Huawei apuesta fuerte a la inteligencia artificial

La firma china lanza una generación de móviles para competir con Apple y Samsung

Tiempo de lectura: -'

17 de octubre de 2017 a las 10:40

La mala fama de los móviles chinos es ya cosa del pasado. De clones de dudosa calidad, los terminales fabricados en el gigante asiático han pasado en pocos años a plantar cara a los de Samsung y Apple. Prueba de ello es el Huawei Mate 10 que la compañía asiática presentó en la ciudad alemana de Múnich y que por precio y prestaciones está llamado a dar la batalla.

Huawei ya superó a los de Cupertino como segundo mayor fabricante mundial durante los meses de junio y julio, según datos de la firma de análisis Counterpoint Research.

Una situación que podría volver a repetirse si, como apuntaba hace algunas semanas The Wall Street Journal, el lanzamiento del iPhone X finalmente se retrasa por problemas en la cadena de producción. Si esto sucediera, el nuevo buque insignia de los de Cupertino llegaría al mercado con la Navidad casi empezada mientras que los terminales de sus rivales -como el Galaxy Note 8 de Samsung o el propio Mate 10 de Huawei-, habrían dispuesto de algunas semanas extra en las estanterías de las grandes superficies.

Como ya hiciera Apple en setiembre, Huawei no presentó uno sino tres nuevos modelos de terminal: el Mate 10, que estará disponible partir del 2 de noviembre por 699 euros en la versión de 64GB; el Mate 10 Pro, 100 euros más caro que el modelo anterior; y el plato fuerte de la presentación: el Mate X Porsche Desing. Una versión más exclusiva del teléfono que, en un guiño a la competencia, Huawei ha bautizado como X. Su precio, 1.395 euros, supera al de la edición del décimo aniversario de los de Cupertino.

Teléfonos más inteligentes

La gran apuesta de los grandes fabricadores este año no está en la renovación de los diseños de sus terminales -a la vista está-, ni en seguir aumentando el número de cámaras traseras. La verdadera batalla acaba de iniciarse y pretende convertir a los smartphones en auténticos asistentes gracias a la inteligencia artificial.

El nuevo Mate 10 funciona con el procesador Kirim 970 de Huawei, un chip que ya fue presentado en la feria de tecnología IFA de Berlín a principios de setiembre y que se dio a conocer como el primero de la compañía en tener inteligencia artificial real. Aunque es un término todavía inmaduro y, sobre todo, complejo para vendérselo a los consumidores, lo cierto es que estos terminales son capaces de aprender poco a poco del comportamiento del usuario. Por ejemplo, en la fotografía, mediante el reconocimiento de personas, situaciones, escenas, animales, objetos... Es decir, que un nuevo usuario que adquiera un Mate 10 no notará realmente la Inteligencia artificial de su nuevo teléfono.

Se trata de una tecnología en pleno desarrollo pero que, según los fabricantes, marcará la telefonía en los próximos años. Apple, por ejemplo, ya ha apostado por la inteligencia artificial en sus nuevos iPhone, con el reconocimiento de rostros y en la cámara de fotos, mientras que Google ha dado un paso más allá con sus nuevos Google Pixel 2. En la presentación que realizó hace unos días, el gigante buscador demostró que emplea esta tecnología para las fotografías en modo retrato con una sola cámara o para analizar las instantáneas más a fondo, incluso reconocer texturas o un enlace a una web.

Comentarios