Tecnología > HACKERS

Espionaje de película: China hackea a Apple y Amazon instalando chips diminutos en servidores

Un reportaje de Bloomberg afirma que el Ejército Popular de Liberación chino estuvo detrás de la operación; las empresas niegan haberse visto afectadas

Tiempo de lectura: -'

05 de octubre de 2018 a las 11:53

China se infiltró en Apple y Amazon para espiarlas usando un chip diminuto, según informó Bloomberg. El país asiático logró infiltrarse a través de un chip que integró en servidores de Supermicro, los que son utilizados por esas empresas.

Tras un reportaje realizado por Bloomberg, reveló que el Ejército Popular de Liberación chino se infiltró en empresas como Amazon y Apple. Según el reportaje,este podría ser el caso de espionaje tecnológico más importante y sofisticado de la historia.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos presentaron un informe en 2014 a la Casa Blanca en la que se alertaba de que China estaba planeando sabotear placas base de Supermicro.

Primero Amazon

En 2006 tres ingenieros de Oregon descubrieron que el problema de la demanda de videos en los móviles era que los creadores no podían ajustar el formato de sus emisiones a estos dispositivos. Por eso crearon Elemental Technologies, una compañía tecnológica que lograba adaptar esos contenidos de videos a un formato que fuese eficiente, gracias al uso de computación GPGPU.

Comenzaron a vender estas máquinas a todas las empresas y a agencias militares o de inteligencia. Llegaron a vender sus servicios al Departamento de Defensa de Estados Unidos, a la Nasa, al Congreso.

De esta forma, Amazon comenzó a considerar la compra de Elemental, para aprovechar su potencial en lo que hoy conocemos como Amazon Prime Video. Amazon contrató una empresa independiente para investigar a Elemental, más específicamente para realizar un análisis de sus servidores. Allí encontraron que dentro de sus servidores se encontraba un chip del tamaño de un grano de arroz que estaba dentro de la placa. Según el informe, el chip no forma parte del diseño de la placa original, sino que estaba destinado a “crear una puerta trasera y dar acceso a remoto a cualquier red a la que se conectara al servidor”.

En 2015, durante una auditoría interna de Apple para investigar comportamientos extraños en algunos de sus servidores, los ingenieros encontraron unos chips sospechosos y alertaron al FBI. 

La investigación de Bloomberg alertó a las agencias de inteligencia de Estados Unidos y lograron descubrir las plantas de fabricación de las placas de Supermicro, a través de la geolocalización de los chips.

Así se logró descubrir que personas pertenecientes al Ejército de Liberación Popular chino se hacían pasar por representantes de Supermicro para sobornar a los empleados e integrar esos chip; incluso los amenazaban si sus exigencias no se cumplían. Entre las empresas se encontraba Amazon y Apple, pero ambas desmintieron la información obtenida por Bloomberg.

En Amazon indican que "es falso que se tuviera conocimiento sobre la presencia de chips maliciosos en los servidores [...] o de que colaborara con el FBI para investigar o proporcionar datos sobre este hardware malicioso". Apple también negó que hayan encontrado estos chips y que hayan tenido contacto con el FBI.

No obstante, 17 fuentes internas del gobierno de EEUU bajo Obama y Trump le confirmaron a Bloomberg la manipulación del hardware de Supermicro. El reportaje contiene otros elementos que apuntan a que ambas empresas se vieron afectadas que, de todas formas, se encargaron de eliminar estos servidores. Amazon vendió sus centros de datos en China y Apple reemplazó 7.000 servidores de Supermicro y cortó totalmente su relación comercial.

Lo que es difícil de averiguar es la magnitud del incidente. Uno de los investigadores indicó que el objetivo de China era tener acceso a secretos corporativos y redes gubernamentales con información confidencial.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.