Fútbol > AUF

Tabárez, el modelo que Scotti y Bordaberry quieren cuidar

Ambos coinciden en el concepto sobre el proceso de selecciones: “Hasta que no haya elecciones esta comisión va a tener que tomar decisiones”, adelantó el exfutbolista

Tiempo de lectura: -'

29 de agosto de 2018 a las 21:40

El viernes de la semana próxima la selección uruguaya jugará su primer amistoso post Rusia 2018 ante México en Houston. En forma interina dirigirá Fabián Coito (ver página 8). ¿Qué pasará después con la celeste luego de que este miércoles quedara oficializado el comité de regularización de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) decretado por la FIFA?

El presidente del nuevo ente que ya tomó las riendas de la Asociación, Pedro Bordaberry, y uno de sus integrantes, el exfutbolista Andrés Scotti lo tienen claro.

Entienden que el proceso de selecciones instaurado por Óscar Tabárez en 2006 es un modelo exitoso y deslizaron la posibilidad de empezar a trabajar en la renovación de un vínculo que caducó tras el Mundial de Rusia 2018.

“Scotti lo planteó porque ahora hay un partido con México, pero después (en octubre) hay otros dos con Japón y Corea del Sur y en 2019 ya se viene la Copa América y luego las Eliminatorias. Cuanto antes hay que tener la casa en orden; es una cuestión de responsabilidad, pero todavía no lo encaramos”, dijo a Último al Arco que se emite por Sport 890 Bordaberry.

“El proyecto de selecciones es de primer mundo, es un proyecto serio, de perspectiva, ayer (por el martes) cuando hablamos con los que trabajan en la AUF les dije de tomar como ejemplo ese proyecto, como forma de trabajar en todas las áreas, en marketing, en administración, en redes y comunicación. Planificar a largo plazo, porque luego es más fácil, cuando marcás una ruta siempre habrá que hacer ajustes, pero ya sabés a dónde vas. Es una decisión a tomar lo antes posibles”, expresó.

Sobre la hora 18, Scotti convocó a los medios de prensa para dar una conferencia en la sede de la calle Guayabos.

Consultado sobre el tema expresó: “Tenemos la suerte y el privilegio de tener un proceso de selecciones ordenado, inédito, alabado y valorado en todo el mundo. Tenemos que cuidarlo. Ojalá que continúe, es una posibilidad. Hasta que no haya elecciones esta comisión va a tener que tomar decisiones”, expresó.

Cuando Wilmar Valdez renunció a la presidencia de la AUF, el pasado 30 de julio, Edgar Welker quedó como presidente interino y mantuvo negociaciones con Tabárez para renovar su contrato.

El entrenador le manifestó su deseo de seguir en el cargo. Pero cuando le trasladó el tema a los clubes, en charlas individuales con cada presidente, se encontró con la respuesta de diferir el tema para cuando se eligieran a las nuevas autoridades en la AUF.

Pero las elecciones se terminaron cancelando por la intervención decretada por FIFA a instancias de la Conmebol.

Coito, por tener contrato con la AUF, dirigirá a México. Pero es muy probable que en los próximos días las nuevas autoridades de la AUF –el plazo de sus actividades se fijó hasta el 28 de febrero– aborden el tema Tabárez.

El manual de Scotti

El exfutbolista dejó en claro que el rol del comité de regularización será trabajar en la elaboración de un nuevo estatuto en la AUF. Pero al mismo tiempo deslizó pautas de acción y de principios: transparencia, democratización, fair play financiero y profesionalización. 

“El viernes me estaba yendo para afuera cuando me llamaron de FIFA invitándome a  participar, me reuní recién el lunes. Estaba con mucho laburo, para serles honesto no tenía pensado participar pero me iba a acostar en casa con un cargo de conciencia importante y no iba a poder descansar. Siempre quise luchar por un mejor fútbol uruguayo. Con mi almohada, mi conciencia y los valores que me enseñaron en casa  voy a participar para ayudar a que la AUF se profesionalice”, dijo en la conferencia de prensa de la que participó Referí.

“No venimos a cambiar ningún proceso actual ni a tocar ningún campeonato, ni nada administrativo donde estamos muy contentos con el trabajo de la AUF. El objetivo es aprobar un nuevo estatuto para hacerlo acorde a las normas de  FIFA y de Conmebol,  un estatuto que desde 2012, 2013 se ha pospuesto su aprobación”, explicó.

“Queremos sentar buenas bases para ordenar, democratizar y  profesionalizar a la AUF”, agregó.

Irrupción histórica

Su presencia en la sede bajando desde la planta alta destinada a las autoridades para atender a los medios tuvo un aire histórico. Por primera vez un exfutbolista pasó a integrar los cuadros de mando de la asociación, destinados históricamente a los hombres de traje y corbata muchas veces provinientes de las esferas políticas.

“Que un exdeportista esté citado por FIFA a integrar un cargo directivo está bueno, creo que da un lugar que se lo tiene que dar a todos los estamentos del fútbol de este país. Lo veo democrático”, explicó.

“Voy a tratar de aportar la experiencia que he tenido en el deporte y como empresario”, agregó.

“Sin dudas que los jugadores tienen que tener lugar y voto en el nuevo estatuto. Como lo tiene que tener un árbitro, los entrenadores, el fútbol femenino, el fútbol del interior. Eso lo hace más transparente y democrático. La opinión de un deportista va a aportar a la calidad del espectáculo para que la gente vaya a las canchas y encuentre un lugar más armónico ya que venimos remando con habilitaciones de canchas que dejan mucho que desear”, dijo.

Scotti sentó así una postura clara: que los jugadores (además de otros actores) tengan voz y voto en el nuevo estatuto.

Eso pasó por la negociación de la asamblea de clubes desde que se trata la aprobación del nuevo cuerpo normativo, desde 2015.

Llegado determinado punto de las negociaciones se llegó a una vía de acuerdo para conformar un Congreso en lugar de una Asamblea con los votos del fútbol del interior, del fútbol femenino y el fútbol sala. Pero no de los jugadores, entrenadores ni árbitros que es algo que Scotti dejó bien en claro en su primer día como dirigente de la AUF.

“El estatuto va a tener que pasar por asamblea, lo van a tener que aprobar los clubes para ahí llevarlo al Ministerio (de Educación y Cultura). Venimos con una filosofía de democratizar para que participen todos los actores del fútbol”, recalcó.

Consultado sobre si fue propuesto por si estaba en representación de referentes como Diego Lugano o Diego Godín dijo: “Yo estaba por fuera del tema trabajando en mi empresa. Pero sí me mandaron mensajes de todos lados porque saben que me manejo solo, que no le tengo que rendir cuentas a nadie y que lo que va a salir de acá será transparente”.

Transparencia

“Si planificamos y damos balances y avales de garantía, vamos a tener una AUF y un fútbol uruguayo más profesional. Yo soy partidario de licitar todo, lo hago en mi empresa todo el tiempo y acá se trata de que entren los mejores ingresos a la AUF”, dijo Scotti”, explicó.

Scotti marcó la cancha. Llegó con principios claros. Y con la idea de sentarse a negociar con Tabárez. Ya no hablarán de fútbol, sino de números.

Comentarios