Ciencia > El fin del astro rey

Cómo y cuándo morirá el Sol

Será dentro de 10.000 millones de años, según una investigación publicada en Nature

Tiempo de lectura: -'

09 de mayo de 2018 a las 05:00

Con 4,6 mil millones de años de antigüedad, pensar en el momento de culminación del Sol parece algo totalmente inconcebible. Sin embargo, un grupo de investigadores ha estudiado cómo y cuándo será el final del Sol, y con ella, la de todo nuestro Sistema. ¿El dato más importante? Ninguno de nosotros estará presente para presenciar el fin del Sol.

Según la investigación llevada a cabo por K. Gesicki, AA Zijlstra y MM Miller Bertolami, la estrella morirá en aproximadamente 10.000 millones de años. Para este momento, no existirá ser humano sobre la Tierra debido a que no habrá más agua.

El Sol aumenta su brillo un 10% cada mil millones de años, aproximadamente, lo que significa un gran incremento de temperatura que causará la evaporación de los océanos y un gran calentamiento de la superficie. En este mundo sin agua (inhabitable para el ser humano) será inevitable la emigración a otros planetas.

El final

Según Science Alert, los investigadores concluyeron que nuestro Sol es más probable que se reduzca a un gigante rojo en unos 5 mil millones de años. Una vez encogido el núcleo de la estrella, se convertiría en una enana blanca y luego terminaría como una nebulosa planetaria, como lo harían el 90% de las otras estrellas. "Los nuevos modelos predicen que el Sol al final de su vida también formará una nebulosa planetaria, pero será débil", dice la investigación publicada en Nature.

Los astrofísicos comprendieron que una masa de gas y polvo puede ser expulsada cuando una estrella muere. En este proceso, el núcleo de la estrella se ejecuta sin combustible alguno, lo que hace que se apague y muera. "Es solo entonces cuando el núcleo caliente hace que la envoltura expulsada brille por alrededor de 10.000 años, un breve período en astronomía", comentó Albert Zijlstra, de la Universidad de Manchester y uno de los autores del documento.

"Esto es lo que hace que la nebulosa planetaria sea visible. Algunas son tan brillantes que se pueden ver desde distancias extremadamente grandes que miden decenas de millones de años luz, donde la estrella misma habría sido demasiado débil para ver", explicó.

Comentarios