Nacional > 23E DURAZNO

¿Qué opinaron los analistas? Desde un "antes y después" hasta un "menos de lo que se pensaba"

Ignacio Munyo, Nelson Fernández, Eduardo Blasina y Pablo Mieres dan su punto de vista sobre alcances y consecuencias

Tiempo de lectura: -'

24 de enero de 2018 a las 05:00

Luego de la concentración de productores agropecuarios en Durazno, el economista Ignacio Munyo destacó las propuestas y el periodista Nelson Fernández dijo que la postura de los ruralistas se debilitó.

"Difícil que el gobierno tome los reclamos de los ajustes"

El economista Ignacio Munyo viajó a Durazno para escuchar de primera mano las preocupaciones de los ruralistas.

"Muchas de las propuestas me sorprendieron positivamente porque no escuché lo del dólar a 36 pesos del que se hablaba y no escuché lo del recorte de las políticas sociales".

"Escuché que hay que hacer un recorte de gastos y estoy convencido de que esa es la madre del borrego. No es posible recuperar la competitividad si no se empieza reduciendo el actual volumen del gasto público. Y hay margen para hacerlo sin afectar las políticas sociales", afirmó.

Para el economista "es difícil que el gobierno tome los reclamos de los ajustes", aunque reconoció que el Poder Ejecutivo intentó frenar el gasto público que venía en ascenso desde la administración del expresidente José Mujica.

"El gobierno intentó frenar el gasto público pero no alcanzó. Mantuvimos y siguió creciendo la cantidad de funcionarios"

Munyo opinó que los recortes de gastos no alcanzaron y el Estado ahora tiene que dar una señal de austeridad.

"Lo que se vio fue bastante menor a lo que se pensaba"

Luego de escuchar los discursos y ver el desarrollo de la movilización en Durazno, el periodista y columnista de El Observador, Nelson Fernández, opinó que el movimiento “desaprovechó” su aparición ante el gran público.


. “Hoy íbamos a ver cuál era la magnitud de esta manifestación”. “En cuanto a la fuerza, lo que se vio fue bastante menor a lo se pensaba, lo que debilita la postura de los productores”.
A tal punto ocurrió eso, según Fernández, que “el gobierno sintió alivio hoy cuando vio que no era lo que temía”.

“En cuanto al contenido, hubo ingenuidad desde el punto de vista político, inexperiencia, discursos muy largos, repetitivos y no quedaba claro el mensaje”.

“La presentación fue desaprovechada y el día que tenían que poner toda la carne en el asador era hoy”. “El movimiento hoy perdió peso”, dijo a El Observador.

También advirtió que “el contenido del discurso tuvo un componente antipolítico que conspira contra este movimiento”. “En Uruguay, como en otros países de América Latina, está creciendo un sentimiento antipolítica y eso es malo para la democracia”, remarcó .

Respecto a lo que puede ocurrir de aquí en más con los reclamos planteados, Nelson Fernández consideró que el gobierno puede dar algunas señales pero no una respuesta inmediata a los planteos.

“Al gobierno no le afectaría nada incluir a dos representantes de este movimiento” en la mesa de negociación, opinó el columnista de El Observador.

Las 10 mochilas del sector


El analista agropecuario Eduardo Blasina presentó su intervención ante los productores, que se centró en lo que llamó “las 10 mochilas” del sector.


Dijo que la salida de Tabaré Aguerre del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca “no es una buena noticia”. Con él se empezó “un camino de Uruguay agrointeligente que agrega valor y esperemos que no quede trunco”, afirmó.

Blasina consideró que el movimiento de los productores “maduró muchísimo” luego de haber arrancado con un cúmulo de ideas “algunas muy radicales y estratégicamente muy equivocadas” hasta llegar a formular una propuesta seria.

. “El Estado debería responder con una fuerte autocrítica”, dijo.

Para el analista “el futuro más deseable es el de un diálogo” con el gobierno, y para eso invitó a formar mesas de trabajo que analicen la problemática del campo sector por sector. Blasina dijo que a esas mesas “hay que sumarle una silla a esta organización que ya demostró que es sumamente numerosa”.

Para el analista el mensaje de recortes de gastos que dieron los productores no fue solo para el gobierno nacional sino también para las 19 intendencias. “La percepción que hay es que mientras un tambero se desloma y se aprieta el cinturón, del otro lado se percibe un sector político que abarca a todos los partidos, que está muy cómodo”.

Un antes y un después

Para el senador Pablo Mieres (Partido Independiente), la manifestación del martes de los productores en Durazno fue “una convocatoria justa y fundada en una situación real”.

“Hay un antes y un después. El gobierno ahora tiene la palabra y va a tener que plantear medidas de respuesta”, comentó a El Observador
Mieres coincidió con los productores en que el país tiene un problema con el gasto público “que hay que corregir". “Uno de los problemas que tiene el país es el exceso de gasto público”, y en tal sentido apoyó cerrar por un tiempo el ingreso de funcionarios a la administración estatal “Eso está en la tapa del libro”, afirmó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...