Ricardo Gil Lavedra presentó “La hermandad de los astronautas”

Actualidad > DDHH en Argentina

Gil Lavedra: “Quiero creer que los que votan a Milei no reivindican la dictadura”

El ex integrante de la Cámara Federal en la Argentina, que juzgó y condenó a las Juntas de la última dictadura militar, presentó en Madrid su libro sobre aquella experiencia: “La hermandad de los astronautas”. Además, opinó sobre las próximas elecciones en el país y criticó las posturas sobre derechos humanos del candidato Javier Milei.
Tiempo de lectura: -'
13 de noviembre de 2023 a las 10:34

Quiero creer que los que lo votaron o van a votar a Javier Milei no lo hacen para reivindicar la dictadura. Este es un candidato antidemocrático, que no respeta los principios básicos de la democracia liberal. Milei es una clara involución”.

Sin medias tintas, Ricardo Gil Lavedra, ex integrante de la Cámara Federal que juzgó y condenó a las Juntas Militares argentina en 1985, respondió así sobre las elecciones del próximo domingo, ante una consulta de El Observador España.

El abogado pasó unos días por Madrid, con el fin de presentar “La hermandad de los astronautas”, un libro en donde revela “por dentro” detalles de aquel juicio trascendental en la Argentina reciente.

El ex juez estuvo en Olavide Bar de Libros, un espacio abierto por dos periodistas argentinos en el movido barrio de Chamberí, que se ha convertido en una parada ineludible de intelectuales y escritores latinoamericanos. 

Entre los presentes, quienes lo escuchaban y le hicieron preguntas, se encontraban el escritor y periodista argentino, Martín Caparrós, el editor Alejandro Katz y la reconocida escritora Claudia Piñeiro, esposa de Gil Lavedra.

¿Encuentra puntos en común entre La Libertad Avanza y los militares de la dictadura?, le plantearon desde la audiencia madrileña. 

Gil Lavedra fue contundente: “En el caso de Milei y (Victoria) Villarruel, tienen el mismo discurso que tenían los comandantes, la guerra y los excesos, cosas sinceramente absurdas porque la guerra también tiene sus normas, que es preservar a la población civil y sobre todo al enemigo detenido. Secuestrar, violar a las mujeres, torturar salvajemente, robarle sus pertenencias y asesinar clandestinamente no es una acción de guerra. No resiste ningún análisis. Lo que hicieron los militares fueron crímenes de guerra. Como lo que vimos recientemente en Israel con el ataque de Hamás”, expresó.

- Entonces, ¿por qué Milei cosecha votos en la sociedad argentina actual?, es la repregunta obligada.

“Confluyen muchísimas cosas. En los últimos 20 años es la primera vez que los regímenes autocráticos superan a las democracias. La democracia como sistema está retrocediendo en el mundo, de la mano de estos grupos que hacen pie en la frustración, el desencanto, el descontento que ha traído la democracia. No ha dado lo que se esperaba de ella”, se lamenta el jurista, también militante radical.

Desde ese espacio, aclara sobre el futuro del partido centenario: “El resultado electoral fue muy claro: Juntos por el Cambio perdió las elecciones. Hay que seguir perseverando en una alternativa de una democracia republicana, opositora a cualquier de las dos expresiones que van a competir ahora en la segunda vuelta electoral”.

EL JUICIO, EN BOLSAS DE SUPERMERCADO

Un dato para el asombro expuso la disputa permanente entre los dichos y los hechos en la Argentina. Una situación verdaderamente increíble.

El autor recordó que el Juicio a las Juntas fue grabado por el canal público (ATC): “Pusieron 2 cámaras fijas y grabaron 530 horas de audiencia”.

Pero en 1988, y ya alejados los magistrados del juicio de los despachos de la Cámara Federal, sobrevino el levantamiento militar que encabezó Aldo Rico en 1987 y 1988, por lo que los integrantes del Tribunal se reunieron privadamente para hablar sobre el temor de que hubiera otro golpe militar y se perdieran las grabaciones, el único registro de tantas atrocidades. 

“Un profesor de derecho penal, Eduardo Weidermann, que era presidente de una organización internacional con sede en Oslo hizo una gestión para que reciban en Noruega una copia del Juicio”, contó Gil Lavedra. Y continuó. 

“Fuimos sacando de a poco, del formato Umatic (que se utiliza en las grabaciones televisivas) a VHS, lo pagó Weidermann de su bolsillo. Y después armamos el viaje a Oslo a nuestra costa, nos repartimos los VHS del juicio en las valijas, con las medias y los calzones. Fuimos a Noruega y nos recibieron como héroes, nos recibió la Corte y el primer ministro. Llevamos los VHS en bolsas de supermercado y los guardaron al lado de la Constitución histórica del país. Y quedó una copia ahí del Juicio”. 

Pero lo acontecido con la documentación invaluable por su valor testimonial,  no termina ahí.

El ex juez reveló que “Salamanca tiene mucho ver con el Juicio, porque los casetes se estaban arruinando, y un profesor de Historia de la Universidad de Salamanca hizo una gestión para que le otorgaran recursos para que sean digitalizados. E incluso han clasificado todos los testimonios. Pero nos hemos enterado que esa copia no está completa, porque nos dijo el propio archivero general, que muchos de los casetes que estaban en ATC habían sido re grabados…con telenovelas”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...