Ciencia > bloque de hielo

El iceberg gigante A68 se interna en mar abierto

Se trata de la masa de hielo flotante que se desprendió de la Antártida en julio

Tiempo de lectura: -'

16 de noviembre de 2017 a las 12:21

La NASA publicó imágenes del bloque de hielo de 5.800 kilómetros cuadrados, conocido como A68, que se desprendió en julio de la Antártida y se mueve hacia mar adentro.

Esta masa de hielo flotante surgió tras una apertura que durante meses se fue extendiendo por la barrera del hielo marino Larsen C, adosada a la península Antártica.

El iceberg es el más grande que se haya registrado en el continente helado desde 1957. De hecho, equivale a casi cuatro veces todo el hielo que se ha perdido en Groenlandia en lo que va de año.

El aumento de luz solar de esta época del año permitió que la NASA pudiera realizar vuelos de reconocimiento dentro de su campaña IceBridge.

Kathryn Hansen, una de las científicas de la NASA que sobrevoló el iceberg, confesó a Daily Mail que "sabía que iba a ver un iceberg del tamaño de Delaware, pero no estaba preparada para verlo desde el aire".

Embed

Las fotografías fueron difundidas a través de la cuenta de Twitter de la NASA el pasado 1° de noviembre.

Embed

Es normal que se produzcan icebergs, pero la magnitud de este particularmente es preocupante porque hace que el hielo de la placa se funda más rápido y, como consecuencia, que aumente el nivel de los océanos. Solo el agua que contiene el A68 es suficiente como para elevar el nivel del mar tres milímetros, pero esto no va a ocurrir inmediatamente. Algunos de sus fragmentos llegarán a aguas más cálidas y se fundirán y otros pueden permanecer en la zona durante décadas.

Existe la preocupación de que los pedazos de hielo se desvíen hacia las vías de navegación. Si estos fueran demasiado pequeños para rastrearlos por satélite, podrían representar un riesgo significativo para los buques.

Casos pasados

Este no es el primer glaciar de gran tamaño en desprenderse de la Antártida. En 2002 colapsó la plataforma de hielo Larsen-B, más chica que la C, luego de 10.000 años de existencia. La NASA no espera que esta plataforma sobreviva por el resto de la década. En 1995 ya había colapsado la plataforma Larsen-A.

En el año 2000, un glaciar de 10.400 kilómetros cuadrados se desprendió de la plataforma Ross (la plataforma flotante más grande de la Antártida). Era el doble de grande que la que se desprendió del Larsen-C.

Comentarios