Espectáculos y Cultura > "TREMENDO SOLCITO"

El audio del niño que se queja por la suspensión de un partido y cómo llegó a Gente Rota

El audio de un niño indignado con su entrenador porque suspendieron el próximo partido inspiró al animador argentino Gabriel Lucero 

Tiempo de lectura: -'

10 de septiembre de 2018 a las 13:02

"¿Qué pasa, bo? Me dijeron que había partido y al final no hay nada. Yo me estoy preparando y todo es al santo cuete". La voz indignada del niño reclama a su técnico por la suspensión del partido que el equipo iba a jugar ese día, algo que al parecer ya había pasado antes. "Esta vez lo suspendieron por nada, porque yo no veo que esté mojado nada, hay tremendo solcito pa' jugar al fúbol", se queja el jugador. 

El audio, uruguayo, le llegó al animador Gabriel Lucero, argentino, el responsable de la serie Gente Rota, en la que a través de dibujos animados ilustra audios virales que se difunden a través de las redes sociales y de WhatsApp, como una invasión de una cucaracha voladora, o los audios cargados de insultos contra el exentrenador de la selección argentina, Jorge Sampaoli, de un hincha anónimo.

Lucero, que tiene cientos de miles de seguidores (solamente 527.000 en Instagram, su red más popular), lo animó, lo publicó y lo viralizó aún más, con un video en el que un niño pelirrojo lanza su perorata en un vestuario, mientras el entrenador lo ignora completamente.

Con el título "pequeño demonio uruguayo le pone los puntos a su DT", Lucero lo publicó el pasado viernes. "El audio me lo compartieron primero por Twitter y después varias personas me lo mandaron por mail", contó el animador a El Observador. "No sé quién es el niño, así que el dibujo es una interpretación libre", aclaró. 

Ese es su método tradicional para animar los audios, que suelen ser anónimos. "Generalmente hago eso con los personajes de Gente Rota, donde prefiero no saber cómo son las personas que hablan e imaginármelas", dijo Lucero. 

Su proceso habitual de trabajo cuando recibe el audio consiste en escucharlo y ver si lo hace reír. Si funciona, sigue adelante. A veces crea una historia en torno a los audios que anima, pero en otros casos opta por limitarse a algo más sencillo. "Algunos audios permiten volar un poco más –dijo– pero en este caso me pareció que lo que decía el chico era suficiente y no necesitaba mucho más adorno". 

Las razones para elegir el audio del "pequeño demonio" fueron, en primer lugar, que es gracioso; en segunda instancia, la ternura que también genera y, en tercer lugar, su idea de alternar entre audios agresivos o de temáticas polémicas, y estas historias, que son "un respiro entre tanta violencia". 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...