Nacional > REFUGIADOS

Familia siria rebotó en Turquía y tuvo que volver a Uruguay

El gobierno uruguayo consiguió traerlos de vuelta luego de pasar 20 días retenidos en el aeropuerto de Estambul

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2015 a las 10:02

La familia de refugiados sirios que decidió abandonar Uruguay y resultó retenida 20 días en Turquía, regresó a Montevideo el pasado fin de semana, informó en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los sirios llegaron al país en calidad de refugiados en octubre del año pasado junto a otras cuatro familias. Luego de diez meses de residencia, tomaron la decisión de viajar a Serbia al recibir unos pasajes que enviaron sus familiares, había dicho el canciller Rodolfo Nin Novoa.

Sin embargo, ante la falta del visado correspondiente, los sirios resultaron retenidos en la zona de tránsito del aeropuerto de Estambul por 20 días.

El director de DDHH de Presidencia, Javier Miranda, había dicho a El Observador que el gobierno estaba realizando gestiones mediante el consulado honorario en Estambul y el consulado concurrente en Teherán (Irán) para que la familia pudiera continuar su viaje a Serbia o al menos ingresar a Turquía.

El pasado viernes 28, la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia informó al ministerio la resolución de regresarlos al punto de origen del vuelo desde el que ingresaron a Turquía, o sea, Buenos Aires.

Que la familia volviera al país implicó una gestión de "alto nivel" por parte de las representaciones diplomáticas en Rumania, Irán y Líbano ante las Cancillerías de Rumania, Serbia, Líbano y Turquía, sostiene el comunicado.

Obtenido el permiso, se coordinó el viaje de vuelta que implicó una escala técnica en las Oficinas Consulares de San Pablo y otra en Buenos Aires. A su regreso, todos los integrantes presentaron buen estado de salud.

Se trata de la misma familia siria que fue denunciada por Beatriz Jaurena, exedila del Frente Amplio, por no enviar a sus hijas mujeres a la escuela, pero sí hacerlo con el varón. Enviar a todos los hijos a la escuela, sin diferencia de género, era una de las obligaciones que tenían las familias sirias refugiadas en nuestro país.

Comentarios