The Sótano > THE SÓTANO

Claudia García, Teledoce, y el Uruguay de hoy

Hasta los criterios y las explicaciones son dudosos en la realidad uruguaya actual

Tiempo de lectura: -'

29 de abril de 2019 a las 05:03

El sábado pasado, en la sección “Más Leídas” de El Observador, hubo dos informaciones relacionadas entre sí por su contenido. Eran, mejor dicho son, pues si las buscan todavía pueden leerlas, las siguientes: “El fin del reinado: MasterChef perdió en rating contra Telemundo”, y “Canal 12 despidió a Claudia García, conductora de Telemundo”. Al terminar la lectura, me costó entender (el raciocinio todavía me funciona muy bien). Enseguida recordé que ambas informaciones tenían que ver con el Uruguay actual, donde la lógica y el criterio suelen estar ausentes.

La información que se refería a MasterChef decía: “su emisión de este jueves 26 de abril, la primera vez que el concurso se emitía ese día –agregándose a su horario tradicional de los lunes–  fue superada por Telemundo, el noticiero central de canal 12”. Las cifras indicaban que el informativo de Teledoce tuvo 7,5 de porcentaje, contra 7,0 del programa culinario de Canal 10, lo cual en televisión es mucho margen, y más en un mercado en proceso de contracción de televidentes como el uruguayo. El tercer lugar era ocupado por otro noticiero, Subrayado, con 6,7 de puntos; es decir, el de Teledoce tenía una ventaja considerable.

Supuse que los directivos de Teledoce estarían satisfechos con las cifras publicadas por el rating confeccionado por Kantar Ibope Media. No obstante, para mi grandísima sorpresa, la segunda noticia lo decía todo desde el propio titular de la misma: “Canal 12 despidió a Claudia García, conductora de Telemundo”. No conozco a la señora García, nunca la vi en persona, jamás hablamos por teléfono, y la única referencia que tengo de ella es por haberla visto en televisión, cada tanto en el noticiero, y antes en un programa que co-conducía con un sexólogo muy ameno. También en ese pasado cada vez más distante, por haber integrado el elenco del programa nocturno de Néber Araujo, en el cual, que yo recuerde, nunca se hablaba de sexo, salvo cuando se mencionó la palabra “nabo”, raíz comestible, pero también eufemismo para referir al órgano sexual masculino.

Por lo tanto, mi sorpresa por lo leído el sábado pasado no estaba relacionada al hecho de que una colega había perdido su trabajo. Era producto de la decisión del canal. La última frase de la información que el sábado figuró entre las más leídas del día decía: “Según dijeron fuentes de Telemundo, el despido de García responde a una decisión estratégica del canal de renovación”.

Hace 40 años que trabajo en periodismo, y sin caer en falsas modestias que no vienen al caso, creo saber bastante sobre esta profesión. Además de venir ejerciéndola por cuatro décadas sin interrupciones ni distracciones, la estudio y la enseño, con la misma pasión y rigor con que la practico. Por consiguiente, me resulta inconcebible que un canal despida a la informativa que conducía el noticiero más visto del país argumentando razones a todas luces ridículas. En verdad, no son razones, sino un vago intento por justificar algo que nada tiene que ver con el sentido común aplicado al periodismo. 

Precisamente, en periodismo hay una regla de oro que en forma inapelable dicta: “no hay que arreglar lo que no está roto”. El lenguaje utilizado por las “fuentes de Telemundo” atenta pues contra la esencia de esta profesión, en la cual la credibilidad se gana con el paso del tiempo, haciendo trabajo de hormiga, no cambiando de un saque de peinado, de corbata, o de rostro. Que alguien por favor me explique qué significa en este contexto una “decisión estratégica”. Por otra parte, Uruguay es un país pequeño en extensión y población, en donde las cosas ni los seres sobran. Ergo, no son muchos los que cuentan con experiencia, preparación y conocimientos prácticos como para sustituir así nomás a alguien que viene haciendo lo mismo, y de manera exitosa además (lo dicen los ratings), por más de 15 años.

En Estados Unidos e Inglaterra, países modélicos en cuanto a periodismo, sobran los periodistas capacitados. Los medios, sin embargo, una vez que tienen en su plantel a informativistas, cronistas y columnistas con trayectoria desde hace mucho tiempo asociada al lugar para el cual trabajan, los cuidan y los defienden con uñas y dientes, por la simple razón de que la credibilidad de un canal, de una radio o de un diario, depende de sus trabajadores, de quienes ponen el rostro ante las cámaras o ejercitan la pluma. Puedo poner al respecto decenas de ejemplos provenientes de los medios más respetables, el New York Times o la BBC, entre otros, pero mejor recurro a dos casos relacionados a medios quizá menos reconocibles en nuestro país.

Stanley Kauffmann  (1916-2013) fue por 55 años crítico de cine de The New Republic, revista de la cual nunca se jubiló. Escribió su última crónica días antes de morir. Por décadas compré la revista exclusivamente para leer sus comentarios, dirigidos a una minoría atenta y muy fiel, que era la base lectora de la publicación. Otro caso ejemplar es el de David Ward, quien por 50 años ¡medio siglo!, fue el informativista principal del canal 13, KTRK-TV, de Houston, tercera ciudad estadounidense en tamaño. Cuando la edad se le vino encima, como dice la canción de Piero, el legendario periodista comentó que planeaba jubilarse. Para qué. La audiencia, que lo había convertido en referente, le rogó que siguiera. Lo mismo hizo el canal. En 2017, a los 77 años de edad, decidió por fin pasar más tiempo en su casa.

Una evaluación nada complaciente de la realidad actual permite afirmar, sin margen para las dudas, que las cosas en Uruguay no están bien, y que de este ominoso panorama nadie se libra. Que Teledoce despida a una de las dos figuras principales de su noticiero central, primero en audiencia, indica que ni siquiera los medios informativos y de entretenimiento se salvan del brutal retroceso que constatamos, y que quienes toman las decisiones “estratégicas” demuestran desconocer por completo cómo funciona el periodismo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...