Nacional > INFORME

Director blanco del BROU usaba tarjeta corporativa en los 2000 para hacer aportes al Partido Nacional

Pablo García Pintos indicó que "era dinero que tenía derecho a sacar" cuando estaba en el cargo. Escuche el audio

Tiempo de lectura: -'

22 de marzo de 2018 a las 09:17

Embed


El exdirector blanco en el Banco República, Pablo García Pintos, reconoció esta mañana que utilizó la tarjeta corporativa del banco en los años 2000 para hacer aportes económicos al Partido Nacional.

En entrevista con Informativo Sarandí a raíz del informe que publicó el semanario Búsqueda sobre el uso de tarjetas corporativas del banco en ese período, García Pintos fue consultado sobre la razón por la que realizaba "adelantos de dinero" con la tarjeta.

"Por una razón muy sencilla. Eran obligaciones que tenía para contribuir al partido. En determinado momento el partido exigió una cantidad mayor de aportes", dijo.

Los periodistas lo consultaron sobre si efectivamente usaba dinero de la tarjeta para hacer aportes al Partido Nacional y García Pintos respondió: "En determinado momento sí".

"¿Sacaba dinero e iba al Partido Nacional?", insistió uno de los periodistas. "Sí", respondió el exdirector.

Cuando se le señaló que ese dinero era del Banco República, no de su salario, García Pintos indicó que era dinero que él "tenía derecho a sacar" y que era un sistema "que estaba aceptado por el resto del directorio".


Regalos

En tanto, el exdirector reconoció que utilizaba la tarjeta para comprar regalos para casamientos a los que era invitado "en virtud de ser director del banco".

"Lo de La Ibérica son todos compromisos de invitaciones a casamientos que me hacían por razones protocolares y yo pagaba los regalos, que ninguno debe ser de sumas importantes, y en virtud de ser director del banco pagaba con tarjeta corporativa", dijo en la entrevista.

Agregó que esos gastos "eran verificados por la presidencia del banco y si veían algo fuera de lo común pedían explicación y si no, se aprobaban. Había un control de los que había en aquella época", señaló.

Consultado sobre si no le importaba utilizar ese dinero público durante el año 2002, con una crisis en curso, respondió: "Si a uno le llega una tarjeta y le ponen atrás dónde tiene que comprar el regalo... queda bien o queda mal. Si lo invitan por razones del cargo, invitaciones de personas que no son amigos, uno debe cumplir, y las cantidades son modestas".


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...