Salud > recomendaciones de expertos

Consejos para tener una vejez feliz

Es fundamental tener una buena actitud ante la vida y mantener activos los vínculos sociales

Tiempo de lectura: -'

22 de noviembre de 2017 a las 16:00

Llegar a la vejez es un temor para muchos, mientras que para otros parece ser más sencillo. No existe una forma única de atravesar esta etapa, pero sí algunas recomendaciones. Según BBC, lo ideal es que cada persona consulte con su médico tratante -para lograr mantener su cuerpo y mente de la mejor forma- y tenga un plan financiero que le permita tener una buena estabilidad económica.

Gayatri Devi, directora de la clínica Park Avenue Neurology (Nueva York) y autora del libro "The spectrum of hope: An optimistic a new approach to Alzheimer's disease and other dementias", sostuvo que los siguientes aspectos pueden ayudar a tener una vejez feliz:

Primeramente, es un fundamental tener una buena actitud ante la vida. Es decir, hacer cosas que aumenten los niveles de endorfinas -que genera analgésico y bienestar-, serotonina -que combate la depresión, y reduce el cortisol, que sirve para enfrentar el estrés.

"Deja de fruncir el ceño y comienza a sonreír. Ríe fuerte, a carcajadas. Diviértete con cosas simples como un cachorro jugando, un sombrero raro, un chiste", dijo la experta.

Asimismo, es necesario mantenerse activo físicamente. La doctora aconseja hacer diez sentadillas de diez segundos por día, ya que endurecer los músculos ayuda a evitar las caídas y fracturas. Los probióticos y la vitamina D son de gran ayuda en la dieta, porque ayuda a mantener en buen estado el estómago y los huesos.

También, son importantes los vínculos emocionales. Cuando una persona se junta con sus amigos, lo mejor que puede hacer es apagar su celular y vivir la sensación de bienestar que le provoca tal reunión. Esto a su vez, disminuye los niveles de catecolamina, que se asocia con el estrés y la obesidad, e incrementa la oxitocina, la "hormona de los vínculos emocionales".

Es necesario que la persona duerma y se despierte sin alarmas al menos un fin de semana por mes. De esta forma se baja de peso, se reduce el riesgo de depresión y mejora la memoria. De la misma forma, es bueno dejar al menos dos tardes a la semana sin planes, que reduce los niveles de cortisol.

Muchas veces, cuando uno llega a la vejez decide dedicarle más tiempo a actividades que ama hacer, lo que brinda felicidad. Por eso, la neuróloga sugiere trabajar de lo que uno que a uno le guste.

Por otro lado, el doctor Daniel B. Kaplan -profesor asistente de la Universidad Adelphi de Trabajo Social en Nueva York- entiende que el bienestar emocional en la vejez se puede alcanzar si la persona está apoyada por el entorno, si está satisfecha con la vida y si forma conexiones.

Cuando se llega a la vejez, muchas veces los pacientes se sienten incómodos y con vergüenza por determinados síntomas o consecuencias de alguna medicación. Por ello, es importante que lo ayuden, que tanto los médicos como la familia sean un soporte. "No debes tener vergüenza de sentirte mal cuando estás enfermo", acota.

Para sentirse satisfecho hay que cultivar los diferentes roles con que se juega en sociedad. Por ejemplo, de padre, cónyuge, amigo, hermano, abuelo, entre otros. "Estar activo en distintos roles es muy bueno para la estimulación intelectual y social, además ayuda a la realización emocional".

Por último, el experto opina que puede ser de gran ayuda para las personas mayores encontrar grupos de gente para realizar distintas actividades. Es decir, incentivar la vida social previene el aislamiento, colabora con la formación de relaciones y construye una red de individuos que se preocupan por uno.

Sobre esto, la doctora Devi añade que "es bueno tener amigos de distintas edades, al menos uno en cada década de la vida".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...