Sylvia, prsa de la dictadura, y Vera, su hija nacida en cautiverio en la ESMA.
Dani Yako y Martín Caparrós, en Olavide Bar de Libros, en Madrid.

Cine, series y música > Artista argentino

“Exilio 1976-1983”, la obra del fotógrafo Dani Yako presente en Madrid

El fotógrafo argentino presentó en Olavide, en Madrid, su libro con textos e imágenes de jóvenes que huyeron de la dictadura en los años ‘70. Junto a él estuvo el escritor y periodista Martín Caparrós.
Tiempo de lectura: -'
21 de noviembre de 2023 a las 19:29

Cuarenta años después, el fotógrafo argentino Dani Yako publica un libro con las imágenes de su vida y la de sus amigos y amigas en Madrid, durante la última dictadura militar. Es fácil de entender: lo llama, simplemente, “Exilio”.

Este es solo un exilio con minúscula. Se supone que el otro, con mayúscula debe tener su épica, su mística, su militancia y su dolor. Entonces este conjunto de imágenes tomadas entre 1976 y 1983 sin ningún espíritu documental adquieren, más de 40 años después, un significado que aún no logro dilucidar”, escribió el fotógrafo en “exilio 1976-1983”, el libro editado por él mismo que se presentó esta semana en “Olavide Bar de Libros”, una librería del barrio de Chamberí..

Con fotos en blanco y negro, el autor retrata la vida cotidiana de un grupo de jóvenes, que rondan los 20 años, en España después de salir de Argentina, algunos después de estar detenidos, desaparecidos y torturados.

Él mismo junto a su novia de ese momento, Graciela Fainstein, habían sido secuestrados en noviembre de 1976 por un grupo de tareas del Ejército y trasladados a una dependencia policial en la calle Azopardo durante tres días. Fueron golpeados y padecieron un simulacro de fusilamiento. Yako contó que fueron liberados por la intervención de Horacio Tato, director de Noticias Argentinas, la agencia para la que trabajaba. Cuando llegaron a Europa la joven estaba embarazada, pero decidieron abortar porque no sabían si era producto de una violación. 

Después del horror, la vida en pequeños departamentos de la capital española. En las fotos están sus amigos del Nacional Buenos Aires, entre ellos el escritor y periodista Martín Caparrós, quien lo acompañó en Olvadide durante la presentación.

Caparrós, como el resto de los amigos, aparece en el libro en situaciones domésticas, jugando con sus hijos o festejando un cumpleaños. Además de las imágenes, hay textos de esos protagonistas, que décadas después, repensaron ese momento para este libro.

Así lo describe Caparrós: “¿Exilios? Yo me negaba a llamarme exiliado: no era un nombre que sintiera propio. A mis 18 había tenido que dejar la Argentina en plena represión y no sabía cuándo podría volver, pero siempre me dio pudor, vergüenza considerarme eso. Un exiliado era, para mí, Sarmiento en Chile, Lenín en Zürich, mi abuelo Antonio en Argentina: gente que extrañaba sus países, que añoraba el regreso, que nunca habría elegido dejarlos si hubiera podido. Yo no podía volver pero tampoco, creo, lo habría elegido entonces. Y, sobre todo: yo no era un exiliado porque la estaba pasando pasablemente bien. Y el exilio, sabemos, es para sufrir”.

En las fotos se ve a un niña rubia, se trata de Vera Lennie. Nació en la ESMA durante el secuestro de su mamá Silvia Labayru, que estuvo 18 meses en el lugar. En el libro hay textos de ambas. Labayru habla de varios exilios, uno de ellos en el que nació su hija.

“Luego fue el exilio de la ESMA, el campo de exterminio donde estuve secuestrada 18 meses, donde nació mi hija Vera y de donde logré –logramos, porque su existencia fue providencial– salir con vida a los 21 años. Ese fue el exilio de la muerte, el exilio ”del no-ser“. Éramos muertos vivientes, números, seres que un día estábamos y al siguiente podíamos ser arrojados vivos al mar. Finalmente, tal vez porque la tercera es la vencida (en este caso la vencedora), llegó el exilio que cuentan tan bien estas fotos. Era la libertad”, escribió en el libro.

Durante dos horas del mediodía del Yako y Caparrós revivieron sus experiencias de aquellos años en España, y luego de dio un afectuoso intercambio con muchos de los presentes en Olavide, quienes colmaron la librería para evocar una semblanza íntima de un artista comprometido con la memoria y también con los sentimientos.

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...