Fútbol > PEÑAROL

Gargano se prepara para el alta, la vuelta al fútbol y el clásico

El volante y referente del plantel aguarda la vuelta a la actividad oficial, habló del partido ante Nacional y de las negociaciones con los dirigentes

Tiempo de lectura: -'

24 de junio de 2020 a las 18:19

Su presencia en Los Aromos no es una más. Desde el regreso a Los Aromos con el plantel principal de Peñarol luego del receso por la pandemia mundial por el coronavirus, la presencia de Walter Gargano es un llamador.

Pasaron 222 días desde aquel domingo 17 de noviembre del año pasado cuando fue a pelear una pelota con Matías Zunino en el clásico del Torneo Clausura y cayó mal, luego de que se le trancara la rodilla izquierda en el piso. Lo peor se veía venir y llegó: otra vez se había roto los ligamentos cruzados, pero en la rodilla opuesta a aquella que se rompió en el Tróccoli ante Cerro el 22 de marzo de 2018. En esa ocasión, estuvo 207 para volver. Ahora, la pandemia le estirará un poco más la vuelta.

“Sabía lo que afrontaba, sabía las dificultades del inicio. Me costó un poco más porque en este caso no pude apoyar el pie durante casi tres meses" 

Otra vez entre seis y siete meses de recuperación. Otra vez a ver a sus compañeros desde afuera. Otra vez el sufrimiento íntimo con la familia.

En el medio, y durante los primeros meses de esta pandemia, fue la cabeza visible de los futbolistas en la discusión con los dirigentes para ponerse de acuerdo en los montos a percibir por los complementos por el seguro de paro.

La entrevista que hizo Gargano con su representante, Pablo Boselli en la que le pidió disculpas a los dirigentes por sus dichos

También tuvo palabras contra los dirigentes (quienes en un principio pretendieron que dejara la institución por sus palabras ofensivas) y hasta una entrevista con su representante, Pablo Boselli en la que pidió disculpas.En aquella ocasión se había referido a los dirigentes en el programa Las Voces del Fútbol: "Hay gente que quiere jugar sucio. Si hablamos, vamos a sacarnos las caretas; esto es chiquito y todo se sabe. Me molesta que se quiera ensuciar a referentes, a gente que ya tenemos nuestra experiencia, que nadie nos regaló nada ni nadie le puso una pistola en la cabeza a nadie para que nos firmaran un contrato. Cada uno se gana lo que merece". Y luego había añadido: “Hay gente que quiere favorecerse diciendo ‘estamos haciendo las cosas perfectas para el club’, porque dentro de poco hay elecciones otra vez y van a intentar ser electos o reelectos otra vez para presidente o vicepresidente o estar dentro de lo que es el club porque a ellos les sirve. Hay gente que está jugando las cartas sucias, está ensuciando a jugadores, porque esos jugadores no es que crean problemas, sino que quieren lo mejor para Peñarol y hay gente de la dirigencia que no quiere lo mejor para Peñarol, quiere lo mejor para cada uno”, 

Luego, como se informó, llegaron las disculpas. "Si ofendí a alguien, pido disculpas", le dijo a Boselli.

La importancia de volver

“Me hacía falta como a todos nosotros volver a casa, volver a entrenar, reencontrarme con los compañeros es algo lindo y hay que empezar con todo”, dijo Gargano en su retorno a Los Aromos en una entrevista que realizó para las redes sociales del club.

El experiente volante se refirió a “la ayuda” que tuvo por el receso por el coronavirus. “Dentro de todo lo negativo, porque realmente fue negativo para todo el mundo, estar parado en este período, o recuperándome, trabajando individualmente con la sanidad, en mi caso me ayudó y mucho. La verdad que ayudó y no puedo negarlo”, sostuvo.

