

Ahora duermen en un albergue improvisado en el poblado de Alotenango, donde todavía las cenizas oscurecen el día.

Soldados
BBC
El ejército fue desplegado en las labores de rescate.

Allí, en medio de una plaza, algunos sobrevivientes han montado un monumento con velas para recordar a los familiares que quedaron atrapados en sus comunidades.

Son unos más entre las decenas de guatemaltecos que perdieron contacto con miembros de su familia desde que el pasado domingo el Volcán de Fuego vomitó lava y muerte sobre algunas de las comunidades más pobres de Guatemala.

Pero para muchos, como López, la supervivencia en las nuevas condiciones es un nuevo desafío.

nullEstamos vivos y eso es lo que importa. Pero yo no sé qué tiempo nos van a poder tener aquí y ahorita ya nosotros no tenemos nada. Yo no sé qué nos vamos hacernull, dice.

¿Y ahora qué?

López afirma que le preocupa qué sucederá en unos días, cuando el revuelo inicial pase. A dónde irán, qué será de ellos.

nullNosotros lo perdimos todo. Cuando vi que aquello estaba llegando, lo dejé todo abandonado a la voluntad de Diosnull.

Hogares.
BBC
La mayoría de los pobladores de la comunidad de El Porvenir, cerca de Volcán del Fuego, debieron dejar sus hogares.

Por ahora, dice que lo único que le importa es saber dónde está su familia, que solo quiere saber si están vivos y si no, al menos poderlos enterrar nullcomo Dios mandanull.

nullAl menos poder llorarlos como se debenull, añade luego.

nullMi esposa se pasa el día preguntando en la listas de evacuados y de víctimas para ver si tenemos noticias de ellos, pero nadanull.

Dice que quiere regresar a su caserío para ver qué pasó, pero no tiene cómo y el paso está cerrado.

Hasta ahora, las autoridades de Guatemala solo han podido identificar 18 de los 69 muertos.

Pero los números son inciertos.

Varias comunidades quedaron totalmente sepultadas y la lluvia, el calor que sigue emanando de la lava o la falta de condiciones climatológicas o de personal dificultan las tareas de rescate.

Nadie sabe a ciencia cierta cuántas personas vivían en estas comunidades en las faldas del volcán.

Por eso, probablemente, el número real de muertos se quedará escondido para siempre bajo la lava.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido

BBC

Comentarios