iOS 10.2.1 está terminando con los apagados imprevistos del iPhone 6 y 6s

La falla se debía a la distribución de energía en la batería

Tiempo de lectura: -'

24 de febrero de 2017 a las 10:57

La última actualización de iOS (10.2.1) fue lanzada a principios de este año con el propósito de solucionar un problema sufrido por los iPhone 6 y iPhone 6s: muchos usuarios experimentaban apagados repentinos sin motivo alguno. Según informó Apple al sitio TechCrunch, esta nueva versión del sistema operativo parece estar solucionando el problema.

La falla se debía a la distribución de energía en la batería de los dispositivos iPhone 6 y iPhone 6s más antiguos. El software no distribuía bien la energía, llevando a que el teléfono se apagara al interpretar que no había más batería.

iOS 10.2.1 ya se encuentra en más del 50% de los dispositivos activos que usan el sistema operativo de Apple. Según afirmó la empresa, el porcentaje de usuarios que experimenta este problema se ha reducido en más del 80% en el iPhone 6s y en más del 70% en el iPhone 6.

Apple aseguró que también ha añadido con la nueva actualización la capacidad de que el teléfono se reinicie sin necesidad de conectarse a la alimentación luego de experimentar una de estas fallas.

"Es importante tener en cuenta que estos apagados inesperados no son un problema de seguridad, pero entendemos que puede ser un inconveniente y queríamos solucionar el problema lo más rápido posible. Si un cliente tiene algún problema con su dispositivo, puede ponerse en contacto con AppleCare", expresó la compañía a TechCrunch.

Comentarios