Economía y Empresas > Tipo de cambio

BCU defiende ventas para frenar al dólar y molesta a exportadores

Gobierno argentino prepara medidas para evitar una mayor apreciación de la divisa estadounidense

Tiempo de lectura: -'

01 de septiembre de 2018 a las 05:04

La corrida cambiaria en Argentina hizo que el gobierno de Mauricio Macri se abocara en las últimas horas a elaborar un  plan de medidas de ajuste fiscal para contener la disparada del dólar. Y como la historia se repite, eso tiene coletazos a nivel local. La moneda también se aprecia en Uruguay aunque a un ritmo claramente menor, y esa suba dispar con Argentina preocupa a los exportadores locales. Los industriales que venden al exterior afirmar que pierden competitividad por el actual tipo de cambio en la vecina orilla y piden que la autoridad monetaria no intervenga en el mercado para contener al dólar, algo que hizo en las tres últimas jornadas. En el otro frente, el Banco Central (BCU) defiende su accionar y afirma que busca  evitar volatilidades e incertidumbres que generen una pérdida de confianza en la moneda local.

Cuando este jueves el dólar tocó los 42 pesos argentinos saltaron las pocas alarmas que faltaban sonar. Un día después, el presidente Macri reunió a su equipo más cercano compuesto por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Hacienda,Nicolás Dujovne; el titular de Interior Rogelio Frigerio y el canciller Jorge Faurie, entre otros pocos asistentes. 

Y si bien las medidas serán anunciadas este lunes previo a que Dujovne viaje a Washington para avanzar en la renegociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), ya hay dos que se manejaron y una de ellas impactará en Uruguay. La propuesta que se analiza consiste en aplicar un impuesto a los consumos de turistas en el exterior.

Algo similar había instrumentado la anterior administración de Cristina Fernández cuando colocó restricciones para la compra de dólares e impuestos para las compras con tarjetas de crédito que dificultaba la salida de argentinos al exterior. Desde el punto de vista turístico, el gobierno uruguayo tomó algunos recaudos en los últimos días para evitar una mala temporada por una menor llegada de argentinos, desfavorecidos por el tipo de cambio. El lunes pasado anunció que se volverá a aplicar la rebaja de 22 puntos de IVA a los turistas que lleguen desde el exterior con el objetivo de no perder turistas argentinos.

Pero el tipo de cambio siguió disparándose esta semana en Argentina y el BCU tomó medidas para evitar un efecto rebote en Uruguay.

La moneda a nivel local se apreció 1,34 en la semana, el mayorista cerró en $ 32,339 y el Central decidió intervenir con  ventas en el mercado spot por US$ 275,6 millones en tres días para contener la suba del tipo de cambio.

Al cierre de la jornada de este viernes, el presidente del BCU, Mario Bergara, explicó las razones de la intervención. “A diferencia de Argentina de corrida cambiaria por falta de confianza, en Uruguay hubo esencialmente un cambio de portafolio de los agentes institucionales, AFAP y bancos que dado el marco regional decidieron cambiar parte de sus portafolios en moneda local a dólares”, dijo.

“Eso hizo que el volumen de transacciones en el mercado en los tres últimos días fuera cinco o seis veces máa grande del que suele ser todos los días cuando el banco no está interviniendo”, complementó.

Ante ese aumento de la demanda señaló que la autoridad monetaria “decidió proveer, de alguna manera completar el mercado manteniendo una evolución del tipo de cambio al alza, pero en ritmos que no impliquen ninguna lógica de volatilidad, incertidumbre o desconcierto”. Pero dejó en claro que “si algo no debíamos hacer era seguir a Argentina que tiene fundamentos tan diferentes al de la economía uruguaya”.

Bergara sostuvo que la estrategia de participar en el mercado de cambios no ha variado en una década y defendió así la intervención. “¿A cuánto se hubiera ido (el dólar) circunstancialmente? Y yo qué sé. Y tampoco lo queremos saber porque no era una cuestión sustentable que el dólar se fuera a $ 36 o $ 40 y quedara por allá; seguimos reivindicando el manejo monetario y cambiario con los mismos criterios de los últimos años”, afirmó.

Pero la participación del BCU en el mercado y la menor apreciación local del dólar preocupa a quienes comercian con el exterior. La economista de la Unión de Exportadores (UEU) María Laura Rodríguez dijo a El Observador que  todavía hay margen para que el BCU deje apreciar un poco más la cotización del billete verde, y cuestionó la magnitud de las intervenciones de la autoridad monetaria para sujetar su avance porque la competitividad de las empresas uruguayas está “muy deteriorada”.

Asimismo, comentó que ya hay exportadores que le informaron que han perdido pedidos en las últimas semanas con competidores argentinos producto del abaratamiento en dólares de este país. “Es un llamado de atención”, alertó.

“No hay que desconocer esta realidad, Argentina está saliendo muy agresivamente al mundo y con este tipo de cambio que está teniendo va a ser muy difícil competir en esos mercados con el nuestro”, dijo luego en declaraciones a la prensa. 

Comentarios