Agro > ENTREVISTA / PABLO ZERBINO VANRELL

“Tradicionalmente la Expo Prado ha sido el evento más importante del país y lo seguirá siendo”

El presidente de la ARU destacó la responsabilidad que implica poner en escena una exposición "que invite a la aproximación"

Tiempo de lectura: -'

01 de septiembre de 2018 a las 05:04

Se viene su última Expo Prado como presidente de la ARU, ¿ha realizado alguna evaluación?
Presidir la ARU es una gran responsabilidad que a medida que va pasando el tiempo uno la va aquilatando mejor, dándose cuenta de todo lo que implica. Hay muchas obligaciones, con gran exposición pública y la mejor forma de darse cuenta es viviendo el día a día ayudando a resolver los desafíos que surgen. Lo más importante es comprender la verdadera función de la ARU en el concierto general de la agropecuaria, con todo lo que implica y abarca, con tantos sectores que involucra, procurando llegar a donde debemos con planteamientos, propuestas y reclamos cuando corresponde. A veces hay visiones distintas de lo que se está pensando con el Poder Ejecutivo, sobre el Estado y la real capacidad del país de asumir las obligaciones para el desarrollo que queremos. Ese es el gran tema que tenemos y hay que estar actualizado, al tanto de todas las obligaciones en todos los sectores productivos, con las distintas normativas que se van dictando, con complicaciones que no siempre son para todos. Dentro de eso quiero destacar la unidad que hemos formado con las restantes cinco gremiales más representativas del sector, eso nos potencia al momento de llegar con planteamientos a quienes tienen la obligación de legislar y a quienes deben marcar los rumbos de las políticas económicas y creo que eso es algo que debemos preservar, porque no es una institución la que está hablando, no estamos representando exclusivamente a un sector del agro, estamos involucrando a prácticamente toda la actividad productiva y eso vale la pena destacarlo.  


También, este año, se trabajó junto con Un Solo Uruguay.
Un Solo Uruguay surge como movimiento a raíz de las dificultades que el país ha estado abordando en los últimos cinco años, adversidades que nosotros hemos venido manejando también desde que empezaron a acuciar al sector productivo. El movimiento no es más que una manifestación viva y muy fuerte de lo que está ocurriendo a nivel de todo el sector productivo, con la agropecuaria incluida, un movimiento que no hace más que resumir las dificultades que todos sabemos que tenemos y con una gran capacidad de convocatoria que nos potencia a las gremiales, que si bien tenemos nuestro marco de institucionalidad, dado por tantos años de actividad, valoramos que este movimiento tenga la fuerza de la espontaneidad y la capacidad importante de llegarle con lo que implican esas dificultades a todo el país y además con propuestas.


Se viene la reunión en el Prado, ¿cómo valora a la Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur (FARM)?
Es sin dudas una herramienta muy útil, que hay que manejarla bien. Sobre todo tenemos que ser concientes de lo que representamos para poder interactuar de la manera más correcta con los gobiernos del Mercosur, con quienes tienen las responsabilidades de desarrollar a la región. La FARM ha estado en contacto muy directo con el Consejo Agropecuario del Sur, con los ministros de agricultura y de ganadería de la región, llevando planteos. Hay muchos de esos ministros que han estado en la FARM, que han presidido las instituciones integrantes de la FARM, que hoy tienen cargos en cada Estado y que más que comprenden las realidades de los sectores y las dificultades que tenemos para tener un comercio más amplio, más abierto, más libre y más sincero, que fue el verdadero sentido con el cual se creó el Mercosur. Es claro que hay diferencias entre los países, en cuanto a tamaño, población y capacidades y necesidades en las distintas actividades económicas. Uruguay, por ejemplo, con su reducido consumo interno, tiene la necesidad imperiosa de exportar, de abrirse al mundo, cosa que no es tanto para Brasil e incluso para Argentina. A pesar de eso lo más importante es la comprensión, poder en definitiva de tirar todos juntos. Aún así surgen inconvenientes, permanentemente, pero es mejor estar únidos que no tener una organización con la cual defenderse.


¿En qué medida contribuye la Expo Prado a la hora de generar conciencia agropecuaria, algo que nos consta los desvela?
Tradicionalmente la Expo Prado ha sido el evento más importante del país y lo seguirá siendo. Durante dos semanas atrapa la atención de toda la población. Tenemos la gran responsabilidad de poner en escena una exposición atractiva para todos, que invite a la aproximación, que ayude a generar esa conciencia agropecuaria que todos queremos desde hace tantos y tantos años, que la necesitamos ahora más que nunca y que no la hemos conseguido aún. En el Prado con mucho orgullo mostramos los avances constantes, pese a las dificultades, de la producción nacional, la mejora de la ganadería que es un sector que hace a la riqueza nacional. Es un espacio formidable para generar también una conciencia exportadora que no solo implica al agro, sino a todas las actividades. Uruguay necesita imperiosamente exportar, somos una economía pequeña y la inserción internacional, abrirse al mundo, es fundamental.  


Elecciones mediante, en muy pocas semanas lo sucederá en el cargo Gabriel Capurro.
Quienes estamos en esas funciones, conforme vamos conociendo todo lo que implica la ARU, terminamos comprendiendo que todo lo que se procura, todo lo que se busca para el bien de todos, no se puede lograr en solo dos años, que es lo que dura una directiva. Esto es una cadena, hay una continuidad, como la hubo cuando yo llegué y la persona que toma la posta debe tener las capacidades de poder seguir con todo adelante. Tengo una enorme satisfacción porque Gabriel Capurro tiene una experiencia muy importante a nivel gremial, a través de su trayectoria en el Secretariado Uruguayo de la Lana, pero también es un experiente criador de especies ovinas y bovinas, un productor de primera línea, creo que no podía quedar en mejores manos el futuro de la ARU. Seguramente va a potenciar a la institución y a motivar a los nuevos dirigentes que están haciendo su carrera en la ARU. Yo veo en ese sentido un futuro muy promisorio.


En estos dos años seguro fueron clave su familia, al igual que los otros directivos y funcionarios de la ARU y los trabajadores en el establecimiento.
Sin dudas. Todos en la junta directiva de la ARU, cada uno de los funcionarios, en cada sector de trabajo, han tenido la camiseta muy bien puesta. Todos tienen muy claro cuál es el cometido de la institución.  Disfruté un trabajo de equipo permanente en apoyo a quienes de pronto debimos estar más expuestos, siempre a la orden todos para dar una mano, siempre estuvo clara la sensación de apoyo y camaradería. Siento que hay un equipo, una familia con lo que implica esa palabra. En la cabaña, ya con 70 años de trayectoria, destaco un apoyo permanente de todos, en todo sentido. Y ni que hablar del apoyo de mi familia, con mi señora Cecilia, mis hijos y los nietos, un respaldo tremendo ante algo tan demandante como es presidir la ARU, sobre todo para quienes no estamos tan acostumbrados a tanta exposición y que de pronto experimentamos muchos cambios en las rutinas que hacen que el apoyo sea muy valorado y muy importante para uno cumplir.

Lea también: "Tenemos un gobierno que no entiende o no quiere entender la realidad".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...