Cargando...

Tecnología > DISPOSITIVOS

Guerra de patentes

Los fabricantes registran sus ideas para dar a conocer su visión de futuro pero también para plantarle cara a la competencia; aquí siete planes de la industria de la telefonía móvil

Tiempo de lectura: -'

26 de agosto de 2017 a las 05:00

El primer "smartphone" fue lanzado en 1992. Su nombre fue IBM Simon, tenía pantalla táctil y por US$ 899 su propietario podría disfrutar de 30 a 60 minutos de batería, hacer llamadas, enviar faxes y correos electrónicos e incluso jugar. No obstante, la industria de los smartphones tardó más de 10 años en cobrar fuerza. Y fue ahí cuando comenzó la guerra de patentes.

El sistema de registro de patentes está diseñado para promover la innovación y proteger las ideas originales. Pero también encarna una lucha por la supremacía en la industria de la electrónica de consumo. Muchas patentes nunca ven la luz (por ejemplo, hace cinco años Amazon patentó un "airbag" para celulares para evitar roturas, algo que nunca pasó de ser un dibujo), pero son creadas para evitar que la competencia lo haga primero. En el mercado se le llama "patentes defensivas".

Por eso muchos fabricantes compran estratégicamente otras compañías para sus patentes. Por ejemplo, la compra de Motorola Mobility, Inc. por Google en 2011 incluyó la adquisición de 17 mil patentes. En 2016, Xiaomi compró unas 1.500 patentes de Microsoft con el fin de vender sus dispositivos en nuevos mercados.

Batallas legales

Un smartphone puede tener miles de patentes. Existe un grupo importante conocidas como las standard-essential patents que se consideran imprescindibles para cumplir con los estándares actuales de conectividad LTE, wifi, Bluetooth, USB, entre otros.

Las compañías que poseen estas patentes están obligadas a negociar la venta de su licencia de uso a terceros. Qualcomm, una empresa estadounidense que fabrica chips para teléfonos móviles, obtiene más beneficios por los royalties que le reportan sus patentes que vendiendo sus productos.
En 2014, un ejecutivo de Intel y dos abogados especializados en patentes publicaron el estudio The Smartphone Royalty Stack en el que analizaban que los fabricantes debían pagar US$ 120 en licencias por un móvil estimado en US$ 400, casi el mismo coste que los propios componentes del mismo.

Recientemente, Apple se vio obligada a pagar US$ 506 millones a la Universidad de Wisconsin por violación de patentes. Empresa e institución se disputaban la paternidad de un circuito predictor de movimientos del usuario sobre la pantalla de un smartphone.

También este año, la compañía china Huawei ganó en China su primera batalla legal contra la surcoreana Samsung por haber vulnerado sus derechos de propiedad intelectual. La última fue condenada a pagar US$ 11,6 millones por ocho patentes de estándares de redes móviles y otras cuatro sobre teléfonos. Samsung consideró que estas demandas eran "irracionales" y anunció acciones similares por la violación de seis de sus patentes sobre redes de telecomunicaciones y sistemas de almacenamiento de datos.

Ideas

Muchas veces las empresas se ponen muy creativas y registran ideas que no se pueden hacer realidad porque la tecnología no lo permite o porque las tendencias del mercado apuntan en otra dirección. En 2009, Apple ingresó una patente de smartphones que se cargan con luz solar. Quizás sea una realidad en un futuro, al igual que estas ideas presentadas por grandes de la industria.

motorola patente.jpg

undefined



Lector de huellas dactilares


Para allanar el camino para una verdadera pantalla sin marco, Apple presentó tres patentes sobre tecnologías que eliminan la necesidad de un sensor de huella digital físico. En su lugar, el sensor estaría justo debajo de la pantalla. Otra patente de Apple describe el uso de una lente electroestática que detecta el campo eléctrico del dedo. El sensor de huellas dactilares no tiene necesariamente que estar confinado a un solo punto como el botón de inicio sino que las empresas buscan ampliarlo a toda la pantalla. Esto abriría la posibilidad de configuraciones de huellas múltiples en un nivel mucho más alto de seguridad.

Pantalla autorreparable

Motorola parece estar intentando fabricar un smartphone cuya pantalla se autorrepare, según una de sus patentes. En ella se describe una tecnología que tiene la capacidad de arreglar grietas y deformaciones mediante un sistema que aplica calor sobre la pantalla desde el interior del celular, volviendo a su lugar un polímero especial protector del cristal. Motorola advierte, no obstante, que el procedimiento no es perfecto, por lo que no podrá reparar completamente cualquier tipo de rotura.

Cámara fotográfica

Carl Zeiss, empresa conocida por sus lentes de fotografía de gama alta, patentó un sistema de zoom óptico para los nuevos móviles Nokia. Este sistema se compone de un grupo de lentes instalado de forma permanente que irían alternándose entre sí en base a un pequeño motor giratorio. Ello permitiría cambiar de una lente a otra y ofrecer distintas distancias focales a la hora de realizar una fotografía determinada.

Carga inalámbrica

La firma Sony se aseguró la patente número US 20170064283, la cual describe "un método para configurar la transferencia inalámbrica de datos y energía entre dispositivos electrónicos de consumo". La idea de la empresa es combinar la tecnología NFC (Near field communication) con la carga inalámbrica, de forma que además de transferir datos el dispositivo pueda alimentar su batería gracias a otros equipos. El terminal se encargaría además de buscar fuentes de energía inalámbricas cercanas para avisarle a su usuario, de la misma forma que un smartphone actual detecta redes wifi disponibles.

apple patente carga wifi.jpg

undefined


Datos médicos

De acuerdo a una patente otorgada a Apple, un futuro iPhone podría permitir que el dueño ponga su dedo sobre la cámara frontal para obtener una serie de datos como saturación de oxígeno, presión arterial, hidratación de la sangre, entre otros. El sensor de proximidad y de luz también serían usados. También se describen sensores adicionales en el lado frontal del móvil capaces de funcionar como un electrocardiograma.

Celulares flexibles

Tanto Samsung como Apple y Microsoft, entre otras empresas, han explorado el concepto de smartphones plegables desde al menos 2013. En su patente, Apple describe que la pantalla utilizaría nanotubos de carbono para permitir que la pantalla se pliegue por la mitad. Samsung, por su parte, trabaja en un prototipo con una especie de bisagra que, al plegarse, ocultaría la pantalla en el interior y se vería una pantalla secundaria en el exterior. Microsoft no se queda atrás y en s patente muestra un celular que puede desplegar su pantalla hasta el tamaño de una tableta y replegarse para convertirse en móvil de nuevo. La clave está en su eje central; una de las mitades de la pantalla se convertiría en el teclado.


Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...