Omedia > PARA FNC

"Hay cosas que no van a volver a ser como antes", dice gerente general de FNC

Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC) logró mantener los mil puestos de trabajo directos, sostener la cadena de pagos y colaborar con los más afectados por la pandemia 

Tiempo de lectura: -'

27 de julio de 2020 a las 22:02

Con la llegada del covid-19 a Uruguay en marzo debieron, como la mayoría de las empresas, resetear los planes que tenían para este año y barajar de nuevo. En este nuevo escenario pusieron el foco en tres pilares: la salud y el empleo de sus colaboradores, la continuidad del negocio, y ser parte de la solución colaborando con la comunidad. 

"Básicamente tiramos el plan de marketing que teníamos para 2020 y nos enfocamos en nuestra gente, en mantener los más de mil puestos directos de trabajo, sostener la cadena de pagos, apoyando a comercios minoristas como el almacén de barrio y aportar como empresa nuestro grano de arena en acciones solidarias", explicó el gerente general de FNC, el argentino Benjamín Mountford, quien asumió su cargo en Uruguay unos días antes de la pandemia.  

Fábricas Nacionales de Cerveza emplea a más de 1.000 personas en forma directa, incluyendo al personal de las malterías, 6.500 personas en forma indirecta y cuenta con unos 1.000 proveedores. Es decir, "la cadena de valor que genera desde el campo hasta el envasado de la cerveza en la botella, es enorme", dijo. 

A pesar de que los volúmenes de venta registraron una importante caída desde la segunda quincena de marzo, FNC continúa haciendo un gran esfuerzo por mantener los puestos de trabajo, sin efectuar envíos al seguro de paro. 

Para ello, adoptaron medidas alternativas “como adelantar licencias, y reasignar tareas, en base a las competencias y conocimientos de cada colaborador. Los empleados indirectos también han adaptado su rutina a esta realidad y concurren a reponer los productos de la empresa en horarios especiales, en los que disminuye la concurrencia de público”, sostuvo. 

Asimismo, la compañía debió rápidamente incorporar nuevos protocolos de trabajo y priorizar la integridad física de los trabajadores, evitando un eventual contagio del virus. 

“Dentro de las pautas, establecimos la modalidad de teletrabajo para todas aquellas personas que podían realizar su actividad laboral desde su casa o que se encontraban dentro de la denominada población de riesgo, por tener más de 65 años o por motivos de salud. El 42% de la planilla de trabajadores está llevando a cabo su actividad de esta forma”, explicó el directivo. 

Para todos ellos aplicaron una estrategia de "mucha contención para mantener animados, activos y sobre todo tranquilos a todos los equipos".

Mediante un zoom semanal con toda la empresa les "transmitimos mensajes de ánimo, información sobre la evolución del virus en el mundo y en Uruguay y también pudieron escuchar charlas con psicólogos o ejercitarse con entrenamientos de yoga", agregó. 

Y confesó "hace meses era impensado imaginar un sistema de trabajo remoto. Esta situación de emergencia nos demostró que el compromiso y la agilidad no depende de donde se esté físicamente, sino de la calidad del equipo que tenés y estamos muy contentos con la respuesta que tuvimos", agregó.    

En tanto, en las áreas operativas se dispuso una pausa cada dos horas para realizar un lavado de manos y desinfección con alcohol en gel. Asimismo, se fijaron turnos en el comedor con espacios delimitados para que todos mantengan la distancia física recomendada.  

Apoyar a los pequeños comercios

También, sostuvo, buscaron soluciones "para los que creemos son nuestros socios en el negocio: los comercios minoristas que están muy afectados, otorgándoles la posibilidad de un microcrédito de hasta 10.000 pesos en mercadería, pagadero en setiembre".

Con esta iniciativa "buscamos estar cerca de quienes trabajan con nosotros todo el año. También estamos apoyando a los pequeños comercios entregándoles afiches y folletos con  recomendaciones sobre medidas de prevención para ellos y para sus clientes", expresó.  

Asimismo, explicó, que en este contexto nació AlmacenesUy, una alternativa ideal para que los negocios de barrio sumen nuevos clientes y reciban pedidos a través de Whatsapp.

"Con esta herramienta se busca dar mayor exposición a los almacenes de barrio y agregar valor al comercio, ya que permite que el cliente se contacte rápidamente y pueda realizar su pedido, sin necesidad de concurrir al local", dijo.

Otra de las causas apoyadas por FNC es el proyecto denominado Losdesiempre.uy, creado para ayudar a los emprendimientos gastronómicos que han tenido que cerrar temporalmente por la compleja situación actual. 

Esta red permite comprar un voucher de descuento para el comercio elegido y utilizarlo una vez que el local vuelva a abrir sus puertas. En este caso, FNC está presente donando una vianda de alimento por cada voucher vendido. Dichas viandas son elaboradas en el comedor de la cervecería y entregadas todas las noches por voluntarios del Club Aguada.  

Año difícil e incierto

En términos comerciales, sostuvo que "fue súper duro, la primera quincena de marzo comparada con la segunda significó un giro de 180 grados, con una pérdida enorme de volumen". 

