Tecnología > Videojuegos

Más marines uruguayos al espacio exterior

El videojuego Iron Marines lanza su mayor expansión y vuelve a apuntar a China

Tiempo de lectura: -'

23 de septiembre de 2018 a las 05:03

Matías Castro  
Especial para El Observador

Un año después de haber lanzado su primera versión, el videojuego uruguayo Iron Marines publicará a fines de este mes su mayor expansión, llamada Borealis que, por su tamaño, sería casi una secuela. Equivale aproximadamente a un tercio más del juego que ya estaba disponible y se desarrollará en un planeta nuevo. Todo esto que parece nuevo estaba ya planificado desde que se comenzó a gestar el primer juego, explicó Gerson Da Silva, integrante del equipo de desarrollo de IronHide Games (empresa responsable del exitoso Kingdom Rush).

Iron Marines es un juego de estrategia en tiempo real en el que el jugador debe controlar a un ejército que recorre distintos planetas mientras enfrenta una amenaza alienígena. La particularidad es que hay que colocar torres defensivas de distinto tipo y al mismo tiempo manejar personajes y cambiar los roles de las tropas durante las batallas. Por eso mismo las estrategias van cambiando a medida que se recorren los planetas del juego.

El primer juego se desarrollaba en dos planetas, pero en los mapas ya se insinuaba uno tercero, que estaba en sombras. Ese es Borealis, un lugar helado e inhóspito que ahora se revela y se puede recorrer.

Sin embargo, los enemigos, una raza llamada Raads a la que se enfrentan los héroes, no son nativos del planeta. Además se presentan otras dos razas. Una aliada, que sí es nativa del planeta y que de aspecto se parece al yeti; y otra enemiga, que se forma por una especie de lobos árticos. “El agregar esta nueva raza, que es básicamente enemiga de todos, lleva al jugador a lidiar con dos fuerzas a la vez y cambia la forma en que hay que resolver las pantallas”, apuntó Da Silva.

Aunque se trata de un juego casual, es decir, pensado para ser usado en cualquier situación cotidiana, tiene un guión desarrollado entre los integrantes del equipo de IronHide. “Quisimos que cada planeta tuviera una historia propia y que la narrativa de cada uno se terminara en ese planeta. Luego hay subhistorias que se van agregando y que, en el conjunto, muestran una narrativa más emergente, más global. Esa historia explica qué son los Iron Marines, qué es la federación de planetas y cómo es ese universo”, agregó el desarrollador.

El principal reto que enfrentó el equipo fue el de generar todo el contenido nuevo que exigía lo que se habían planteado dentro de cierto plazo. “El mayor elemento agregado es que hay una dimensión aérea, con vehículos que vuelan, y esto cambia bastante cómo funciona el terreno porque de hecho no habíamos pensado en hacerlo así”, contó. Dentro de esos nuevos mecanismos de funcionamiento y retos al jugador que debieron programar entre nueve personas, aparecen terrenos congelados y quebradizos, avalanchas y plantas explosivas entre otras cosas.

De Uruguay a China

El lanzamiento del primer Iron Marines, hace un año, representó para IronHide el desafío de crear un juego que creciera con independencia del éxito que habían cosechado con el Kingdom Rush. Antes de este habían publicado Clash of the olympians, en 2010, pero a partir de 2011 se dedicaron solamente a las secuelas del Kingdom Rush (de hecho, se anuncia la cuarta parte para los próximos meses).

Si bien no tuvo el impacto masivo del Kingdom, Iron Marines consiguió una salida auspiciosa. Una nota en la revista Forbes en enero de este año lo ubicó entre los cinco mejores juegos para Android. Además, llegó a ser descargado más de 100 mil veces a través del Google Play y los usuarios le dieron un puntaje de 4.8.

Tiene traducción a 12 idiomas, de las cuales las más recientes han sido en indonesio y chino tradicional. Da Silva explicó que los dos países donde Iron Marines ha tenido más impacto son Estados Unidos y China, aunque en Corea, Canadá y el Reino Unido tuvo también un número significativo de descargas. 

La llegada fuerte a China ha sido para ellos una sorpresa que trajo varios aprendizajes. Si bien es uno de los mercados más codiciados por los desarrolladores, tiene algunas particularidades que no pasan por el idioma. Los juegos deben ser adaptados a las normas que impiden exhibir sangre, determinan cómo mostrar las muertes de personajes e incluso prohíben el uso de calaveras. Para esto último, relató, en la versión que se descarga en China optaron por sustituir las calaveras por cabezas de alienígenas.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...