Jesús Gonzalez Nieto, director gerente de Latibex.
Laura García

Laura García

Analista Financiera

Empresas y Negocios > Por Laura García

“Cotizar en Madrid le da a una empresa latinoamericana exposición a un inversor distinto” 

Jesús González Nieto es el director gerente de Latibex, la bolsa de empresas latinoamericanas que cotizan en euros, y habló con El Observador España. Son 19 pero seis están entre las 20 más grandes por capitalización de España. En el foro Latibex, Milei arrasó como charla de pasillo aunque Argentina sólo tiene una empresa en el índice.
Tiempo de lectura: -'
07 de diciembre de 2023 a las 09:24

En sus primeros días de operaciones, la prensa española fue implacable.

La bolsa latinoamericana en euros de Madrid, el Latibex, debuta con “escaso brillo”, decía allá por 1999.

Eran apenas cinco empresas con un valor de mercado de 6.270 millones de euros, que apenas habían movido algo de volumen. Con un sarcasmo tan ácido como prematuro, ya se ensayaba bautizarlo “el mercadillo”.

Pero el tiempo siempre se encarga de poner las cosas en su lugar. Aún con los ciclos amplificados y vertiginosos propios de la región, a los que el Latibex fue acompañando, el “mercadillo” hoy concentra a seis de las veinte mayores empresas que cotizan en España (Ibex 35), con una capitalización bursátil conjunta cercana a los 240.000 millones de euros. 

Sólo una, la brasileña Vale, cuarta en el ranking general y primera del Latibex, tiene un valor de mercado de 58.000 millones de euros.

En épocas de auge, cuando había 32 empresas y siete países representados, el Latibex llegó a tener una capitalización de 500.000 millones de euros. 

Por eso hay que saber esperar, bien podría decir Jesús González Nieto, director gerente de Latibex, que hace 25 años está al frente del mercado y vivió todos sus altibajos, según le cuenta a El Observador España. 

El cotilleo del foro

González Nieto también fue testigo de los últimos 25 foros Latibex, cuya última y reciente edición (a fines de noviembre) convocó unas 40 empresas, un total de 400 personas y entre ellas 90 inversores, en su mayoría españoles pero con creciente presencia internacional. 

Siempre invitamos compañías que tienen un tercio o la mitad de su facturación en América latina porque eso las hace muy atractivas para los inversores institucionales y gestores que asisten en la medida en que funcionan como un proxy de la región”, explica.

Pero el foro tuvo la particularidad de coincidir este año con la victoria en segunda vuelta (ballotage) de Javier Milei en las elecciones presidenciales en la Argentina, un país que tiene un solo valor en el índice (la filial local del español BBVA) pero que de algún modo fue el protagonista de ese evento paralelo y bullicioso que siempre se desarrolla en la informalidad de los pasillos. 

Todos los que se me acercaban era para preguntarme, ¿crees que van a dolarizar?, ¿te parece que es creíble? ¿Van a privatizar el país entero?”, reconoce el director de Latibex, quien recuerda que en los inicios del mercado el país tuvo algo más de representación con Banco Río e Impsa, por ejemplo. Pero hablamos de mucho tiempo atrás. 

Más allá de esa inquietud expectante y desconcertada sobre la Argentina electoral que sobrevoló los momentos de distensión, quedó claro en el encuentro que la región esta vez rompió el patrón. Como quien burla una maldición. 

La actuación temprana de los bancos centrales que logró controlar la inflación y de hecho, comenzar ya un ciclo de relajamiento monetario y un mercado de materias primas mucho más ordenado generan optimismo.

“Y en estos años también ha logrado financiarse localmente en su mercado de capitales, se ha vuelto menos dependiente de otras divisas, mostró que puede emitir en moneda local” añade González Nieto. 

Por qué cotizar en Madrid

¿Por qué un gigante brasileño puede estar interesado en cotizar en Madrid? O en todo caso, ¿por qué puede estarlo una empresa colombiana, por ejemplo, que sin ser un monstruo, tiene un valor de mercado de 500 millones de euros, y negocios internacionales? 

González Nieto debe haberlo explicado miles de veces pero se nota que igual se entusiasma, se enciende. Claramente, cree en las ventajas que ofrece la plaza. 