Si bien no hubo en Uruguay una cuarentena obligatoria, "la realidad es que la gente se guardó durante un mes y enfocó su consumo a la canasta de productos básicos, y lo sufrimos bastante. En abril tuvimos el impacto más duro y en mayo empezamos a ver cifras de recuperación, pero el año en sí va a ser difícil, a pesar de que somos optimistas que mes a mes la situación va a mejorar", añadió. 

Con un consumo de 31 litros per cápita en Uruguay, la cerveza está muy asociada a los momentos de encuentro y reunión en restaurantes, bares, eventos y conciertos. "Hay una baja de volumen importante que imagino que a medida que pase el tiempo se irá recuperando, pero sabemos que hay costumbres que no van a volver a ser como antes y en esta nueva normalidad hay cosas que llegaron para quedarse". 

Por eso, cree que "el consumidor debe estar en el centro de nuestra acciones, debemos estar preparados para responder a las necesidades de nuestro público. Hoy vemos que la gente está mucho más dispuesta a hacer una compra online, y prefiere hacerla antes que salir de la casa, por eso estamos reforzando todos nuestros canales de venta en el ecosistema digital". 

La difícil coyuntura no les impidió realizar “ los lanzamientos que teníamos previstos este año como la Pilsen 00 sin alcohol, que está funcionando muy bien”, agregó. 

Cerca de la comunidad

La actividad de la compañía ha estado siempre muy conectada con la comunidad, desde los más de 700 productores de cebada en el campo, los empleados de las cervecerías y malterías, hasta los más de 6.000 empleados indirectos de la cadena de valor. Esto lleva a que el compromiso por contribuir con la sociedad en su conjunto se haya reforzado aún más en momentos tan difíciles como desafiantes. 

El Programa Valor de FNC, que nació con el objetivo de ayudar a reducir la inequidad social en la comunidad, hasta el momento tenía sus focos en educación y empleo, en el contexto actual además está colaborando en alimentación y salud.

"Hoy más que nunca sentimos que es momento de colaborar y ayudarnos entre los uruguayos", señaló y detalló algunas de las colaboraciones que se han concretado recientemente. 

Entre ellas, mencionó la donación de malta sin alcohol para más de 2.000 canastas del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) destinadas especialmente a familias con madres lactantes, la puesta a disposición de la flota de camiones para trasladar alimentos e insumos médicos hacia el interior del país y la entrega de 3.500 canastas, en conjunto con el centro de fabricantes de bebidas y la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB). 

“Gracias al esfuerzo de todos pudimos donar más de 36.000 unidades de malta y refresco entre las canastas de varias instituciones”, dijo. 

Asimismo, la  compañía entregó 4.000 kilos de cocoa al INDA y 13.000 unidades de alcohol en gel al Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), a minoristas y a empleados de toda su red que realizan trabajo presencial

"Estas donaciones son un ejemplo más del compromiso social que FNC mantiene desde su origen hace más de 150 años, a través del cual reafirma su vínculo con la comunidad uruguaya y acompaña a los sectores de la población que más lo necesita", afirmó.

Mountford explicó que pudieron destilar 12 mil litros de cerveza, y elaborar cinco mil unidades de medio litro de alcohol al 70% para prevenir el contagio del coronavirus y colaborar con el Sinae, que será el encargado de distribuirlo entre quienes más lo necesitan", explicó. 

La realidad es que “nació en todo el equipo un espíritu con iniciativas solidarias, para dar una mano, fue interesante ver como dentro de nuestro negocio podemos usar nuestros recursos para ayudar a los demás, incluso mediante una campaña de concientización con la campaña de Pilsen con el maestro Tabárez, alentando a quedarse en casa durante las primeras semanas”, agregó

Del campo a la botella 

Mountford, recalcó que la “cebada es el tercer grano a nivel nacional en exportaciones después de la soja y el arroz, y para la siembra y cosecha trabajamos codo a codo con más de 700 productores agropecuarios locales de todo el país que son una pata fundamental en el proceso del producto final".

Un dato no menor, es que solo utilizan el 5% de la malta de cebada, porque el 95% se exporta al mundo". La cebada, que se siembra en mayo/junio,  se cosecha en noviembre/diciembre. Del campo se transporta a las malterías de donde sale la famosa malta, un ingrediente fundamental en toda cerveza. 

"A veces se tiende a asociar a la botella de cerveza como un producto más de consumo masivo, pero detrás están las economías locales y un proceso que da trabajo a mucha gente", explicó.  

Luego la malta se dirige a las cervecerías, donde se produce la molienda y maceración, se le agrega agua y se genera el mosto cervecero. Luego viene la etapa de la filtración y cocción o hervor. 

"Aquí es cuando se produce la magia cuando el lúpulo le aporta el amargor y el aroma. El color de la cerveza, en cambio, depende del malteado y de cuánto tuestes la malta", dijo. 

Durante la fermentación la levadura transforma los azúcares en gas y alcohol. "Las dos levaduras más comunes son la Lager y la Ale, la primera es más clásica y la segunda más fuerte, más al estilo europeo", explicó. 

Una vez que fermenta, entra en la etapa de maduración en la que "básicamente va bajando la temperatura de los líquidos, se estabilizan y están prontos para el envasado en lata, botella o barril", concluyó.

REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...