Se refirió a su vez, de la trascendencia de poder estar con su familia mucho más tiempo que lo normal: “Hay que aprovechar atacar otros puntos también, en los que uno disfruta un poco más de la familia, aprovecha, ayuda en casa, que hay veces que lo hace poco, pero con lo poco que hacía esta vez, era mucho”.

Sin apoyar el pie en tres meses

El Mota volvió el lunes 15 de junio a reencontrarse con sus compañeros, pero lo más importante es que de a poco empezó a tomar contacto con la pelota, algo que se extrañaba muchísimo.

Lunes 15 de junio: Gargano y la pelota otra vez en Los Aromos

Por eso fue una de las fotografías del día. Gargano y la pelota, dos amigos inseparables.

El futbolista habló de lo que fue su trabajo de reacondicionamiento luego de padecer nuevamente una lesión de esas características.

“Sabía lo que afrontaba, sabía las dificultades del inicio. Me costó un poco más porque en este caso no pude apoyar el pie durante casi tres meses. Eso también me impedía hacer muchas cosas en casa, pero con la ayuda de la familia que siempre me da una mano en momentos difíciles, para tirar unas lágrimas y seguir adelante, pude hacerlo”, explicó.

También habló de lo que significaron las negociaciones con los dirigentes como referente del grupo y pensando en sus compañeros: “De cada experiencia, de cada situación se aprende, ayuda a crecer como persona. El poder compartir, ayudar, estar, lo tuve que hacer como referente, de la normalidad de decir ‘hoy tengo que defender lo que es de los demás’, como ha pasado en otra época. Me tocó dar la cara, salir a luchar, a pelear, y salió positivo para lo que uno estaba buscando”.

Pensando en el clásico

Cuando vuelva el fútbol –el 1° de agosto, como todos los futbolistas quieren y se espera que se pueda dar– se jugará la cuarta fecha del Torneo Apertura, esa que indica que se viene el clásico ante Nacional y en el Estadio Centenario.

Gargano quiere estar esa tarde en la cancha, pero deberá esperar su evolución para ver cómo llega de aquí a 37 días.

Gargano el día en que se hizo el hisopado en el Centenario

Así lo resumió: “Es un clásico. Se juegue donde se juegue, hay que afrontarlo como lo venimos defendiendo desde un principio desde que me tocó llegar acá. Es el partido diferente, el que todos quisieran jugar. En este caso, después de una lesión tan larga, veremos cómo estoy, como siempre digo. Porque todos me preguntan: ¿llegás al partido?, ¿No llegás?’. Es una situación en la que uno se está preparando, estamos coordinando con el cuerpo médico, con el cuerpo técnico en todo lo que conlleva al cuidado, para llegar de la mejor manera. Uno no sabe si llega al 100%, pero trataremos de hacerlo de la mejor manera”.

Ese clásico se jugará sin público debido al protocolo que se debe cumplir por el coronavirus.

Al respecto, Gargano sostuvo: “No me lo imagino (a un clásico sin público). Una de las cosas que me motiva es la hinchada de Peñarol, sean cuantos sean. Porque realmente si son 2.000, si son 10.000 si son 50.000, más me motivan, pero en este caso vamos a tener que afrontarlo de una manera diferente. Tendré que imaginármelo. Ir cantando las canciones, lo que me pasa cuando entro a una cancha a calentar. Cuando la hinchada canta y escucho las canciones, me pongo a saltar y canto como si estuviera en la tribuna, pero tengo que concentrarme para jugar el partido”.

Todavía le falta el alta y seguir haciendo bicicleta, continuar con los trabajos para ejercitar el muslo y el posterior izquierdos.

Sin embargo, no pierde de vista el clásico. No quiere perdérselo y va a trabajar para llegar sí o sí.

Su historial ante Nacional dice que jugó 11 veces, de las cuales ganó cinco, empató cuatro y perdió dos.

Los clásicos de Gargano

Jugó: 11

Ganó: 5

Empató: 4

Perdió: 2

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...