Fútbol > Lucha de poder

Intervención en la AUF: los jugadores quieren que se liciten derechos de TV

Tiempo de lectura: -'

28 de agosto de 2018 a las 22:50

Los jugadores de fútbol liderados por el excapitan de la selección Diego Lugano como figura visible, y ahora por Andrés Scotti como representante en el comité interventor de la AUF, plantearán que el nuevo estatuto otorgue más poder a los “grupos de interés” que  solicitaron la intervención de FIFA en detrimento de los clubes de Primera División, y a su vez, más restrictivo para las funciones de la Asamblea de Clubes, en particular para que no decida sobre la venta de activos económicos, que se deberán decidir por procesos públicos y competitivos.

En ese sentido proponen un estatuto con más equilibrios de poder respecto a la última versión de abril, que fue el último texto normativo negociado entre la asociación y la FIFA, y que ya era resistida por los clubes.
Los grupos de interés que solicitaron la intervención fueron los futbolistas, árbitros y la Organización del Fútbol del Interior (OFI), pero además reclaman más poder de decisión para el gremio de entrenadores, el Futsal, el fútbol femenino y eventualmente otros organismos, como la Liga Universitaria.
Uno de los puntos principales que pretenden introducir es que la venta de activos pertenecientes a la asociación se haga a través de procedimientos competitivos en los que se imponga la oferta más alta, en lugar de que sea la Asamblea de Clubes la que defina por votación la oferta ganadora, como sucede en la actualidad.
Esa decisión incluye la venta de los derechos televisivos del fútbol uruguayo y de la selección, la principal fuente de ingresos de la AUF. 

En la actualidad, los derechos del fútbol uruguayo están negociados con la empresa Tenfield de Francisco Casal hasta 2025.
En los hechos, el planteo de los jugadores implica una menor concentración del poder de decisión en la AUF, lo que resta más poder a los clubes de Primera división que también ya estarían cediendo buena parte de su peso en la Asamblea de Clubes con el nuevo estatuto.

Según los jugadores, esos puntos ya forman parte de las obligaciones que impone FIFA en los estatutos que se han aprobado en diferentes asociaciones nacionales, como Argentina. El rol de los jugadores, según informaron a Referí las fuentes, es oficiar de garantes del cumplimiento de esos puntos.

Las principales exigencias concretas de los jugadores a partir de la creación del comité interventor serán la participación de los jugadores en las asambleas, auditorías, fair play financiero y exámenes de idoneidad para los dirigentes.

Según la versión del último estatuto negociado entre la AUF y FIFA, el nuevo Congreso tendría 16 votos para cada club de Primera, 6 para Segunda Profesional, 6 para OFI, uno para la Segunda Amateur, uno para el fútbol femenino y uno para el futsal. La nueva variante repartiría aun más ese poder, dándole ingreso a los futbolistas y entrenadores, y achicando el porcentaje de Primera.

Los planteos de los jugadores, que están incluidos en documentos que presentarán en los próximos días incluyen conceptos como  “reglas claras” y “orden”, para “ganar todos, principalmente el hincha”.

Intervenida

En paralelo, la intervención de FIFA en la AUF comenzó su fase ejecutiva este martes cuando los dos emisarios de Conmebol y el de federación internacional arribaron a la sede de la calle Guayabos para darle el poder al Comité de Regularización que pasará a tomar el comando del fútbol uruguayo hasta febrero de 2019. 

La comitiva extranjera arribó a la AUF partiendo desde el hotel Sheraton, donde se alojaron el domingo de noche y realizaron el lunes una serie de entrevistas para elegir a los integrantes de la comisión. 

La llegada estaba prevista para la hora 15.30. Esperaban puertas adentro los tres neutrales que quedaban del desflecado consejo ejecutivo de Wilmar Valdez, presidente renunciante el pasado 30 de julio en medio de un escándalo de audios, grabaciones y un supuesto delito de extorsión que está siendo investigado en la Justicia: Roberto Pastoriza, Alejandro Balbi e Ignacio Alonso.  

Recién sobre la hora 16.40 llegaron los visitantes para tomar el poder de la AUF.

En un coche blanco llegó Andrés Scotti junto con los delegados extranjeros: la paraguaya Fátima González, representante de Conmebol, y el argentino Jair Bertoni, emisario de FIFA e hijo del campeón mundial en 1978, Daniel Ricardo Bertoni. 

En un auto negro ingresó inmediatamente después el senador Pedro Bordaberry, quien portones adentro saludó con un abrazo a Andrea Lanfranco, secretaria general ejecutiva de la AUF desde 2015.  Cinco minutos más tarde, y a pie, llegaron Eduardo Ache y Fernando Goldie, quienes coincidieron en decirle a la prensa que llegaban para “ buscar lo mejor para el fútbol uruguayo”. 

Cuando parecía que el encuentro pintaba para largo, los medios fueron invitados a ingresar 25 minutos más tarde de los arribos. 

Bertoni fue quien tomó la voz cantante para leer un comunicado. El emisario de FIFA anunció así que el Comité de Regularización de la AUF tendrá como presidente al senador colorado Bordaberry, quien estará acompañado en sus funciones por el diputado blanco Armando Castaingdebat y el exfutbolista de la selección uruguaya Andrés Scotti. Resta definir al cuarto y último miembro que también provendrá de filas de la política y no del fútbol. Por su parte, también quedó confirmado que el comité consultivo quedará integrado por Eduardo Ache, Fernando Goldie e Ignacio Alonso.

Bajas

Según pudo saber Referí de filas de Peñarol, Goldie –dirigente de entraña aurinegra– se bajó para que también lo hiciera Ache, expresidente de Nacional, de modo tal que el comité no tuviera la presencia de un grande y no del otro luego de que la intervención tomara un cariz marcadamente político.

¿Por qué se bajó Alonso? Según pudo saber Referí con base en fuentes dirigenciales, el actual secretario de asuntos económicos de la AUF fue propuesto para ser el quinto integrante del comité, pero lo rechazó. A pedido de los interventores, sí oficiará en el rol de consultante en temas administrativos. 

Dentro del comunicado leído por Bertoni se destacó que el objetivo principal de FIFA, Conmebol y el nuevo comité es que se que se cumpla la aprobación del nuevo estatuto. Una vez aprobado, que se llame nuevamente a elecciones en la AUF. 

Además el comité deberá perseguir como objetivos una mayor transparencia operativa, participación de la mujer en el fútbol, crecimiento de fútbol femenino, marcar una clara división de sus poderes y hacer especial hincapié en la inclusión de todos actores relevantes del fútbol en Uruguay.

Así, lo que el lunes pintaba un panorama de comité integrado por Bordaberry, Ache, Goldie, Scotti y el exneutral –del ejecutivo de Sebastián Bauzá– Miguel Sejas, terminó conformado por cuatro integrantes (uno a confirmar de tiendas del Frente Amplio), tres de ellos de la arena política y uno del fútbol sin cargo dirigencial previo, como Scotti.  l
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...