Estilo de vida > DECORACIÓN

Interiorismo: la quinta fachada

La luz natural es la gran materia prima de esta vivienda proyectada en un predio de 280 m2 en el barrio de Buceo por el estudio Berthet-Méndez-Taranto. Estética contemporánea, mucha luz cenital y del oeste, en una casa que mira al cielo y al jardín

Tiempo de lectura: -'

12 de agosto de 2017 a las 05:00

por Ina Godoy / producción Agustina Amorós

El estudio integrado por Marcela Berthet, Cecilia Méndez y Perla Taranto suele incorporar en sus proyectos algo que era habitual en las casas antiguas. Además de la fachada al frente, la posterior y las laterales (que al ser medianeras deben ser ciegas), ellas toman en cuenta la quinta fachada, que corresponde al techo de la casa. La vivienda familiar de la arquitecta Perla Taranto no fue una excepción y tiene un gran lucernario central, a manera de claraboya moderna, que riega de luz natural la doble altura del comedor.

perla 6


Anticipándose quizá a los cambios que experimentaría el barrio, decidieron volcar la casa hacia el fondo, ubicado en el oeste del terreno. En la planta baja se dispusieron el hall de entrada, el living, el comedor, un playroom, un baño social, la cocina, el área de servicios y el jardín. En la planta alta se estableció el espacio privado, con los dormitorios alrededor de un pasillo que se sirve de la doble altura para balconear a la planta baja, lo que establece un vínculo entre ambos niveles.

Una materialidad noble y sencilla integra revoques de colores neutros, madera, piedra, hierro y hormigón: elementos y texturas que 15 años después de la construcción mantienen su vigencia. Taranto asegura que los metros cúbicos son más importantes que los metros cuadrados: "Las personas a veces se preocupan demasiado por las medidas pero consideramos que es mucho más importante una buena espacialidad, un buen recorrido, un paseo arquitectónico que habla más de buenas sensaciones que de meras dimensiones".

perla 11

Muro de piedra arenisca que continúa por dentro, ladrillo con junta enrasada pintado, pavimento de adoquín, muro medianero verde de caña de bambú y una puerta lateral que ofrece acceso íntimo y reparado.

perla 3

El hall de entrada recibe luz cenital mediante un lucernario y luz de la calle a través de una abertura en L que atraviesa los dos niveles. El muro de piedra arenisca también recorre ambos niveles, por dentro y por fuera de la casa. La escalera es de hierro y madera.

perla 2

La estufa de leña protagoniza este ambiente, con un marco premoldeado de hormigón que fue hecho durante la obra. A ambos lados se ubicaron nichos con estantes de madera. El cuadro es de Diego Lev.

perla 1

A pesar de compartir el ambiente con el living, el comedor es el gran privilegiado por el manejo de la luz cenital que aporta el lucernario central y acentúa la doble altura. Una abertura en forma de raja vertical refuerza la sensación a la vez que lo vincula con el jardín.


perla 4

Ubicado en el extremo oeste del predio, ornamentado por una enredadera y un nogal vecinos, y un camino de álamos propios que recorre una de las medianeras, el jardín recibe y conduce el sol del oeste hacia el interior de la casa.

perla 8


Sutilmente vinculada al comedor por una barra, esta cocina semiintegrada mantiene el sector de elaboración oculto y cuenta con heladeras panelables, integradas al equipamiento en la parte que se mantiene a la vista. Toda la carpintería interior es de caoba y las puertas fueron diseñadas con una buña de acero inoxidable.

perla 7

El dormitorio principal está coronado por una puerta ventana con cortinas venecianas de madera y un modesto balcón que asegura la vista al jardín desde la segunda planta. Como en el resto de la casa, la carpintería es de caoba. La butaca nórdica muestra la preferencia de Taranto por las líneas puras. El cuadro es de Diego Lev. El dormitorio principal tiene vestidor y baño privado, con equipamiento en acero inoxidable y vidrio diseñado por Taranto. Las puertas son de caoba y tienen buñas de acero inoxidable.

perla 9

Separados por el espacio de la doble altura, los dos dormitorios infantiles se ubicaron enfrentados al cuarto principal, comparten un baño y el pasillo que balconea a la planta baja.

perla 5


Héctor Vilche, alumno de la escuela de Joaquín Torres García, es el autor de este bajorrelieve realizado en yeso. La dueña de casa recuerda que lo vio en un remate, le encantó, y luego sus primos se lo regalaron de sorpresa. "Como ya lo tenía cuando proyectamos la casa, pudimos buscarle un lugar privilegiado, que se disfruta desde ambas plantas, enmarcado por un juego sutil de líneas y buñas, y bañado de luz natural del lucernario".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...