En Madrid, la empresa encuentra una forma de llegar a gente que no opera en las bolsas locales. No son grandes inversores institucionales, son pequeños gestores o gente de family office. No tienen una cartera con gran masa crítica como para entrar en cada mercado y operar en cada divisa. Son inversores que no irían a la plaza de origen. Latibex les permite capturar esas inversiones. Los fondos más grandes invierten directamente”, detalla.

Acá se beneficia la empresa, porque llega a un universo de inversores al que de otro modo no tendría acceso, y gana el gestor mediano, porque dispone de un menú de inversiones que no estaría a su alcance. 

Hay otra ventaja. No para las Petrobras ni las America Movil, pero para una empresa latinoamericana mediana “hay una exposición a nivel marca o imagen por cotizar en Europa. Una suerte de salto de categoría. Además algunas de estas compañías tienen negocios en Europa, con lo cual Madrid es la puerta de entrada lógica”.  

González Nieto también es el responsable de BME Growth, la bolsa de las pymes españolas, donde se necesita una capitalización de mercado de 2 millones de euros para cotizar, y el flamante BME Scaleup, un mercado preparatorio para empresas en fases aún más embrionarias.

En el caso de Latibex, en cambio, es requisito tener un valor de mercado que exceda los 300 millones de euros para poder sumarse al índice.  

Brasil, con índice propio

El índice está compuesto hoy por 19 empresas, de las cuales doce son brasileñas, cinco mexicanas, una argentina y una peruana.

La última incorporación fue Neoenergia, la filial brasileña de Iberdrola, en junio de 2022. Existen, en realidad, tres indicadores: el Latibex All Shares (que reúne a todas las cotizantes), el Latibex Brasil y el Latibex Top.

Las compañías son B.Bradesco, Bradespar, Braskem, Cemig, Copel, Eletrobras, Gerdau, Neoenergía, Petrobras, Usiminas, Vale, Alfa, América Móvil, G.Elektra, GF.Banorte, TV Azteca, BBVA y Volcán.

“Hay una gran tendencia que se fue intensificando -apunta el responsable de Latibex- que es la presencia de los dos grandes del mercado, Brasil y México. Y por sector, son muy fuertes las compañías de energía, las financieras y la industria pesada, la minería. Hay muchos menos servicios. Hoy tenemos un reto claro de diversificación”. 

Los altibajos fueron muchos en estos años en una región particularmente volátil.

“Es cierto que al haber estado tanto tiempo atravesé muchos ciclos económicos. La etapa más potente, el momento más espectacular, fue quizás a partir de 2003-2004 hasta 2008. Hubo después otro momento dulce, que fue la remontada desde 2015 hasta 2020, pero más recientemente el desafío fue recuperar los niveles pre-pandemia y ya lo conseguimos”. 

Desde los mínimos de marzo de 2020, tras la irrupción de la crisis del Covid-19, el Latibex All Shares se revaloriza un 96%, el Latibex Top, más de un 100% y el Latibex Brasil, un 134%.

“Para el inversor -apunta González Nieto- la bolsa te obliga a manejarte con dos parámetros al mismo tiempo, el propio comportamiento del valor y el precio de la divisa, ya sea el euro contra el real o el euro contra el peso mexicano”. 

Uno puede, por ejemplo, ganar por la revalorización del papel y también de la moneda en que estás invertido potenciando la inversión o por el contrario, la evolución de la moneda puede deslucir el buen desempeño de la acción. 

En cuanto a la liquidez, González Nieto admite “nunca ha sido un mercado muy líquido pero hemos conseguido que todos los valores tengan un market maker, un proveedor de liquidez que permite que cualquier inversor que quiera entrar o salir de un valor lo pueda hacer con facilidad”. 

La región necesita inversión real. Pero la financiación en el mercado es una fuente de recursos todavía desaprovechada para despegar.

Según la Federación Iberoamericana de Bolsas (Fiab), los mercados de la América latina suman una capitalización bursátil de 2,3 billones de dólares frente a un PIB de 5,8 billones de dólares, es decir, que la capitalización es casi tres veces menor que su riqueza. En España la proporción es de 1,3 veces.

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...