Nacional > Crisis en Argentina

El gobierno atraviesa el sismo argentino con "tranquilidad de espíritu" y "viento en la camiseta"

El ministro de Economía, Danilo Astori, manifestó "satisfacción" en el Consejo de Ministros por la forma en la que la crisis cambiaria argentina encontró parado a Uruguay

Tiempo de lectura: -'

04 de septiembre de 2018 a las 05:01

Los ministros del Poder Ejecutivo iban llegando este lunes a Torre Ejecutiva concentrados en los temas que iban a tratar pero siguiendo de cerca la situación de Argentina. En el mismo momento que el Consejo de Ministros comenzó a sesionar, del otro lado del río el presidente argentino Mauricio Macri enviaba un mensaje televisado desde la Casa Rosada en el que anunciaba distintas medidas de ajuste para tratar de superar la crisis económica que atraviesa su país. El discurso de Macri fue seguido de cerca por el gabinete encabezado por el presidente Tabaré Vázquez y  la situación del país vecino estuvo sobre la mesa en la reunión.

Tranquilidad y satisfacción. Ese es el mensaje que el ministro de Economía, Danilo Astori, transmitió en la reunión ministerial cuando habló sobre la situación económica en Argentina y los posibles impactos en Uruguay, según dijeron a El Observador participantes del encuentro. Si bien el Poder Ejecutivo sigue preocupación la situación del país vecino, en el gobierno entienden que el panorama en el país vecino es un guiño indirecto a la conducción económica del Frente Amplio y al desacople que Uruguay logró de los países de la región.  

“Astori está con viento en la camiseta”, dijo a los periodistas el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, tras la reunión del gabinete. En el intercambio que tuvo lugar en el piso once del la Torre Ejecutiva, Astori realizó un análisis de la situación económica y financiera de Argentina y Brasil y remarcó que Uruguay tiene reservas suficientes para enfrentar esta situación, que los bonos uruguayos se fortalecieron en el exterior y que el riesgo país disminuyó.

Y el mensaje de tranquilidad que transmitió Astori en el gabinete presidencial fue el mismo que envió el presidente Vázquez horas después. “Puedo llevar total tranquilidad a la población de que Uruguay está muy sólido”, dijo el mandatario en una conferencia de prensa tras haber escuchado a su ministro de Economía más temprano.  

En los últimos días, el ministro Astori destacó en distintos medios de comunicación que el país tiene reservas que equivalen al 30% del Producto Bruto Interno (PBI) para enfrentar esta situación. “No sé si habrá muchos países en el mundo en la misma situación”, dijo Astori la semana pasada a Telemundo y mencionó que el Banco Central busca evitar los saltos bruscos en el tipo de cambio con la venta de dólares. 

Lea también: Vázquez sobre crisis argentina: “Tenemos reservas para contemplar cualquier situación”

De todas formas, a pesar de que Uruguay ha diversificado sus exportaciones, tanto Argentina como Brasil están dentro de los principales destinos de exportaciones uruguayos y en el gobierno saben que la situación de los vecinos siempre repercute en la economía uruguaya.

“Tranquilidad de espíritu. Eso es lo que sentimos los integrantes de este gobierno por la política económica que llevamos adelante”, dijo a El Observador la ministra de Turismo, Liliam Kechichian. Justamente la cartera de Turismo era una de las que seguía con mayor atención el discurso de Macri porque en la previa la prensa argentina manejaba la posibilidad de que el gobierno reimplantara el impuesto a los gastos en el exterior y esa medida podía perjudicar directamente al turismo en Uruguay. “Parecería que eso no está contemplado”, celebró la ministra. 

Atendiendo la situación de Argentina, el Ministerio de Turismo anunció la semana pasada que los turistas extranjeros que visiten Uruguay contarán con la devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y, según contó Kechichián, están en permanente contacto con el sector privado y las intendencias para aplicar otras medidas. “Ahora es momento de otros sectores de evaluar medidas”, dijo la ministra.

Incomparable

La última gran crisis argentina (2002) arrasó con Uruguay y esa es la primera luz de alarma que se enciende cuando la situación económica se complica en la vecina orilla. Sin embargo, Vázquez aseguró que es “incomparable” la situación que Uruguay tenía en 2001 a la actual. Lo que a principios de los 2000 comenzó con la fiebre aftosa y una caída de los precios internacionales, terminó con dos ajustes fiscales, una devaluación y una corrida bancaria que duró seis meses e incluyó la quiebra de cuatro bancos. 

Lea también: La crisis de 2002, contada por Batlle

Pero Vázquez descartó de plano esa posibilidad porque, según dijo, Uruguay “está mucho mejor”. Además de las reservas, Uruguay logró diversificar sus exportaciones y no solo depende de Argentina y Brasil. Actualmente China es el principal destino de las exportaciones uruguayas mientras que Argentina ocupa el cuarto lugar. “La dependencia de Argentina cayó en forma significativa”, señaló Astori. 

El orden macroeconómico y fiscal, más allá del déficit, es otro de los argumentos de la solidez de la economía uruguaya que le permite al gobierno estar tranquilo, según han manifestado las autoridades del Ministerio de Economía en diversas apariciones públicas.  

Comentarios