BBC

BBC

¿Quién se mostró dominante? ¿Quién estaba más emocionado? Lo que dice el lenguaje corporal entre Trump y Kim Jong-un durante su encuentro de Singapur

Ambos líderes intercambiaron palabras amables y esperanzadoras pero sus gestos y las imágenes de cómo discurrieron los saludos y el encuentro entre los dos mandatarios nos aporta una información que va más allá de las palabras.

Tiempo de lectura: -'

12 de junio de 2018 a las 09:52

El líder norcoreano Kim Jong-un y Kim Jong-un.
Reuters
¿Qué nos dicen los gestos de Trump y Kim sobre lo que pasó en la histórica cumbre de Singapur?

Finalmente ocurrió. Las cámaras inmortalizaron el encuentro y el apretón de manos entre el presidente de Estados Unidos Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un.

Las palabras de ambos mandatarios sobre una cumbre histórica fueron amables y conciliadoras pero, ¿qué nos dice realmente su lenguaje corporal?

En BBC Mundo hemos recopilado lo que dicen los expertos.

Entrada en escena

Kim Jong-un por la izquierda y Donald Trump por la derecha. Así es como ambos mandatarios pisaron la alfombra roja en la que por primera vez un presidente de Estados Unidos en el cargo y un líder norcoreano se ponían frente a frente en público.

Kim Jong-un y Donald Trump.
AFP
El presidente Donald Trump se adelanta a estirar la mano para saludar al líder norcoreano Kim Jong-un.

Incluso antes de que ambos mandatarios estuvieran cerca el uno del otro, se puede ver a Trump adelantándose a estirar el brazo, proyectando su imagen habitual de dominio de la escena.

Pero Kim enseguida se apuró a ofrecer su brazo también.

Un apretón de manos firme

"Encantado de conocerle, señor presidente", fueron las palabras que pronunció Kim cuando tuvo enfrente a Donald Trump.

El apretón de manos que se dieron ambos líderes fue firme pero relativamente más corto a los que está acostumbrado a dar Trump. Apenas duró 12 segundos.

Kim Jong-un y Donald Trump.
AFP
El saludo duró 12 segundos. Primero se miraron a los ojos y después se voltearon hacia las cámaras.

También por parte de Kim el saludo fue mucho menos dramático que aquel que tuvo lugar con el presidente surcoreano Moon Jae-in hace un mes, donde tomó la mano de Moon y lo llevó al lado norcoreano de la frontera.

"No fue un apretón de manos directo", dijo a la agencia Reuters Allan Pease, un experto en lenguaje corporal australiano y autor de varios libros sobre el tema.

"El saludo fue un tira y afloja. Ninguno de los dos dejaba que el otro tuviera un movimiento dominante", aseguró Pease.

Guiando el camino

Tras darse la mano, Trump sacó a Kim de la alfombra roja. En muchas fotos se lo ve guiando o moviendo físicamente al líder norcoreano, proyectando una imagen de que es él quién está a cargo de la situación.

Donald Trump y Kim Jong-un en Singapur.
Reuters
Trump guía ligeramente a Kim para salir de la alfombra roja y dirigirse a la siguiente estancia.

"Colocando su mano en la espalda de Kim, Donald Trump muestra un poco de dominio", dijo a la BBC Manoj Vasudevan, un experto en lenguaje corporal. "Puede verse que Trump domina bastante la escena".

También en el camino hacia su reunión privada en una biblioteca se puede ver a ambos líderes andando y con Trump queriendo aliviar la tensión en el aire hablando con Kim pero dejándolo caminar un poco más adelante.

El presidente de Estados Unidos lideró la conversación y dio palmaditas en la espalda a Kim, además de usar varias veces sus manos para guiarlo.

Kim Jong-un y Donald Trump de camino hacia la biblioteca donde mantuvieron un encuentro privado.
Getty Images
Ambos líderes caminan aparentemente en actitud distendida pero Trump deja que Kim vaya adelantado.

Kim le devolvió las palmadas en la espalda a Trump en un intento de reafirmarse, pero sus ojos se dirigían frecuentemente al suelo mientras el presidente de Estados Unidos conversaba.

Miradas perdidas

Antes de su paseo hacia la biblioteca donde estuvieron a solas aproximadamente 40 minutos, ambos líderes se sentaron en una pequeña sala frente a las cámaras.

El momento fue un poco incómodo. A Kim se le vio mirando mucho al suelo y a Trump inquieto, jugando con las manos.

Donald Trump y Kim Jong-un minutos antes de su reunión en Singapur.
AFP
Kim mantuvo en muchas ocasiones la mirada perdida durante esta comparecencia mientras Trump jugaba con sus dedos.

"Puedes ver a Kim Jong-un cambiando su posición unas cuantas veces y Trump tocando sus dedos, (en señal de estar) incómodo. No hay una imagen de relación estrecha", comentó Vasudevan.

"Kim parecía como un niño en un parque de atracciones. No estaba intimidado pero sí emocionado y un poco nervioso", valoró Pease.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...