Ciencia > Espacio

El robot de la NASA en Marte está en peligro por una gran tormenta

La agencia espacial no puede comunicarse con él, Opportunity, porque activó su modo de hibernación

Tiempo de lectura: -'

15 de junio de 2018 a las 13:30

Opportunity, el robot de la NASA que arribó en Marte en 2004, está por enfrentar una de las peores adversidades de su estadía. Se aproxima una tormenta de polvo que pone en riesgo la comunicación con la Tierra de forma permanente.

Con este panorama, la NASA organizó una conferencia de prensa para abordar la situación de emergencia, según informó el portal Hipertextual.

Si el robot está en la oscuridad, no puede obtener energía para alimentar los paneles solares, lo que corta la comunicación. La NASA estima que el estado en el que se encuentra Marte dejó en modo de hibernación al róver, como se le suele llamar a los vehículos hechos para exploración espacial.

La agencia espacial suspendió las operaciones científicas sin poder contactarse con Opportunity, que es uno de los dos robots que habitan Marte.

John Callas, director de la misión en el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la agencia espacial, dijo en una rueda de prensa que los investigadores conciben al róver como un familiar de 97 años en peligro de muerte.

El cariño hacia él se explica porque fue creado para durar noventa días en el planeta rojo y lleva quince años trabajando allí.

Con la tormenta, pronosticada a finales de mayo por el Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA, son muy pocas las posibilidades de que el róver Opportunity sobreviva. En este momento, solo se mantiene encendido un reloj interno, con el que intentan despertarlo de vuelta para ponerlo en comunicación con la tierra.

De todas formas, los científicos no saben cuánto tiempo podrá soportar Opportunity en Marte, ni cuánto durará la tormenta. Está diseñado para funcionar con una temperatura mínima de -40 ºC. Actualmente, se encuentra con una temperatura de -36 ºC, según los cálculos de Callas.

Por su parte, el otro robot que está en Marte, Curiosity, no tendrá inconvenientes. Está en la otra punta de Marte y cuenta con un sistema de alimentación basado en energía nuclear.

La gran intensidad de la tormenta podría convertirse en un problema global, en el que todo el planeta rojo salga afectado.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.