Estilo de vida > CEREMONIA

El clásico que eligieron Harry y Meghan para su boda

Stand by Me es una canción sobre el amor perdurable, pero también tiene un mensaje político

Tiempo de lectura: -'

19 de mayo de 2018 a las 13:46

Uno de los momentos más emotivos de la boda real fue cuando el príncipe Harry y Meghan Markle dieron el "sí" mientras el coro góspel The Kingdom Choir cantaba el clásico de Ben E. King, Stand By Me.

La canción fue compuesta por King en 1961, con la ayuda de Jerry Lieber y Mike Stoller, y se basó en la canción "Lord Stand By Me" del grupo de góspel, The Staples Singers, que la grabó en 1955.

John Lennon hizo una famosa versión, artistas como U2 la tocaron en vivo, y fue banda musical de la película Cuenta conmigo, de 1986. Años después, en 2012, músicos callejeros de todo el mundo la cantaron en el proyecto Playing for change.

En 2015, un mes antes de la muerte de King, Stand By Me fue considerada "cultural, histórica o estéticamente significativa" y fue incluida en el Registro Nacional de Grabación de la Biblioteca del Congreso de EEUU. "Creo que este es uno de los mejores momentos de mi vida", dijo King a CBS News en ese momento.

No fue casual que la interpretara un coro góspel, emblemático género negro de la canción estadounidense. Esto fue visto como un homenaje a la ascendencia de la ahora duquesa, públicamente comprometida con los movimientos de igualdad de derechos civiles y antirraciales. También fue una muestra de cambio dentro del estricto protocolo británico.

Se trata de una canción sobre el amor perdurable pero, para muchos, su letra también contiene un profundo mensaje político. Cuando Stand By Me creció por primera vez en popularidad durante el movimiento por los derechos civiles, se utilizó como un grito de guerra para la solidaridad entre las personas de color.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...