La ministra de Trabajo y candidata de Sumar, Yolanda Díaz

Data Clave > Elecciones en España

Díaz, la dirigente comunista que apuesta "al diálogo frente al ruido" para renovar a la izquierda española

Con un discurso unificador pero tenaz a la hora de negociar, la ministra de Trabajo que en poco más de tres años se convirtió en una figura central de la política española, busca que Sumar supere a Vox en las elecciones del domingo
Tiempo de lectura: -'
21 de julio de 2023 a las 10:08

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, dueña de un discurso unificador y amable pero tenaz y pragmática a la hora de las negociaciones, pelea en las elecciones de este domingo por ubicar a su reciente formación Sumar, heredera de Podemos, en tercer lugar por delante de Vox.

Esta abogada de 52 años consiguió el apoyo de 15 formaciones de izquierda en torno a su candidatura para las elecciones del 23 de julio, incluida Podemos, una muestra de su capacidad negociadora que sin embargo no le impidió apartar a figuras incómodas de la agrupación morada, como la ministra de Igualdad, Irene Montero, devaluada por su impulso a la "ley del sólo sí es sí", en medio de las divisiones que golpearon al sector más a la izquierda dentro del Gobierno socialista de Pedro Sánchez, tras las debacle de las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo.

Pero Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno, salió ilesa e inició una campaña apostando al "diálogo frente al ruido".

"La política no va de ruido, no va de gritar mucho, sino de arreglar problemas y tender la mano", dijo en un reciente acto de campaña la dirigente de Galicia, que pasó de ser casi una desconocida en el plano nacional a convertirse en poco más de tres años en la dirigente política mejor valorada por los españoles, según el último barómetro del instituto público de sondeos CIS.

Nacida en 1971 en Fene, muy cerca de Ferrol, una localidad obrera de Galicia, de donde era el exdictador Francisco Franco, esta especialista en derecho del Trabajo se dio a conocer acudiendo a las reuniones políticas con su bebé en brazos, a comienzo de la década pasada.

Pero su designación como ministra de Trabajo en 2020 la colocó en la primera línea nacional, antes de que Pablo Iglesias le confiara las riendas de la izquierda radical 18 meses después, cuando el exlíder de Podemos decidió retirarse de la vida política.

Hija del histórico sindicalista gallego de Comisiones Obreras (CCOO) Suso Díaz y de la activista Carmela Pérez, ya fallecida, la ministra creció en un ambiente de discusiones políticas que continuó en su etapa universitaria, en Santiago de Compostela, y afianzó al regresar a Ferrol para trabajar como abogada laboralista.

En 1999, con 28 años, encabezó la lista de Izquierda Unida al Ayuntamiento de Ferrol sin éxito, y recién en 2003 consiguió acta de concejala y, cuatro años después, llegó a ser teniente de alcalde en un pacto con el PSOE que duró un año por fuertes desavenencias internas.

Ya fogueada en la política local, saltó a la arena autonómica en 2012 de la mano del histórico dirigente nacionalista gallego Xosé Manuel Beiras, en una campaña en la que tuvo como asesor a desconocido Pablo Iglesias, a quien Díaz conocía por la militancia de ambos en la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) y con quien forjó una estrecha amistad.

Después llegaría su pasaje a la política nacional donde se abrió espacio con su carácter afable, su tenacidad y también su compromiso a la hora de negociar, que le valió elogios incluso de los empresarios. Su apuesta a diálogo le permitió lograr un acuerdo sobre el desempleo parcial durante la crisis del covid, un aumento del salario mínimo y la aprobación de una reforma laboral. 

A diferencia de los dirigentes de Podemos, que criticaron abiertamente a sus socios socialistas, esta madre de una joven adolescente trata de evitar el enfrentamiento con Sánchez, con quien aspira volver a gobernar.

Entre las medidas populares de su campaña, propuso dar una ayuda económica de 20.000 euros para todos los jóvenes a los 18 años, una medida valuada en 10.000 millones de euros que sería en parte financiada por un nuevo impuesto sobre la fortunas.

 

 

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...