Estilo de vida > Fotografía

Calendario Pirelli: la nueva edición da un volantazo hacia el #metoo

La edición de 2019 está compuesta por 48 imágenes tomadas por el destacado fotógrafo escocés Albert Watson

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2018 a las 05:00

Hay una imagen que muestra a un hombre pelado, con una papada predominante, los ojos caídos, los labios escondiendo la dentadura. Está vestido de smoking. En su mano derecha sostiene el cuello de un ganso muerto. La imagen es parte de una serie de nueve retratos en blanco y negro y tiene la particularidad de ser una de esas que logran capturar el carácter del fotografiado. Albert Watson retrató a Alfred Hitchcock en 1973 para Harper’s Bazaar. Nunca antes había fotografiado a un artista de esa dimensión. Después –como dice la frase hecha– nada fue igual.

Pasaron los años y Watson –escocés, 75 años, residente estadounidense desde la década de 1970– acumuló miles y miles de disparos. Algunos igual de reconocidos y celebrados que el del director de cine inglés.

Hay fotografías de una jovencísima y desnuda Kate Moss, a David Bowie en pleno auge artístico, a Steve Jobs con el puño cerrado y apoyado sobre el mentón, y así. Hay cientos de tapas de Vogue y de Rolling Stone. Decenas de campañas para los nombres más elevados de la industria de la moda como Chanel y Prada. Una lista inabarcable de premios (entre ellos una Orden de Honor de la reina Isabel II), de exposiciones, de halagos. Su nombre, para muchos, está a la altura de Richard Avedon. En fin, Watson es un señor de la fotografía.

calendariopirelli3-2col.jpg

Y al veterano escocés, como a todo artista de alto perfil que trabaja con celebridades, le tocó el turno de ponerse al frente de la última edición del también veterano calendario Pirelli.

Durante décadas, el calendario de la marca de neumáticos (con todas las referencias evidentes que pueden existir sobre las paredes de los talleres mecánicos del mundo) se encargó de componer imágenes provocadoras, icónicas, imbatibles, memorables. Con la mujer, por supuesto, como objeto. Más allá de eso siempre fueron fotografías para la colección. Los calendarios de Pirelli fueron, son y serán estéticamente hermosos.

La cuestión es que con el avance de la tercera ola del feminismo, en 2016 hubo un quiebre. Llegó Annie Leibovitz y, en lugar de poner modelos perfectas, colocó en el centro de la escena a mujeres poderosas, responsables de grandísimos logros, artistas destacadas pero diversas. Al año siguiente Peter Lindbergh hizo lo suyo al retratar actrices de un abanico extenso de edades. La belleza, entonces, dejó de ser una cuestión etaria. En 2017 (el calendario que acompañó este 2018) el fotógrafo Tim Walker hizo una recreación de Alicia en el país de las maravillas con un elenco de artistas afroamericanos.
calendariopirelli1-2col.jpg

Después de, en buena medida, haber derribado ciertos estereotipos e ideales de belleza la pregunta era: ¿y ahora qué?

En su texto para The New York Times sobre el asunto, la siempre lúcida y atinada Vanessa Friedman recordó las batallas que desde inicio de 2018 da el movimiento #MeToo. Por ende, ni Pirelli, ni el fotógrafo en cuestión, ni las imágenes del calendario podían dar marcha atrás. Además porque todas las miradas iban a estar puestas allí.

La empresa contrató a Watson y el artista fue contundente. “No quería agarrar un puñado de modelos, llevarlas a la playa y pedirles que se sacaran sus tops. Me parecía viejo. Estaba más interesado en contar la historia de cuatro mujeres”, contó el fotógrafo a The New York Times.

Entonces sí. Ahora la mujer es sujeto de la narración. Aunque, de nuevo, el foco esté puesto en la imagen más estandarizada de la belleza; las cuatro protagonistas son la modelo Gigi Hadid, la actriz y también modelo Laetitia Casta, la bailarina del American Ballet de Nueva York Misty Copeland y la actriz Julia Garner.

calendariopirelli4-2col.jpg

Las cuatro sueñan con cómo querrían que fueran sus vidas en el futuro y así es cómo Watson creó estos escenarios que están entre la realidad y lo onírico. Así se incorporan los personajes secundarios que en la vida real no son nada secundarios. Están el diseñador Alexander Wang, los bailarines Sergei Polunin y Sergei Polunin y la modelo Astrid Eika.

La novedad de esta edición 2019 es que no son solo 12 fotografías, son 48. Y, además, acompañan las historias cuatro cortometrajes compuestos por las más de 40 imágenes congeladas que, una detrás de la otra, dan vida a estos sueños contemporáneos.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...