Nacional > ENFRENTAMIENTO

Grave crisis en la Peluffo Giguens tras cese de Ney Castillo

La directiva lo cesó por “agravios intolerables”. Los médicos apoyan al fundador y denuncian haber rozado omisión de asistencia

Tiempo de lectura: -'

26 de diciembre de 2011 a las 12:17

La Comisión Directiva de la Peluffo Giguens cesó este lunes al médico Ney Castillo por sus “agravios intolerables” que hicieron que perdiera su confianza, dijo a El Observador el presidente de la fundación, Jorge Bartesaghi. “Castillo atentó contra la credibilidad y transparencia de la Fundación”, dijo.

Castillo, junto a los demás médicos y funcionarios de la Peluffo, brindaron una conferencia de prensa este lunes pidiendo públicamente la renuncia de Bartesaghi. “Nunca hubiéramos deseado tener que hacer esta conferencia”, comenzó diciendo Castillo ante los medios de comunicación. El médico anunció que los fondos “se están destinando a fines equivocados”.

Los médicos denunciaron haber rozado la “omisión de asistencia” por falta de medicamentos oncológicos. La Comisión Directiva rechazó la compra de fármacos por cuestiones “económicas”, se informó en la conferencia de prensa.

El equipo médico de la fundación rechaza que la Comisión Directiva destine US$ 2 millones para la instalación de un centro de Telemedicina. Según los profesionales, el centro asistencial tiene otras prioridades como son una Unidad de Cuidados Paliativos, un área para internación adolescente, entre otros.

“La resolución la tomamos en la mañana a raíz de que el doctor Castillo había agraviado al consejo directivo pública y gratuitamente con manifestaciones realizadas a Búsqueda la semana pasada, exponiendo a la fundación con aseveraciones que son falsas e injustas”, señaló Bartesaghi.

El presidente de la fundación manifestó que mientras él priorizó la imagen de la fundación –no queriendo contestar a las acusaciones de Castillo-, el ex candidato a la intendencia y presidente de la Federación Uruguaya de Básquetbol propinó “agravios intolerables que hacen perder la confianza”. Bartesaghi acusó a Castillo de realizar “calificaciones desagradables a personas que no se lo merecen”.

La carta que se le envió al presidente de la fundación en la que se manifestaba el desacuerdo con el manejo de los fondos estaba firmada por los médicos y personal de enfermería de la Peluffo Giguens. En la conferencia de prensa que llevó adelante Castillo en la sede del Sindicato Médico del Urguay estaba acompañado por los demás médicos y enfermeros de la fundación. “El titular de esto es obviamente Castillo. Él es el que dirige todo este proceso”, señaló Bartesaghi.

“Empezaron a modificar posiciones. Primero se imputó falta de medicamentos, de tecnología y de recursos humanos. Luego eso se descartó. Los medicamentos, no los tiene que proporcionar la Fundación, es el Ministerio. ASSE, en este caso, es el que proporciona los medicamentos. También hemos agregado medicamentos por circunstancias excepcionales. Todo lo que digo se puede probar... Luego salen diciendo que en realidad el Plan de Integración de Telemedicina les molesta. No entiendo por qué. Se alude a que no es el objetivo de la fundación. Le voy a decir que además de la resolución presidencial, del interés ministerial, cuenta con el aval de casi 70 cátedras. Todas las universidades apoyaron esto como algo fantástico”, agregó.

La inversión en el centro de Telemedicina es uno de los grandes diferendos con las autoridades, a raíz de que los médicos consideran que deben ser otras las prioridades de la fundación. “¿Qué molesta? Es para todos los demás niños, es para los grandes, los chicos, los viejos, los públicos y los privados. Eso molesta. La fundación se considera permanente deudora de la sociedad uruguaya por la sencilla razón, no de los fondos que recibe, sino por la credibilidad que hemos tenido siempre. Entonces, si puede hacer algo más que favorezcan a más personas, me parece que nadie tiene derecho a oponerse”, dijo Bartesaghi.

Castillo es uno de los fundadores de la Peluffo Giguens. Es director del Servicio de Hemato Oncología Pediátrica del Hospital Pereira Rossell, así como también director del Servicio de Transplante de Médula Ósea de la Asociación Española; también es presidente del grupo latinoamericano de investigación en cáncer de niños.

Consultado acerca de cuánto puede perder la fundación desde el punto de vista del tratamiento con el alejamiento de Castillo, el abogado Bartesaghi respondió: “No creo que pierda nada. Hay un equipo médico. El cáncer tiene un tratamiento protocolarizado. Yo confío en la Academia, en Medicina. No se va a caer el mundo porque Castillo no siga. Y con esto no lo quiero disminuir”.

Las voces en contra del cese

El vicepresidente de la Peluffo Giguens, Gerardo Zambrano, dijo a El Observador que es un “disparate” haber cesado a Castillo. Zambrano y Rodolfo Oppenheimer, ambos integrantes de la Comisión Directiva, votaron en contra de la determinación tomada en la mañana de este lunes.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...