Estilo de vida > Nueva normalidad

¿Cómo hacer para que los lentes no se empañen al usar tapabocas?

Ahora que es obligatorio su uso para entrar a supermercados, muchos usuarios se encontraron ante este nuevo problema

Tiempo de lectura: -'

27 de abril de 2020 a las 13:34

Quizás resulte superficial decirlo en medio de una pandemia global, pero el uso del tapabocas trajo, además de una aparente sensación de seguridad para su portador, una molestia que en principio parece complicada de resolver: los lentes empañados. Al tener la boca y la nariz cubierta, el aire caliente exhalado sube directamente a los cristales y automáticamente los nubla.

Aunque puede parecer tonto y mundano, es uno de los pequeños grandes problemas que trae aparejada la "nueva normalidad". Desde la semana pasada y a instancias del gobierno, los locales comerciales en los que se aglomeran grandes cantidades de personas deben impedir el ingreso de cualquier cliente sin tapabocas, y para quienes necesitan usar lentes de aumento para ver, entrar sin ellos no es una opción. 

A simple vista parece algo imposible de resolver. Quienes lo han sufrido en estos días han intentado colocarlo de todas las maneras posibles, pero todo parece en vano.

Sin embargo, estos tips que se pueden encontrar en diversos artículos de la web –lo que da cuenta de lo universal del problema– y que en muchos casos son propuestos por cirujanos que viven esta situación desde hace mucho tiempo, puede ayudar a quienes ya no saben cómo acomodarse los cristales para salir al exterior.

Para empezar, el consejo más repetido y al parecer más efectivo es "impermeabilizar" los cristales con jabón. ¿Cómo se hace? Se pasa una barra de jabón seco sobre los lentes, en ambos lados y en cada uno. Una vez que se termina ese proceso, se debe limpiar el jabón con el mismo paño con el que se limpian los lentes regularmente –sí, limpiarlos con la remera no es lo más adecuado–. Según los que saben, el método funciona para todo tipo de anteojos, incluidos los de sol. En este procedimiento no hay agua de por medio.

Sin embargo, otros procedimientos incluyen el agua jabonosa. En este caso se sugiere lavar los lentes con agua y jabón (un poco, que no haga espuma) y dejarlos secar a la intemperie. El agua jabonosa forma una película delgada que impide que se empañen con el aire caliente de la respiración. 

Y si no funcionan las estrategias con jabón, otra de las más recomendadas a la hora de impedir que la respiración "suba" a los lentes es colocarse un pequeño trozo de cinta de papel (la clásica cinta de pintor, por ejemplo) que una al barbijo con la nariz y el rostro debajo de los ojos. Así, el aire saldrá por debajo en lugar de ir hacia arriba y la visión no se verá obstruida por molestas nubes de vapor.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...